domingo 5 de julio de 2020
Santa Fe | Santa Fe | cuarentena | aislamiento

Por la cuarentena, el 82% de las mujeres debieron cambiar su rutina y están "sobrecargadas"

La gran mayoría de las mujeres en Argentina se siente sobrecargada por las medidas de aislamiento obligatorio. Así lo reveló una encuesta de Mujeres Empresarias de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Mecame).

El 29 de mayo, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) lanzó una encuesta nacional dirigida a empresarias pymes dedicadas al comercio, el servicio y la industria. En el término diez días contestaron 2.369 mujeres en todo el país. La intención de la propuesta fue evidenciar el impacto que las medidas del aislamiento social impusieron en cuanto a los cambios de rutina y tareas asumidas por las mujeres, sobre todo, el trabajo doméstico y el de cuidado niños y ancianos.

Aire de Santa Fe habló con Beatriz Tourn, presidenta de Mujeres Empresarias Came, y dijo que todas las mujeres sintieron que su rutina se modificó por lo que decidieron realizar una encuesta para buscar herramientas que puedan ayudarlas a organizarse.

“Tuvimos casi 2.500 respuestas. Un 82% respondieron que realmente tuvieron que cambiar la rutina. Había una gran cantidad de mujeres que se sentían sobrecargadas de trabajo y no les alcanzaba el tiempo para cumplir con su empresa”, contó Tourn.

mujeres en cuarentena
Las mujeres se sienten sobrecargadas de trabajo por la cuarentena.

Las mujeres se sienten sobrecargadas de trabajo por la cuarentena.

La muestra expone que más de la mitad de las mujeres a cargo de un negocio le dedica entre 3 y 4 horas del día, esto supone un 31% más de 5 horas diarias que antes. En cuanto a las tareas de cuidado de niños y/o ancianos, el 45% les dedica entre 3 y 4 horas y un 29% más de 5 horas.

"Un 82% respondieron que realmente tuvieron que cambiar la rutina. Había una gran cantidad de mujeres que se sentían sobrecargadas de trabajo y no les alcanzaba el tiempo para cumplir con su empresa”, dijo Tourn. "Un 82% respondieron que realmente tuvieron que cambiar la rutina. Había una gran cantidad de mujeres que se sentían sobrecargadas de trabajo y no les alcanzaba el tiempo para cumplir con su empresa”, dijo Tourn.

“Queríamos saber cómo se sentían emocionalmente. Nos graficó mucho ver que un 1% estaba triste y otro 1% deprimida. Por todo lo demás, se sentían proactivas, esperanzadas, sobrecargadas y preocupadas”, reveló.

Los resultados se deben a que muchas de ellas tuvieron que abordar otras tareas domésticas, “una preocupación legítima porque este tiempo es inédito”, según Tourn.

“Fue una encuesta bastante saludable para poder tomar las medidas que sean necesarias para poder llevarles herramientas para organizarse”, dijo.

La entrevista completa: