sábado 29 de febrero de 2020
Salud | Córdoba |

Hongos venenosos: especialistas aseguran que a simple vista se parecen a los comestibles

Tras la muerte del turista en Calamuchita, Cordoba, por ingerir un hongo de la especie venenosa Amanita Phalloides, el médico Neurólogo y jefe de neurotoxicología del Hospital José María Cullen, explicó por qué estos hongos se pueden confundir con los comestibles.

El martes falleció un turista de 36 años que estaba internado en Córdoba por comer "el hongo de la muerte" en Calamuchita. Iván Tarasconide confundió a la especie Amanita Phalloides con un comestible y le "produjo una insuficiencia hepática fulminante”.

En diálogo con Aire de Santa Fe, el médico Neurólogo y jefe de neurotoxicología del Hospital José María Cullen, Abel Galindo, aclaró que se trata de un hongo que es común que crezca en la zona y tiene la apariencia de los comestibles y no venenosos que se acostumbran a ver: son de colores claros y con la forma de una sombrilla. Sin embargo, el doctor destacó que es importante tener conocimiento seguro acerca de lo que se ingiere y no dejarse llevar del todo por las apariencias.

Leer más ► Murió el turista que estaba grave por comer "el hongo de la muerte" en Calamuchita

Galindo aclaró que en Santa Fe no se suelen ver este tipo de casos con frecuencia. Sin embargo, acordó con Carlos Urcelay, biólogo profesor de la UNC e investigador del CONICET especializado en hongos, quien explicó que el 95% de las personas que ingieren el hongo, fallecen porque "es uno de los más venenosos que existen". Si bien genera un daño generalizado en el cuerpo, las toxinas de este hongo atacan de manera particular al hígado y eso causa la muerte.

Urcelay señaló además que el Amanita Phalloides es un hongo que solamente crece junto a los pinos y robles, ya que sus raíces se asocian, por eso, es común hallarlo en varios sectores de las sierras de Córdoba.

El biólogo añadió que “el daño en el cuerpo depende de la cantidad de hongo consumida, pero que generalmente suelen ser consecuencias leves”, pero en este caso, al parecer el hombre consumió una cantidad considerable el pasado 22 de enero, lo que explica su complicado cuadro de salud.

Escuchá la explicación de Abel Galindo

Embed

Temas

Dejá tu comentario