domingo 26 de junio de 2022
Salud | Medicina | René Favaloro |

Hace 55 años, René Favaloro realizaba el primer bypass, una técnica que salva miles de vidas por año

El 9 de mayo de 1967, René Favaloro realizó el procedimiento de bypass, una técnica que el argentino perfeccionó y universalizó y que cambió radicalmente el tratamiento de la enfermedad coronaria. En este aniversario, AIRE dialogó con Alejandro Bertolotti, actual jefe del Departamento de Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario de la Fundación Favaloro.

Un día como hoy pero hace 55 años, el médico argentino René Favaloro marcó un hito en la historia de la medicina cardiovascular, al implementar por primera vez una técnica de su invención, el bypass aortocoronario. Fue en una clínica de Cleveland, Estados Unidos, a donde Favaloro había viajado algunos años antes para perfeccionar su conocimiento de los tratamientos de patologías cardiacas. La paciente, una mujer de 51 años, no solo sobrevivió a la cirugía, sino que tuvo una excelente recuperación y vivió varias décadas más. Desde entonces, millones de personas de todo el mundo con diagnóstico de arteriosclerosis han podido seguir viviendo gracias a esta cirugía.

Con motivo de este aniversario, AIRE dialogó con el médico Alejandro Bertolotti, actual director del Departamento de Cirugía Cardiovascular y jefe del Departamento de Trasplantes del Hospital Universitario de la Fundación Favaloro. Bertolotti, quien nació en Paraná (Entre Ríos) pero creció en Venado Tuerto y estudió Medicina en la Universidad Nacional de Rosario, hizo su residencia junto al propio René Favaloro en la década del '90, y es uno de los profesionales médicos que continúan su legado hasta hoy.

El bypass aortocoronario es la cirugía cardiovascular más común y se estima que en Argentina se realizan entre 40.000 y 50.000 bypass por año, a lo largo y ancho del país. "El doctor Favaloro dedicó buena parte de su vida a universalizar esta cirugía. Mientras hablamos, aquí en el Hospital Universitario hay pacientes que están haciéndose esta cirugía, y lo mismo sucede seguramente en muchos hospitales del país. Y si lo pensamos a nivel global, debe haber miles de personas en un quirófano en algún lugar del mundo que están recibiendo esta cirugía. El alcance y el impacto que generó el doctor Favaloro con su técnica quirúrgica es incalculable", destacó el doctor Bertolotti.

Cirugía Cardiovascular en Fundación Favaloro

La enfermedad coronaria es más frecuente en los varones que en las mujeres, y entre los primeros hay casos de pacientes de alrededor de 30 años, que llegan a necesitar un bypass. Actualmente, la incidencia entre las mujeres está creciendo, y los casos más jóvenes se diagnostican en pacientes de entre 40 y 50 años. Por eso, es fundamental realizar chequeos anuales, a partir de los 30 años.

— ¿En qué consiste un bypass aortocoronario?

— Para entender lo que es un bypass es necesario entender la enfermedad a tratar, que es la arterioesclerosis. Es una enfermedad que ocurre en las arterias: en este caso en las arterias coronarias, que son las que llevan sangre al músculo cardíaco. El corazón es un músculo que trabaja incesantemente. Si esas arterias sufren arterioesclerosis, significa que se van cubriendo por dentro con ateromas de colesterol, calcio y plaquetas que van cerrando el conducto. Lo van obstruyendo de a poco, como el sarro que se pega en una cañería. Entonces, la cantidad de sangre que pasa por esa arteria es menor y, por lo tanto, el músculo cardíaco recibe menos sangre. Al ser un músculo que está trabajando continuamente, con el tiempo aparecen los síntomas, que son el dolor de pecho, el infarto, las arritmias.

En este escenario, al realizar el bypass se conecta un nuevo conducto, que es una porción de vena que se obtiene de la pierna del paciente. A esa vena la conectamos a una arteria que es la aorta, haciendo un puente sobre la zona de la arteria que está enferma y permitiendo que el flujo de sangre que no puede pasar sea desviado y llegue al mismo lugar por otro camino.

Al trabajar con tejidos de la propia persona, se minimizan las posibilidades de rechazo y otras complicaciones. Además, esto permite que el procedimiento dure muchos años. Allí radica el gran impacto que tuvo esta técnica que desarrolló y universalizó el doctor Favaloro: no sólo trata el problema, sino que aumenta la sobrevida del paciente, ya que permite que el corazón se recupere. Estos bypass duran muchos años, más de 15.

— ¿Cómo evolucionó el procedimiento de bypass?

— A lo largo de los años se fueron modificando las técnicas. Ahora, además de conductos venosos también se utilizan conductos arteriales. También se logró trabajar con arterias que están en el tórax, muy cerca del corazón, que son desviadas hacia la arteria coronaria, con lo cual el procedimiento puede llegar a durar más de 20 años. Las técnicas que describió el doctor Favaloro han ido evolucionando a lo largo de los años pero el concepto es el mismo: hacer un puente por encima de la zona enferma para restaurar el flujo de sangre al corazón.

René G. Favaloro y la creación del bypass

— ¿Un paciente puede recibir más de un bypass a lo largo de su vida?

— El corazón humano tiene tres arterias coronarias. Hay pacientes en los que la enfermedad coronaria se puede manejar con medicamentos para evitar que progrese, y en otros casos si hay una o dos coronarias enfermas, se puede corregir con una angioplastía. Pero cuando hay varias regiones de las coronarias enfermas, el bypass es la mejor opción y por lo general los pacientes se llevan tres, cuatro o cinco bypass en una misma cirugía.

Una angioplastía consiste en un catéter que se introduce en la arteria aorta hasta llegar a la zona enferma de la arteria coronaria. Allí, se infla un globo que desobstruye la coronaria, y para que no vuelva a cerrarse se coloca un stent, una malla metálica evita que esa región vuelva a colapsar.

— ¿Cuál es el pronóstico a largo plazo de un paciente que necesita un bypass en edad temprana?

— La mejor manera de abordar una enfermedad es prevenir y no tenerla. Pero cuando alguien tiene la enfermedad ya instalada, es fundamental realizar lo que se llama prevención secundaria, para que la enfermedad no progrese. Hay que ser muy estrictos en los hábitos, llevar una dieta saludable y realizar controles médicos periódicos, acompañados por medicamentos que ayudan al tratamiento de estos pacientes.

— La arteriosclerosis, ¿tiene un componente hereditario?

— Sí. Cuando hay antecedentes familiares, hay muchas más chances de que un paciente desarrolle la enfermedad.

— ¿Cuáles son los síntomas más comunes relacionados a la enfermedad coronaria?

— En el caso de la enfermedad coronaria crónica, que se desarrolla lentamente, algunas personas manifiestan agitación o falta de aire al hacer ejercicio, al subir una escalera o al caminar. También pueden aparecer arritmia o palpitaciones y síncopes o desmayos.

En la enfermedad coronaria aguda, el principal síntoma es un dolor fuerte y opresivo en el centro del pecho que se puede extender a los brazos o la mandíbula. Puede aparecer súbitamente. Quien sienta un dolor de esas características tiene que consultar rápidamente a una guardia, porque puede estar sufriendo un infarto. Cuanto más rápido se reciba la atención médica, más chances hay de evitar el infarto.

— ¿Cuáles son las principales recomendaciones para prevenir la arteriosclerosis?

— Lo más importante es concientizar a la población en la importancia de mantener conductas higiénico-dietéticas saludables y trasmitirlas a sus hijos. Todo lo que se aprende antes de los cinco años de edad queda para toda la vida, y si uno les enseña una vida saludable desde esos primeros momentos, probablemente tengamos una población con menor riesgo.

Es fundamental hacer ejercicio diario, beber agua, tener una dieta saludable con muchas frutas, verduras y legumbres, controlando el consumo de los alimentos que aportan colesterol: carnes con grasa, frituras, embutidos. Hay que dormir bien y tratar la patología del sueño fuera es necesario: el no poder descansar hace que nuestro organismo empiece a sufrir con el tiempo enfermedades que nos pueden llevar a problemas cardiovasculares.

Dejá tu comentario