domingo 28 de noviembre de 2021
Santa Fe Elecciones | Juntos por el Cambio | Frente Progresista

El Concejo en Santa Fe quedó equilibrado y con un "outsider" que nadie esperaba: Saúl Perman

El triunfo de Juntos por el Cambio es relevante para el futuro pero no suma más bancas a este espacio. El oficialismo perdió un escaño y el peronismo sólo renovó la banca que ponía en juego. Entran Saúl Perman y Juanjo Piedrabuena.

La primera novedad que deja esta elección de ocho concejales para el Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe es el reposicionamiento de Juntos por el Cambio -especialmente del ala radical que gobernó la ciudad durante 12 años (2007-2019)- como una fuerza competitiva en el escenario local, luego de la clara derrota por el timón de la intendencia contra Emilio Jatón en el 2019.

La lista que encabeza Adriana “Chuchi” Molina logró más de 60.000 sufragios (30%) en el escrutinio provisorio y renueva las tres bancas que puso en juego este sector (entra Hugo Marcucci y renueva Carlos Pereira). A pesar del triunfo, no suma un concejal al recinto pero demuestra que tiene un caudal electoral importante y que es el sector más competitivo en esta coyuntura para pelearle el Municipio a Emilio Jatón, si es que el intendente va por la reelección.

Embed

El Frente Progresista -la lista oficial del intendente Jatón- repuntó fuerte los números de las Paso: Laura Mondino consiguió más de 41.000 votos (en las primarias había concentrado unos 17.000 sufragios) y logra renovar dos de las tres bancas que puso en juego en esta elección (sigue en el recinto Leandro González, segundo en la lista).

Los 30.000 votos que concentró el Frente de Todos son un baldazo de agua helada. El peronismo sólo logra conservar la concejal que ya tenía en el recinto (Jorgelina Mudalell). En el derrumbe del volumen electoral de este sector probablemente influyó la elección de Juanjo Piedrabuena, que superó los 17.000 votos (9,2%) y quedó quinto.

En las bancas que lograron todos también impactó el insólito resultado que consiguió Saúl Perman, el cuarto candidato más votado. Con un megáfono y una bicicleta hizo una campaña que debería dejar sin trabajo a todos los gurúes del marketing político (araña los 20.000 votos, 9,9%)

Embed

Con esta elección, el tablero del Concejo queda muy equilibrado: el Frente Progresista -el oficialismo- queda con seis bancas (perdió un escaño este domingo pero sigue siendo la primera minoría), Juntos por el Cambio mantiene sus cinco bancas (conservó las tres que puso en juego), el Frente de Todos sigue con tres bancas (el cuarto del peronismo era Sebastián Pignata, pero formó el monobloque del Frente Renovador y se separó del bloque Justicialista en el 2019) e ingresan Piedrabuena y Perman. Barrio 88, que postuló a Eliana Ramos (logró 10.000 votos, 5% del total), no pudo repetir su histórica elección de hace dos años y queda con la banca que ganó en el 2019.

Embed

A diferencia de lo de Perman, que creció de 7.000 a casi 20.000 votos entre las Paso y las generales, lo de Juanjo Piedrabuena (Unión Federal) no es una sorpresa: hace años que en la arena electoral rinde la popularidad de un cantante tropical, un conductor de un noticiero o una periodista de la tele.

El futuro de la ciudad de Santa Fe

Estos comicios legislativos parecen confirmar que la presencia de Jatón en la boleta -ganó con margen las tres elecciones que disputó- es importante para que el oficialismo tenga chances en el “lejanísimo” escenario electoral del 2023. El intendente logró más de 66.000 votos como candidato a senador provincial por el departamento La Capital (2015), 85.000 cuando se postuló para el Concejo (2017) y 94.000 cuando ganó la intendencia en el 2019 (fue el segundo candidato más votado, después de Enrique Muttis, desde el retorno de la democracia).

¿Jatón midió su gestión -plebiscitó- en estas elecciones de medio término? Es una pregunta que tiene más interpretaciones que respuestas. Para algunos referentes de Juntos por el Cambio está claro que sí, e hicieron campaña con el eslogan de que “la ciudad está en pausa”. En el oficialismo están convencidos que con el nombre del intendente impreso en la boleta es otro el caudal de votos. Hay un ejemplo cercano: en el 2019, Paco Garibaldi logró más de 63.000 sufragios al encabezar la lista de concejales de esta misma fuerza. Y los más de 40.000 votos que consiguió Mondino este domingo demuestran que son una opción potente.

El ala radical de Juntos por el Cambio reafirmó que es una alternativa en ascenso pero sin el volumen todavía de otras elecciones. En este “flashback” hay un dato que vale la pena recordar. En octubre del 2013, Adriana Molina -la misma candidata- cosechó casi 70.000 votos al encabezar la lista de concejales (todavía dentro del Frente Progresita) del entonces intendente José Corral.Son 10.000 votos menos que en estas elecciones.

El peronismo -que parecía imbatible en la ciudad hasta el 2007- confirma que es una fuerza que sigue sin encontrar -o posicionar en forma progresiva- un candidato realmente competitivo para recuperar el municipio en el 2023.