lunes 6 de diciembre de 2021
Santa Fe Río Salado | Bajante |

En dos meses, el río Salado bajó tres metros y se acerca a niveles mínimos

En el hidrómetro de la ruta 70, a principios de junio el río oscilaba en 3,50 metros y ahora apenas supera los 0,40 metros. La altura más baja medida en este punto fue de – 0,43 metros en la sequía extrema del 2009.

La cuenca del río Salado se sigue achicando en el marco de una sequía histórica que llevó al río Paraná a su nivel más bajo en 52 años. Los 0,42 metros que midió el Salado este lunes en el hidrómetro de la ruta 70, cerca de Recreo, están tres metros por debajo de los 3,52 metros que se registraron el 7 de junio, hace solo dos meses.

La cuenca del río Salado.jpg
El gráfico del Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la Fich/UNL muestra la caída del río, desde los 3,52 metros de junio, a los 0,42 metros de este lunes en el hidrómetro de la ruta 70.

El gráfico del Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la Fich/UNL muestra la caída del río, desde los 3,52 metros de junio, a los 0,42 metros de este lunes en el hidrómetro de la ruta 70.

Hace 15 días, AIRE realizó un relevamiento en cuatro puntos estratégicos de la cuenca, y desde ese momento el río bajó otros 20 centímetros.

Las meandros, los puentes y el valle del río Salado, en una bajante histórica

En la Secretaría de Recursos Hídricos de Santa Fe estiman que el río va a seguir en descenso durante los próximos meses –porque durante el invierno las lluvias son más escasas- pero con un ritmo progresivo y lento. Es muy difícil saber ahora si puede llegar a picos mínimos como el de la sequía extrema de 2009, cuando midió - 0,43 metros en el hidrómetro de la ruta 70.

Puente Carretero bajante.jpg
Uno de los lados del primer arco del Puente Carretero ya quedó completamente seco por el repliegue del río.

Uno de los lados del primer arco del Puente Carretero ya quedó completamente seco por el repliegue del río.

“Todavía hay agua en los arroyos y lagunas de los Bajos Submeridionales, y también sigue bajando agua desde Salta y Santiago del Estero”, explicó Gustavo Ferreira, a cargo del área de prevención hídrica de la Secretaría de Recursos Hídricos de Santa Fe, en una entrevista con AIRE.

Embed

En el puente de la ruta 70, el Salado se mide con regularidad desde 1952, con hidrómetros de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de Nación y la Provincia de Santa Fe. Estos casi 70 años de mediciones –con alguna interrupción durante el Menemismo en los 90’- permiten trazar al menos una historia reciente de la cuenca, que tuvo sus dos extremos en la trágica crecida de abril de 2003 (el 29 de abril, cuando inundó la ciudad de Santa Fe, marcó 7,89 metros en este punto) y en la bajante de enero de 2009 (- 0,43 metros el 17 de enero).

Embed

La bajante en Santo Tomé

En la costanera santotomesina, el impacto de la bajante sorprende. Uno de los pilares del primer arco del Puente Carretero -él que está más cerca de Santo Tomé- ya quedó sin agua en uno de los lados. Hace semanas, además, que el río dejó expuesta la geomembrana de bloques de hormigón que protege la costanera de la erosión hídrica.

Geomenbrana de hormigón.jpg
La geomembrana de bloques de hormigón, que protege la costanera de Santo Tomé de la erosión, quedó expuesta por la bajante.

La geomembrana de bloques de hormigón, que protege la costanera de Santo Tomé de la erosión, quedó expuesta por la bajante.

En el tramo que va del club de pesca "El Julepe" hasta el balneario municipal, el río corre muy encajonado y con barrancas que superan los 6 metros. En la playa, a la altura de la carpa del vacunatorio y del algarrobo histórico, las sombrillas de paja quedaron a casi 50 metros del curso del Salado.

Leer más ► Por la sequía, el río Salado también se achica: el análisis de una cuenca clave para Santa Fe