menu
search
Salud | adicciones | Santa Fe |

Durante la pandemia, creció la cantidad de personas con problemas de adicciones en Santa Fe

Lo aseguraron desde la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones. Preocupa, además, que la edad de iniciación es cada vez más temprana.

El consumo de sustancias es una problemática que viene creciendo en Santa Fe, el país y en el mundo. Como consecuencia de la pandemia aumentó el número de personas que sufren trastornos por el consumo de sustancias. Sin embargo, según el último Informe Mundial Sobre Drogas de 2022, Argentina es el país sudamericano donde más creció el consumo de cocaína en la última década.

Desde la filial santafesina de la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod) aseguraron que si bien “es difícil medir el consumo de sustancias ilegales, hay un aumento del consumo de sustancias, bajó la edad de iniciación y las poblaciones más vulnerables están más expuestas a sufrir riesgos por consumo”.

Camila Bettanin, titular de Aprecod Santa Fe, aseguró a AIRE que “aunque la sustancia que más se consume y que más preocupa es el alcohol, hay un problema cultural que es la naturalización del consumo de sustancias ilegales y psicofármacos. Pensando sobre todo en los más chicos, entendemos que es muy importante generar una campaña de prevención permanente, porque este tema suele estar en agenda de manera intermitente”, comentó.

En relación con el consumo, la funcionaria expresó que “para muchas personas se presenta como una solución -que obviamente es una falsa solución- ante lo difícil que se vuelve la vida, las dificultades que se puedan tener con la familia, el estudio o el trabajo, o cuestiones que generan sufrimiento. Son personas que la están pasando mal y de algún modo están pidiendo dejar de sufrir. Por eso entendemos que ahí es dónde hay que apuntar. Trabajar con ellas y acompañarlas. Esa es la mirada que tenemos desde Aprecod”.

Bettanin explicó además, que la problemática es distinta de acuerdo a las dimensiones de las ciudades. “En las más grandes, se requiere de una batería de dispositivos para hacer frente tanto a la cantidad como a la complejidad de las situaciones; en las localidades más pequeñas, sobre todo del interior de la provincia, se da una cierta censura social, es decir que no se habla del tema y esto genera dificultades para la persona que necesita pedir ayuda”.

La funcionaria insistió en la necesidad de problematizar el tema y ubicarlo como un problema sociosanitario. “Hay cuestiones morales que hacen que en algunos ámbitos sea difícil que se hable del tema, y eso perjudica a la persona que está sufriendo. A veces se espera para pedir ayuda y dirigiste a un profesional. Pero esto es necesario para poder estar mejor”, explicó.

https://twitter.com/aprecod/status/1524368117476040706

Qué se hace en Santa Fe

Consultada sobre lo que se está haciendo en la provincia para abordar este tema, Bettanin señaló que “en el último año se duplicó la red de abordaje”. “Hoy en día – añadió- existen 80 instituciones en toda la provincia que forman parte de la red y reciben personas en distintas modalidades, de manera gratuita, para que puedan tener un tratamiento”. Por otra parte, comentó que se puso en marcha un 0800 que funciona de lunes a domingo, las 24 horas del día, para atender a personas que lo necesiten e instituciones que deseen comunicarse. También habló de campañas de visibilización y actividades culturales para poner en agenda el tema.

“Entendemos que la prevención es la clave. Hay que hablar del tema y llevar un mensaje de la importancia del cuidado y el compromiso. Es necesario evitar que las personas entren en la problemática del consumo”, indicó.

Consultada por la red de instituciones, Bettanin admitió que “en esta problemática uno nunca está conforme y siempre falta mucho por hacer. Si bien aumentó la cantidad de instituciones que dan respuesta, es necesario que en cada comunidad pueda haber opciones para la persona que lo necesite para que no se abandone el lugar donde vive y tiene sus lazos. Por eso convocamos a los municipios y a las comunas a que refuercen el trabajo relacionado con la problemática y que complementen la red estatal de salud para cuando sea necesario”.

https://twitter.com/CamilaBettanin/status/1541516689388486656

La legislación, la gran materia pendiente

En nuestro país rige, desde 1989, la Ley de Estupefacientes, una normativa que persigue, margina y vulnera derechos humanos de los usuarios. Si bien en 2009, la Corte Suprema de la Nación dictaminó su inconstitucionalidad, la ley sigue vigente. En este sentido, desde Miradas Asociación Civil aseguran que esta es “la principal deuda respecto a las políticas de drogas”.

Fabian Peralta, integrante de la ONG santafesina, explicó a AIRE que la normativa vigente es una de las causas por las que se carece de un diagnóstico certero y confiable de la situación. “Al estar todo en la ilegalidad, y al sentirse las personas consumidoras criminalizadas, es difícil acceder a información que pueda dar un panorama completo del problema”, argumentó.

Consultado sobre su opinión respecto de la situación actual, Peralta afirmó que “claramente tenemos una situación de policonsumo, de consumos de drogas ilegales y de drogas legalizadas o drogas legalizadas de uso ilegal, como pueden ser los psicofármacos. Si bien no tenemos una estadística, está claro que el problema tiene una gravedad importante. Por eso, es fundamental desde donde se para el Estado para abordar este tema. Y hoy es el sistema penal”.

https://twitter.com/Sedronar/status/1490749384677543944

En este sentido, recordó que en 2014 se sancionó una ley que creaba el Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos (Plan IACOP). Sin embargo, esta norma nunca se reglamentó, por lo que no está operativa. “Este podría ser un muy importante primer paso para empezar a trabajar este tema en serio. Sinceramente, no tengo memoria en estos últimos años de haber visto alguna acción concreta de Sedronar y del Estado nacional en este sentido”.

En cuanto al accionar del Gobierno en Santa Fe, Peralta admitió que se están haciendo algunas cosas positivas, aunque a su criterio no son suficientes. “Los consumos problemáticos tienen que ser abordados de manera interministerial, desde la educación, el trabajo, el deporte, la justicia, y desde casi todos los ministerios. Entendemos que es necesario profundizar en esta materia”.

Asimismo, dijo que es fundamental contar con una apoyatura nacional. “Sería injusto cargar todas las tintas sobre la provincia cuando Nación tiene una responsabilidad fundamental en el tema, que tiene que ver con políticas integrales. Es urgente reglamentar el Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos, y ponerse a trabajar en serio”, concluyó.