lunes 11 de octubre de 2021
Santa Fe juego clandestino | Leonardo Peiti | Armando Traferri

Cómo era el esquema de corrupción del zar del juego clandestino: sobornos a legisladores y blindaje judicial

AIRE confirmó que Leonardo Peiti involucró a tres legisladores en el pago de coimas para quedarse con el negocio del juego online legal. Además sobornaba a dos fiscales para que no le abrieran nuevas causas judiciales.

Desde hace tres meses arrancaron las conversaciones para que Leonardo Peiti testificara otra vez como arrepentido. Su testimonio es clave para la causa de juego clandestino y podría obtener un beneficio para su futuro con la posibilidad de acordar un juicio abreviado. Se hicieron reuniones previas entre la defensa del empresario, encabezada por Angelo y Luis Rossini y los fiscales de Rosario, Melincué y Rafaela.

La reticencia mayor provenía de la fiscalía de Rafaela, según allegados al empresario. En diciembre pasado, el fiscal Martín Castellano fue corrido de la causa de juego clandestino. En esa región el fallecido David Perona era uno de los principales protagonistas.

Peiti declaró dos veces. Primero ante los fiscales durante una hora y media el viernes 10 de setiembre y luego ante los fiscales y la jueza Eleonora Verón el lunes 13 de ese mes. Según las fuentes consultadas, los dos testimonios son prácticamente iguales. En esa hora y media, el empresario contó detalles de todo el entramado que giraba en torno a las negociaciones que mantenía con legisladores para lograr que se aprobara una ley ajustada a sus intereses sobre juego online legal en la provincia.

David Perona
El fallecido David Perona, el rey del juego clandestino en Rafaela, también es uno de los protagonistas de esta causa.

El fallecido David Perona, el rey del juego clandestino en Rafaela, también es uno de los protagonistas de esta causa.

Ese negocio potencial era de 1.000 millones de pesos por mes, de acuerdo a una fuente judicial. Este grupo de legisladores, encabezados por el senador Armando Traferri, según confirmaron fuentes de la investigación y allegados a Peiti, cobraban una coima de 300 millones de pesos. Eso fue al menos, lo que reveló el empresario que pagaba esos retornos.

De acuerdo a la información que confirmó Aire de Santa Fe, además de Traferri habría otros dos legisladores que recibieron dinero de parte de Peiti, según lo que habría declarado. Pertenecen a la UCR. Ambos estuvieron en el Frente Progresista y ahora están encolumnados en Juntos por el Cambio. Estos dos legisladores estuvieron en el lote de senadores que rechazaron en diciembre pasado el pedido de desafuero de Traferri. Esa postura no sólo era corporativa, según se desgrana ahora.

La sola mención del imputado, en este caso el empresario, no quiere decir que la información que reveló sea cierta, aunque en el rol que él declara, en este caso, imputado colaborador, si se comprueba que miente enfrentaría una nueva causa por cargos más importantes.

Los fiscales deberán probar las revelaciones de Peiti, una tarea que en materia de corrupción no es nada sencilla. De acuerdo a las fuentes consultadas, a lo que afirmó Peiti se suma otra declaración que hizo el exfiscal Gustavo Ponce Asahad cuando declaró por segunda vez y fue aceptado como imputado colaborador.

Lo que alega la defensa del senador Traferri es que una causa no puede basarse sólo de afirmaciones de los propios imputados. El abogado Oscar Romera discute además que la figura del imputado colaborador no está homologada en la provincia, ya que –según afirmó- sólo cuenta con una instrucción del fiscal general Jorge Baclini.

Traferri.jpg
La estrategia de los abogados del senador Traferri es invalidar el testimonio de Peiti, el zar

La estrategia de los abogados del senador Traferri es invalidar el testimonio de Peiti, el zar "arrepentido" del juego clandestino.

La estrategia de los abogados de Traferri va a ser tratar de derribar el acuerdo de juicio abreviado e invalidar el testimonio de Peiti al cuestionar que la figura del arrepentido no está homologada por la provincia de Santa Fe. Romera puntualizó que sólo Jujuy y Córdoba.

La trascendencia pública del supuesto preacuerdo de juicio abreviado que firmaron los fiscales y la defensa de Peiti también esconde una estrategia llamativa. Se dio a conocer a través de mails que le llegaron a periodistas de forma anónima. El jueves fue allanada la casa del abogado en Casilda Fernando Moschini, sospechado de difundir este documento que es de carácter confidencial.

Si se hacía público corre el riesgo de que se caiga el acuerdo judicial. “Querían generar una presión mediática al magistrado que deba decidir si homologa el acuerdo de juicio abreviado”, opinaron. Aún se desconoce qué juez deberá tener este caso.

Por eso, desde el entorno de Peiti apuntan a que ven la mano de Traferri en esta maniobra. Este letrado defendía al hermano del empresario en una causa en Melincué y siempre se quiso quedar con el caso de Leonardo Peiti.

Durante la gestación del acuerdo, Peiti recibió “influencias”, según advirtieron sus allegados, para que no revelara a quién le pagaba las coimas. Esas “influencias” apuntaban a hacerlo desistir con el convencimiento de que las causas en su contra no tendrían un final amargo.

Con la declaración de Peiti cierra todo el esquema que se venía investigando. El empresario habría pagado sobornos a los fiscales Ponce Asahad, que admitió haber cobrado, y Patricio Serjal, para buscar un blindaje judicial. El objetivo era que no le aparecieran nuevas causas por juego ilegal, que controlaba desde hace años con su padre, porque estaba en negociaciones para convertirse en un protagonista del juego online legal.

Ahí es donde aparecen en la trama, según sus propias declaraciones, los legisladores que jugaban para que se quedara con un negocio que mueve 1.000 millones de pesos al mes.