menu
search
Santa Fe Armando Traferri | Matías Edery | Aire de Santa Fe

La Asociación de Prensa se solidariza con el periodista de AIRE Maximiliano Duffort

Es a partir del pedido que realizó la auditora del MPA, Cecilia Vranicich de entregar la conversación entre el periodista y el fiscal Matías Edery, en referencia a la participación del senador Armando Traferri en la Junta Provincial de Seguridad.

Mediante un comunicado, la Asociación de Prensa de Santa Fe se solidarizó con el periodista de AIRE Maximiliano Duffort y manifestó su más enérgico repudio al intento de la auditora del Ministerio Público de la Acusación, María Cecilia Vranicich de cercenar derechos protegidos por las leyes, las constituciones provincial y nacional y a contramano de la jurisprudencia nacional e internacional respecto de la tarea periodística.

Leer más ► Traferri, Gutiérrez y el valor de un periodismo honesto, comprometido e independiente

La funcionaria judicial María Cecilia Vranicich solicitó que le fueran remitidas en su totalidad las conversaciones que el periodista sostuvo con su fuente, el fiscal adjunto Matías Edery a partir de una denuncia presentada por el presidente de la Corte de Santa Fe, Rafael Gutiérrez.

En una nota publicada en AIRE, el domingo 20 de febrero, en referencia a la reunión de la Junta de Seguridad que convocó el Gobierno de Santa Fe, el fiscal Edery señaló “en la pochocleada del jueves, además de Traferri estaba Gutiérrez, y va para demostrar que Traferri es gente de él". Estos dichos generaron la inmediata reacción del presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, quien denunció al fiscal ante la auditora del Ministerio Público de la Acusación, María Cecilia Vranicich.

Según indicaron desde la Asociación de Prensa, el pedido del MPA resulta violatorio del artículo 43 de la Constitución Nacional y artículo 11 de la Constitución Provincial y pone en riesgo la protección de las fuentes periodísticas, la que se extiende a los archivos y soportes materiales y digitales en los que trabajadores y trabajadoras de prensa asientan sus investigaciones.

"El material, publicado o no, es propiedad del periodista y obligar a entregarlo sentaría un inédito y peligroso precedente para cualquier trabajador o trabajadora de prensa", concluye el comunicado de la asociación que difundió este miércoles.