jueves 2 de diciembre de 2021
Santa Fe Río Salado | inundación | Santa Fe

La Provincia reactiva la red de alerta hidrológico del río Salado, una herramienta clave para monitorear las crecidas

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos confirmaron a Aire Digital que hay siete estaciones operativas en la cuenca del río que provocó la mayor inundación de Santa Fe. El sistema dejó de funcionar en el último tramo de la gestión del socialismo.

El área metropolitana de Santa Fe recupera una herramienta estratégica para proyectar el impacto de las crecidas en la cuenca del Salado: la red de alerta hidrológico que se utiliza para monitorear en tiempo real y en puntos claves el nivel del río.

En una entrevista con Aire Digital, Roberto Gioria, secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, confirmó que hay siete estaciones operativas en la cuenca del río que provocó la inundación más importante que sufrió la capital provincial.

La red de alerta quedó fuera de servicio durante el 2019, en el último tramo de la gestión del socialismo a pesar de que es uno de los legados más importantes que dejó la dramática inundación del Salado en el 2003, cuando más de un tercio de Santa Fe quedó bajo agua y faltó información precisa para proyectar el impacto de la crecida en el área metropolitana.

inundacion039.jpg
En la inundación del 2003, la falta de información para proyectar el impacto de la crecida provocó graves errores en la gestión de la inundación.

En la inundación del 2003, la falta de información para proyectar el impacto de la crecida provocó graves errores en la gestión de la inundación.

A finales del 2019, Gioria le había reconocido a Aire Digital que era prioritario recuperar la red, pero con las urgencias de la pandemia recién en diciembre de 2020 se firmó el contrato con Evarsa, la empresa que se ocupa de la gestión y el mantenimiento de la red. Un factor que ayudó es que durante el año pasado, una bajante histórica afectó las cuencas del Salado y el Paraná, y no hubo riesgo de crecida.

En esta primera etapa, el objetivo es recuperar el funcionamiento básico de la red, con siete estaciones operativas que envían en tiempo real la información hídrica para poder trazar los modelos y pronósticos -con datos estadísticos- que son fundamentales en un escenario de crecida. “Nosotros necesitamos que la red funcione como un relojito sobre todo entre febrero y mayo, cuando son más frecuentes las inundaciones en la cuenca”, recordó Gioria.

En el río Salado, la siete estaciones que están operativas y que ya envían datos telemétricos son:

1- Estación San Ramón (ubicada en el límite con Santiago del Estero).

2- Estación Tostado (en el puente sobre la ruta provincial 95).

3- Estación Paso de las Piedras (puente ruta provincial 39).

4- Estación San Justo (puente ruta provincial 2).

5- Estación Recreo (puente de la ruta provincial 70).

6- Estación Santo Tomé (puente carretero).

7- Estación Arroyo Cululú.

Mapa red de monitoreo Salado.jpg
El mapa de la cuenca del Salado y los distintos puntos de la red de alerta.

El mapa de la cuenca del Salado y los distintos puntos de la red de alerta.

"Los datos de esta red se complementan con unas cincuenta estaciones de medición de precipitaciones, distribuidas en la cuenca del Río Salado, mediante la cual se conocen los montos precipitados en las distintas subcuencas", concluyó Gioria.

El contrato con Evarsa también incluye tres estaciones de monitoreo en la cuenca de los arroyos Saladillo y Ludeña en Rosario, que volverán a estar operativas en las próximas semanas.