miércoles 24 de noviembre de 2021
Santa Fe Santo Tomé | Costanera |

Locura en Santo Tomé: denuncian al conductor de una kangoo por atropellar a cuatro jóvenes en la costanera

A las 5 de la madrugada, luego de una discusión, un vehículo utilitario atropelló a dos muchachos y a otros dos jóvenes que estaban en moto. La kangoo fue abandonada en Sauce Viejo y el conductor está prófugo.

La costanera de Santo Tomé fue el escenario de una verdadera locura este lunes a la madrugada, según una denuncia que se radicó en la Comisaría 12°. Luego de una discusión, el conductor de una kangoo pasó a toda velocidad a las 5 de la madrugada y atropelló a cuatro jóvenes, que tuvieron que ser asistidos en el Hospital Cullen. La camioneta fue abandonada en Sauce Viejo y el conductor está prófugo. Uno de los muchachos sigue internado.

En el móvil de AIRE, Cecilia, la madre de uno de los chicos atropellados, contó que su hijo se encontraba sentado en el cordón de la vereda de la costanera, a la altura detrás del jardín N° 25, cuando el conductor de la kangoo los atropelló a él, un amigo y posteriormente a dos jóvenes más que estaban en una moto. "Es un muchacho conflictivo que fue a buscar problemas, estaba armado, como no pudo agredirlos ahí buscó la camioneta y volvió a atropellarlos", contó.

Dentro de la cronología de hechos, en un ataque de furia, según los relatos de Cecilia, luego de cometer su primer ataque dio una vuelta y volvió a chocar a otros dos chicos que se encontraban en una moto. Luego, a la altura de la Escuela de Comercio, chocó un auto.

La camioneta fue encontrada abandonada en Sauce Viejo, entre las calles 15 y 18. La policía se encuentra analizando las cámaras de la zona y piden a quienes puedan aportar imágenes, video o solamente oficiar de testigos que se acerquen a la comisaría 12.

En cuanto al estado de salud de los chicos atropellados, Fausto y Maxi se encuentran estables y próximos a ser dados de alta, a pesar de que uno de los testigos le contó a Cecilia que Fausto llegó al hospital convulsionando y con los oídos sangrando. Otro de los jóvenes está más delicado y seguirá internado en el Hospital Cullen.