martes 17 de mayo de 2022
Santa Fe espionaje | Organismo de Investigaciones | Marcelo Sain

Sain negó el espionaje ilegal y calificó a uno de los fiscales del caso como el "empleado de Pullaro"

El exministro de Seguridad y del Organismo de Investigaciones se refirió a la filtración de las supuestas "carpetas" y sostuvo que la Fiscalía prepara el terreno para persuadir a la opinión pública. "Los fiscales están jugando al juego político", dijo a AIRE.

Marcelo Sain, el exministro y director del Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación, actualmente investigado por presunto espionaje ilegal a empresarios, funcionarios judiciales y políticos, se refirió a la filtración de personas y empresas que habrían sido espiadas durante su gestión al frente de la cartera de Seguridad por lo que acusó a los fiscales del caso, Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez, de hacer “juego político”.

“Los fiscales tienen que hablar en las audiencias imputativas y dentro del marco del expediente judicial, pero evidentemente chivean a la prensa porque lo que hacen es preparar el terreno en materia de opinión pública. Eso es lo que técnicamente se llama lawfare”, dijo a AIRE Digital el hoy asesor del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Según Sain, la reciente filtración fue una estrategia de la Fiscalía para luego condicionar a los jueces penales a los que en un futuro les toque intervenir por la causa que hasta el momento no tiene ninguna imputación formal. “Como tienen poco desde el punto de vista penal o nada conforme a la acusación que han hecho, van preparando el terreno de la opinión pública entallada por los medios, la mayoría de los cuales está con ellos, con el bloque histórico de poder, a los efectos de poder condicionar mañana a los jueces que tengan que expedirse cuando nosotros seamos imputados porque me imagino que en algún momento nos imputarán”, dijo.

Allanamiento espionaje.jpg
Policías del OI allanaron la sede del Ministerio de Seguridad en Rosario en noviembre pasado.

Policías del OI allanaron la sede del Ministerio de Seguridad en Rosario en noviembre pasado.

El ministro además negó haber ordenado recopilar información sobre personas o empresas fuera de una pesquisa judicial. “Mientras yo estuve en el Ministerio de Seguridad y en el Organismo de Investigaciones nunca ninguno de esos grupos fue objeto de ninguna investigación criminal y nosotros nunca hicimos algún tipo de actividad de seguimiento ni perfilamiento ni nada de aquello que no esté en una causa judicial”, se defendió.

Sain además resaltó que las verdaderas irregularidades fueron cometidas en el Organismo de Investigaciones cuando estuvo al frente Víctor Moloeznik, actual subdirector del Organismo de Investigación del MPA. “Cuando llegué al Organismo de Investigaciones en marzo del año 2021 (después de su paso en el Ministerio de Seguridad) encontré un montón de investigaciones llevadas a cabo, bajo la conducción de Moloeznik, que estaban sin directivas de investigación y las denuncié a todas en la auditoría general de control y la auditoría, también esbirra de Baclini, la desestimó inlimine y sin considerar ese conjunto de denuncias. Fueron cinco presentaciones que yo les hice a la auditoría. Con lo cual evidentemente están queriendo tapar todo esto”, denunció.

— ¿Usted niega que esos perfiles que trascendieron se investigaron en el ministerio de Seguridad sin una orden judicial?

— Si fueron investigados de forma paralela no fueron investigados con el consentimiento de nosotros mientras estuvimos en la conducción del Organismo o del Ministerio. Pero si fueron investigados dentro del marco de causas judiciales donde todavía no hay imputación están en un problema porque están ventilando investigaciones en curso.

Te doy un ejemplo. Tal empresario de los medios fue perfilado porque se le pidió a Sudamericadata el perfil. Sudamericadata es una base de datos que maneja información pública. Y se le hizo el perfil, la pregunta que yo hago ¿y si está siendo investigado en este momento y todavía no hubo imputación? O sea, ¿en la audiencia imputativa vamos a tener que ventilar lo que es secreto procesal?

Ministerio de Seguridad allanamiento organismo de investigaciones 2.jpg
El Ministerio de Seguridad de Santa Fe, ubicado en Primera Junta y 9 de Julio.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe, ubicado en Primera Junta y 9 de Julio.

Vamos a suponer que yo sé que está siendo investigado ese empresario de los medios, ¿tengo que decir en mi defensa que está siendo investigado? Para violarle la estrategia investigativa de los fiscales que participan de esa investigación. ¿Te das cuenta en el vericueto en el que se metieron?

— En la lista aparecen el nombre de fiscales del Ministerio Público de la Acusación y hasta el del juez federal Marcelo Bailaque…

— Eso es todo mentira. Eso es imposible porque no fueron objeto de ninguna investigación, a no ser que me digas Serjal o Ponce Asahad. Te reitero, el perfilamiento es cuando vos tomás una causa (constituida por orden fiscal) y vos tenés que hacer un panorama general y lo que haces es el barrido de fuentes públicas. En la explotación de esas fuentes están las bases de datos en cuestión que las usan los periodistas, los bancos, cualquiera. Cuando vos entras a Sudamericadata, muchos periodistas lo hacen, no están haciendo inteligencia están pagando 800 pesos por mes a una base datos para poder tener información pública que te brinda de una persona determinada.

Porque sino una cámara de seguridad, que está mirando lo que está pasando en la ciudad sería una forma de espionaje del intendente y del gobierno provincial a todos los ciudadanos que pasamos por ese lugar. Y esas cámaras se utilizan como instrumento de cargo.

— ¿Usted pidió que esta causa pase al fuero federal?

— Yo me autodenuncié en la Justicia federal (Juzgado Federal N°2) a principios de diciembre. Yo considero que el espionaje ilegal es un delito de carácter federal. Segundo, fíjese como arrancó el “chamullo de estos fiscales del Frente Progresista". Empezó con que teníamos carpetas. Allanaron el Ministerio al voleo y no encontraron una sola carpeta. Ahora están hablando de perfiles y dentro de diez días van a hablar de alguna búsqueda en general.

Le han pedido información a todas las Fiscalías Regionales de todas las investigaciones en curso que hay en la provincia de Santa Fe. Eso es de cumplimiento imposible porque la mayoría de los fiscales de Rosario, con los que yo hablé, dicen que no van a informar lo que están investigando y aún no imputaron. ¿Se da cuenta del “cachivacherío que armaron estos impresentables”?

— ¿La estrategia de usted es que lo imputen ante un juez?

— Es que la imputación tiene que ser ante un juez.

— Hay veces que se da sin juez y en la Fiscalía, a puertas cerradas…

— Bueno no van a querer que sea una audiencia pública porque estos fiscales como vienen manejando y "chiveando" a los sectores de la prensa aliada lo que van a querer es que todo esto se mantenga entre cuatro paredes. No son valientes, no se la bancan. No se animan a llevar adelante una audiencia pública contra mí.

Cuestionamiento

Durante la entrevista, Sain aprovechó la oportunidad para cuestionar al fiscal de Violencia Institucional, Ezequiel Hernández, a quien tildó de ser un “fiscal del Frente Progresista”. “A Hernández yo lo conozco muy bien. Yo comí varios asaditos con el fiscal Hernández, yo sé muy bien, por testimonio directo cuáles son sus lazos de pertenencia dentro del Ministerio Público de la Acusación y aparte por su desempeño”, dijo el exministro.

“Es el fiscal que archivó la causa vergonzosa en donde escuchamos a Pullaro cometer delitos. Es el fiscal que está investigando el financiamiento con fondos reservados de abogados que defendieron a los policías que asesinaron y desaparecieron al chico Casco. Ahí estaban todos los elementos para imputar a Pullaro y él decidió no imputarlo e imputó a la segunda línea, cuando hay testimonios y audios que dan cuenta que la orden para pagarle a esos abogados era de Pullaro. ¿Por qué no lo imputa?, porque lo protege. Hernández es un empleado de Pullaro, históricamente hablando y en su desempeño como fiscal”, concluyó.