menu
search
Santa Fe Sancor | Atilra | Sunchales

Escala el conflicto en SanCor-Atilra: dispusieron la presencia policial en la planta de Sunchales

La planta de Sancor en Sunchales atraviesa un largo conflicto laboral entre los administradores de la cooperativa y el sindicato. Atilra denuncia demoras en la cancelación de haberes y desde la compañía aducen que la intransigencia del gremio tiene el propósito de generar enormes pérdidas millonarias.

Continúa el fuego cruzado entre Sancor-Atilra. Tras un largo conflicto que ya lleva cuatro meses, el gobierno de Santa Fe dispuso la presencia de fuerzas de seguridad en el interior de la planta de Sunchales, para evitar el bloqueo por parte de las agrupaciones gremiales.

Según informaron fuentes oficiales, la medida tiene por objetivo garantizar el derecho laboral de los empleados que no adhieren a las medidas de fuerza. Sin embargo, los trabajadores del gremio Atilra reaccionaron y sostuvieron que la planta "quedó literalmente militarizada por fuerzas policiales y parapoliciales.

Sancor arrastra más de cuatro meses de un conflicto iniciado en un planteo por la creación de un fideicomiso de salvataje, finalmente caído, y luego por deudas salariales que la firma acercó propuestas para una salida.

LEER MÁS ► Volvieron los bloqueos de Atilra en Sancor y se desecharon 3.000 litros de leche en Sunchales

Embed

En diálogo con AIRE, Élida Thiery, periodista especializada en Agro y Lechería, explicó que la medida de fuerza perdió fuerza y muchos empleados regresaron a trabajar a pesar de las presiones del sindicato.

"Aquel bloqueo inicial era más multitudinario o había mucha presión, mucha más gente temía ir a trabajar, pero hoy no tiene el mismo efecto. Las plantas de Gálvez, de Balnearia y de Devoto están trabajando casi en su totalidad, solo los delegados no están trabajando. El problema está centrado en Sunchales, donde hay más delegados en proporción a los empleados. La gente está muy presionada, hubo hechos de violencia muy concretos, y se han saboteado algunas maquinarias. Lo que busca Atilra es paralizar la casa central", expresó.

Élida Thiery Nueva.jpeg
Élida Thiery, periodista especializada en Agro y Lechería.

Élida Thiery, periodista especializada en Agro y Lechería.

Además, los directivos de Sancor denunciaron en varias oportunidades que las medidas de fuerza de Atilra impiden en normal funcionamiento de la planta, y que el año pasado debieron desechar miles de litros de leche ante la imposibilidad de procesarla por las huelgas.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FEliThi%2Fstatus%2F1761050426000949332&partner=&hide_thread=false

"Los bloqueos comenzaron en octubre y las pérdidas fueron muchísimas. Cuando llegó la conciliación obligatoria (en diciembre), Sancor había calculado que eran 4.500 millones de pesos que se habían perdido en materia prima y productos. Hace dos semanas, se tuvo que discontinuar la producción de leche chocolateada y se terminaron tirando hace unos días 3.000 litros de leche más", explicó la periodista especializada.

"Acá el punto clave es que la cooperativa tiene que trabajar para poder pagar deuda, como lo venía haciendo hasta este momento, que venía pagando y cancelando deuda. La cooperativa tiene que pagar los salarios y la gente tiene que estar tranquila en el momento que va a trabajar", concluyó.