martes 14 de septiembre de 2021
Santa Fe UNL | protesta | Santa Fe

Cruces por la ampliación de la Ciudad Universitaria en el límite de la reserva ecológica

Este sábado ambientalistas realizaron un abrazo simbólico a la reserva ecológica en la costanera este para protestar por la construcción del "aulario" de la Ciudad Universitaria. Desde la Universidad Nacional del Litoral explicaron paso a paso los permisos ambientales otorgados, las medidas de resguardo ecológico adoptadas y el desarrollo sustentable de la obra.

La Universidad Nacional de El Litoral anunció la ampliación de la Ciudad Universitaria con la construcción de nuevas aulas que serán utilizadas por las cinco facultades que integran el predio. Estas construcciones se realizarán en una esquina lindante con la reserva ecológica, lo que generó las protestas de ambientalistas que este sábado realizaron un abrazo simbólico en protesta por el avance de las obras.

Gabriela, integrante del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) dijo en el móvil de Aire de Santa Fe que "es como firmarle la sentencia de muerte a la reserva". Por su parte, el director de Obras y Servicios de la UNL, Marcelo Saba, explicó que todos los estudios de impacto ambiental fueron realizados, aprobados por el Ministerio de Medio Ambiente, autorizados por la Municipalidad de Santa Fe y que "el préstamo otorgado para la ejecución de la construcción de aulas fue otorgado por un organismo internacional que tiene muchas exigencias ambientales".

En el móvil de la radio, Pamela Pesse, ingeniera ambiental integrante de la Mesa Territorial para el Cuidado del Ambiente de Santo Tomé, cuestionó el estudio de impacto ambiental de la obra manifestando que para la elaboración del mismo "se omitió el desarrollo de la obra". Pesse dijo que "el Ministerio de Medio Ambiente para darle categoría uno aceptó un estudio de impacto ambiental que no corresponde porque no contempla el desarrollo completo de la obra". La ingeniera ambiental adelantó a Aire de Santa Fe que presentarán un recurso de amparo para que no sigan los trabajos.

Video Abrazo Reserva.mp4

Los ambientalistas realizaron un abrazo simbólico a la reserva en protesta por las obras que están desarrollando lindantes a la misma.

El director de Obras y Servicios de la UNL, explicó en detalle el origen de la Ciudad Universitaria (los terrenos fueron cedidos por el Municipio) y recordó que fue la propia universidad -junto a la "Fundación Hábitat- quienes crearon la reserva y la administraron, trabajando actualmente en su conservación. Saba manifestó que para el diseño de la obra se realizó un concurso a través de la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos, por lo que desde el inicio los estándares ambientales ya se encontraban contemplados.

El representante de la UNL contó también que el Ministerio de Medio Ambiente -que es quien "tiene el poder de policía" - fue quien otorgó la categoría uno (de riesgo ambiental bajo o nulo) para la ejecución de los trabajos. También explicó que el organismo internacional que otorga los fondos tiene exigencias elevadas en materia ambiental y que "toda la documentación de la obra, los permisos y hasta una explicación jurídica de por qué se otorga categoría uno ambiental, se encuentra disponible en la web de la universidad en la sección de infraestructura, por lo cual es de acceso público".

Sitio UNL infraestructura aulario 2.jpg
Marcelo Saba dijo que

Marcelo Saba dijo que "toda la documentación de la obra, los permisos y hasta una explicación jurídica de por qué se otorga categoría uno ambiental, se encuentra disponible en la web de la universidad en la sección de infraestructura, por lo cual es de acceso público".

Para culminar, Saba detalló que los trabajos para delimitar el terreno se realizó en conjunto con la fundación Hábitat, quien participó en la limpieza del terreno y con quienes se demarcó cada especie arbórea y se labró un acta para trasladar cada árbol que fue retirado de la zona de obras. También explicó que se plantaron 250 árboles en las seis hectáreas que cubre el predio de ciudad universitaria y agregó que la construcción de las nuevas aulas contempla que un 30% de la obra se realice sobre palafito, (elevado por una especie de pilares), "por lo que no tendrá contacto con el suelo".

Con relación a la posibilidad de generar un encuentro entre los ambientalistas y autoridades de la Universidad Nacional del Litoral, Saba dejó abierta la posibilidad para formalizarla.