domingo 26 de junio de 2022
Salud | autismo | Ciudad de Santa Fe | Naciones Unidas

Santa Fe se tiñe de azul para concientizar sobre el autismo

Este 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo. En la ciudad de Santa Fe las organizaciones que luchan por la inclusión de niños con esta discapacidad, llevarán adelante diferentes actividades para difundir y concientizar.

La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y promover su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

Las diferentes agrupaciones de Santa Fe llevarán adelante diferentes actividades en la ciudad. En el caso de “Hablemos de Autismo Tea Santa Fe” a partir de las 17.30 del sábado se instalará con un gazebo azul en el Parque Federal para abordar diferentes aspectos vinculados con el autismo. Desde las señales a las cuales hay que estar atentos, hasta los mitos que giran en torno a las personas que son diagnosticadas con TEA. “Esto no es solamente para las familias que tienen hijos con autismo, o familiares, también es para la comunidad en general, porque consideramos que es necesario saber de qué se trata”, explicó Miriam Belenguer, integrante de la agrupación. Desde “Hablemos de TEA” destacan que este tipo de actividades inclusivas colaboran al crecimiento personal y de la comunidad respecto a esta discapacidad.

Embed

Inclusión, educación y legislación

La difusión, la inclusión y la legislación son los aspectos que más preocupan a los padres de chicos con autismo. “A esta discapacidad le falta mucho, sobre todo en la parte pública, no solo en el ámbito de la educación. Si no en la segunda etapa, que son los jóvenes y adultos, ahí no hay absolutamente nada”, aseguró Belenguer.

En el ámbito educativo el ingreso a las escuelas es uno de los primeros obstáculos que se presentan, ya que es muy limitada los profesionales que lo permiten. “Esto genera un cuello de botella, que si no vas con el profesional que corresponde, no lo dejan entrar o reducen las horas de asistencia de los chicos”, sostuvo la entrevistada.

Embed

La lucha de las familias con integrantes con TEA es una constante en la que la calidad y el tiempo de vida de los niños están por encima de todo. “Lo que también pedimos es que se vuelva a reglamentar la ley de autismo”, afirmó Belenguer en relación con la ley provincial. Al respecto, recalcó que la norma abarca todo el ciclo vital de la persona, desde la primera infancia hasta la adultez.

Hay aspectos considerados esenciales para las agrupaciones que aún no fueron reglamentados, como el diagnóstico precoz desde los 18 meses de edad, la importancia de un acompañante terapéutico para las personas con TEA y Trastornos Generalizados de Desarrollo (TGD), la libre elección de la institución escolar para los chicos, con la consideración de un docente integrador en las instituciones, la inclusión en actividades deportivas o recreativas e incluso la ayuda social para familias en situación social de riesgo, entre otros.

"El abanico de cuadros es amplio, por eso necesitamos diferentes abordajes y actividades que puedan abordar a nuestros hijos. Desde la escuela hasta un sanatorio, se necesita mucha capacitación y tenemos que seguir hablando de autismo", valoró Belenguer.

Trastorno del Espectro Autista (TEA)

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno que afecta la habilidad para interactuar y comunicarse socialmente. Es una afección del neurodesarrollo que presenta alteraciones en la comunicación y en las interacciones sociales, junto a otras características, como comportamientos repetitivos, restringidos y estereotipados.

Las manifestaciones pueden ser muy variables entre las distintas personas de acuerdo a su crecimiento y maduración, y generalmente con impacto de por vida.

Las señales de alerta que pueden aparecer son:

  • Falta de respuesta cuando al niño o niña lo llaman por su nombre (a partir del año de edad).
  • No señala objetos mostrando su interés (a partir de los 14 meses de edad).
  • No juega con situaciones imaginarias (a partir de los 18 meses de edad).
  • Evita el contacto visual y prefiere estar en soledad.
  • Retraso en el desarrollo del habla y del lenguaje.
  • Falta de reciprocidad ante la demostración de los sentimientos de otras personas.
  • Irritabilidad frente a cambios mínimos.
  • Repetición de palabras o frases.
  • Movimientos incontrolados del cuerpo, sobre todo de las manos.

No se conocen las causa. Se sospecha que hay una predisposición genética, pero que además influyen otros factores.

Tratamiento

Si bien no existe una cura para el trastorno del espectro autista, los tratamientos ayudan a desarrollar las habilidades afectadas. Los tratamientos de estimulación temprana son terapias específicas para mejorar el habla, el movimiento y la interacción social.

La obra social te cubre los estudios de detección, el diagnóstico y el tratamiento del trastorno del espectro autista.

Dejá tu comentario