viernes 27 de noviembre de 2020
Santa Fe | colectivos | empresas | Transporte

Cuenta regresiva: qué puede suceder con los colectivos en Santa Fe desde este jueves

Las empresas de colectivos anunciaron que el jueves 1 de octubre suspenderán el servicio si no reciben fondos de manera urgente. Este miércoles habrá reunión en el Municipio. Cuáles son las alternativas que se manejan.

La cuenta regresiva no se detiene. El viernes de la semana pasada, las empresas de transporte urbano de la ciudad de Santa Fe advirtieron públicamente que, si no reciben un urgente auxilio económico del Estado, el jueves 1 de octubre dejarán de brindar servicios. En otras palabras, la capital de la provincia se quedará sin colectivos urbanos hasta tanto aparezcan los fondos que permitan sostener el sistema.

El problema no es nuevo. Faltaban pocas horas para que finalizara enero de 2020 y el sistema de transporte urbano de colectivos en la ciudad de Santa Fe ya ingresaba en un cono de sombras. A pesar de que el coronavirus era apenas una historia lejana del otro lado del mundo, las empresas de transportes advertían que los subsidios nacionales resultaban insuficientes para cumplir en tiempo y forma con el pago de sueldo de sus choferes.

Colectivo para kata
En mayo pasado, se produjo un paro de colectivos que duró nada menos que 19 días en Santa Fe.

En mayo pasado, se produjo un paro de colectivos que duró nada menos que 19 días en Santa Fe.

El objetivo del gobierno central era claro: mantener congelados los subsidios a valores de 2019 y contribuir con las empresas del interior hasta abril de 2020. Sin embargo, en marzo llegó la pandemia y lo trastocó todo.

Desde mayo de este año, los subsidios nacionales llegan a Santa Fe de manera irregular. La incertidumbre se impone sobre un esquema de transporte que agoniza.

Desde mayo de este año, los subsidios nacionales llegan a Santa Fe de manera irregular. La incertidumbre se impone sobre un esquema de transporte que agoniza.

Para que el sistema funcione se necesitan en la ciudad alrededor de 120 millones de pesos mensuales. De ese total, unos 80 millones se destinan al pago de sueldos a 730 empleados. Entre los subsidios nacionales y los provinciales, suman 55 millones, por lo que la recaudación debería ascender a unos 65 millones para que la ecuación cierre.

Pero a partir de la pandemia, la cantidad de pasajeros transportados cayó drásticamente. En abril y mayo fue prácticamente nula -el gobierno consideraba a los colectivos un servicio esencial, pero pedía a la gente que no los utilizara-. Luego se inició un lento crecimiento, pero el número de pasajes vendidos volvió a caer a partir de la explosión de la enfermedad en las grandes ciudades de la provincia.

Lo que puede venir

En la mañana de este miércoles, habrá una reunión entre autoridades municipales y representantes de las empresas. El abanico de alternativas para sostener el sistema no parece muy amplio: una posibilidad es que la Municipalidad entregue a las empresas los 3 millones de pesos que mes a mes aporta -en años normales- para costear el boleto de los estudiantes.

Al no haberse iniciado las clases presenciales, los alumnos no están utilizando este servicio. Por lo que hasta ahora las empresas no vienen recibiendo estos 3 millones.

La posibilidad de aumentar el precio del boleto es inviable, porque significaría la suspensión inmediata del envío de los subsidios nacionales. La condición para que ese dinero llegue es que la tarifa se mantenga congelada.

Desde 2019, el boleto plano en Santa Fe cuesta $ 28,90. Sin embargo, como los estudiantes viajan gratis, los jubilados pagan la mitad y gran parte de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo no pagan el colectivo, el promedio del costo cada boleto vendido apenas llega a los $ 17.

Esto significaría reducir la cantidad de recorridos, organizar el sistema sobre la base de rutas troncales y con la aplicación de boletos combinados.

Una alternativa viable pasa por la readaptación del sistema. Esto significaría reducir la cantidad de recorridos, organizar el sistema sobre la base de rutas troncales y con la aplicación de boletos combinados. Esto permitiría, por ejemplo, que el pasajero pague un boleto y pueda utilizarlo para tomar otro colectivo -sin costo extra- para llegar al lugar de destino. El costo del pasaje sería el mismo, pero el usuario debería tomar dos unidades en lugar de utilizar solo una.

Colectivo_MG_0295-MTH-1200.jpg
La cantidad de pasajeros transportados en los colectivos volvió a bajar a partir del incremento de casos de coronavirus.

La cantidad de pasajeros transportados en los colectivos volvió a bajar a partir del incremento de casos de coronavirus.

Con una menor cantidad de colectivos en las calles, se reducirían los costos de funcionamiento. De todos modos, este esquema plantea dos interrogantes: uno, si con estos cambios y con el aporte de los 3 millones del boleto estudiantil alcanzaría para sostener el sistema. El otro, cómo podrían sostener su puesto de trabajo todos los choferes, teniendo en cuenta que habría menos cantidad de colectivos en las calles.

En julio de este año, la Cámara de Senadores le dio media sanción a la declaración de emergencia del sistema de transporte urbano e interurbano de toda la provincia.

En julio de este año, la Cámara de Senadores le dio media sanción a la declaración de emergencia del sistema de transporte urbano e interurbano de toda la provincia. Esto habilitaría al Gobierno de la Provincia a tomar medidas destinadas a adaptar el sistema al nuevo contexto. Además, facilitaría al Concejo Municipal de Santa Fe la tarea de generar una ordenanza en el mismo sentido. Sin embargo, este proyecto de ley no avanzó hasta el momento en la Cámara de Diputados.

En cuestión de horas se cumple el plazo fijado por las empresas antes de suspender el servicio. Este miércoles se realizará una reunión en el Municipio y por el momento lo que puede suceder en los próximos días resulta incierto. La cuenta regresiva está en marcha.

Dejá tu comentario