sábado 25 de junio de 2022
Salud | Dengue | Salud | Santa Fe

Dengue: esperan un fuerte incremento del número de casos en el verano 2022

Las previsiones se deben al impacto que tendrá la reanudación de los viajes al exterior y a otras provincias del país, tras el levantamiento de las restricciones por la pandemia de covid-19. Desde el Ministerio de Salud de Santa Fe insisten en la necesidad de adoptar tempranamente medidas de prevención para evitar la proliferación del mosquito transmisor del dengue.

A principios de 2020, la provincia de Santa Fe vivió una situación inédita frente al dengue, con una temporada que acumuló más de 5.000 casos y que tuvo su punto crítico en el departamento General Obligado, particularmente en las ciudades de Reconquista y Avellaneda, aunque también hubo brotes de consideración en Rafaela y Rosario. En el primer semestre de 2021, en cambio, casi no hubo contagios, a excepción de algunos casos importados y de un brote en la localidad de San Cristóbal, que fue rápidamente controlado. La baja incidencia de la enfermedad se debió a que por las restricciones impuestas ante la pandemia de covid-19 casi no hubo personas que viajen a los países limítrofes en los que la circulación de dengue es habitual. Ahora, con la reanudación del turismo tanto interno como externo, se prevé que haya un fuerte incremento en el número de casos en los primeros meses de 2022.

Así lo confirmó la directora provincial de Epidemiología, Carolina Cudos, en diálogo con AIRE. La funcionaria contó cómo están trabajando el Ministerio de Salud y las municipalidades y comunas para prepararse y explicó por qué es fundamental que todos los ciudadanos se involucren y adopten las medidas necesarias para prevenir la propagación del dengue cuando la enfermedad llegue a territorio santafesino.

"En la provincia nunca se dejó de trabajar durante el año para fortalecer la prevención. La gente no se olvida, tiene muy presente lo que ocurrió en la temporada 2019-2020", afirmó Cudos y precisó que, generalmente, las municipalidades y las comunas se encargan de las acciones de limpieza y fumigación, mientras que los equipos de salud son los encargados de brindar información sanitaria a la población.

Leer más ► Cáncer de piel: en la provincia de Santa Fe se diagnostican 1.400 casos por año

"En Reconquista, por ejemplo, van a empezar en los próximos días con el programa Patio Limpio. Además del trabajo que se hace siempre, que incluye descacharrado e información a la población, los equipos asisten acompañados por camiones de la Municipalidad para la gente pueda eliminar los desechos que muchas veces no tienen cómo descartar porque no puede pagar un flete o un volquete. Una heladera o un lavarropas que se rompen y quedan tirados en el patio son recipientes muy grandes que acumulan agua y eso favorece la reproducción de los mosquitos", detalló la entrevistada.

También contó que desde el Programa de Zoonosis y Vectores del Ministerio capacitan continuamente a los equipos que tienen a su cargo la prevención del dengue y recordó que el personal abocado a esta tarea es el mismo que viene trabajando desde el día 1 de la pandemia de coronavirus: "La gente está agotada. Hay equipos que durante mucho tiempo estuvieron trabajando con personal reducido porque había personas de riesgo que no pudieron reintegrarse al trabajo hasta ser vacunados. Hay mucho agotamiento en el personal de salud, pero nunca se dejó de trabajar", destacó Cudos.

Carolina Cudós 3 MT.jpg
Carolina Cudos, directora provincial de Epidemiología.

Carolina Cudos, directora provincial de Epidemiología.

Las previsiones para la próxima temporada de dengue

"Lo que estamos anticipando para este año es que probablemente tengamos más casos de dengue. El año pasado tuvimos muy pocos casos porque había poco movimiento de personas y casi no había viajes al exterior", afirmó la directora de Epidemiología, y precisó que la mayoría de los brotes comienzan por personas que viajan a otros países de la región (Brasil, Bolivia, Paraguay, Perú) o a provincias del norte del país que tienen circulación permanente del virus y vuelven del viaje contagiadas.

"Este año no sólo tenemos un mayor movimiento de personas, sino que hay mayor actividad de dengue en la región: ya sabemos que en Brasil, Bolivia y Paraguay ya hay más casos detectados que en la temporada previa", siguió Cudos, y dijo que además hay que tener en cuenta que también hay más cantidad de lluvias, lo que favorece la reproducción del mosquito Aedes Aegypti.

"Por todo esto, tenemos que seguir insistiendo en el trabajo de prevención. Salir a prevenir, a limpiar y a concientizar es un gran trabajo. Hay que enseñarle a la población casa por casa todas las medidas de prevención. A veces hay patios que parecen que están muy limpios, pero cuando te acercás a los platos que se ponen debajo de las macetas, que acumulan agua, encontrás larvas de mosquitos. Todas esas cuestiones hay que mostrarle al ciudadano para que sepa cómo prevenir realmente la proliferación del mosquito", apuntó y recordó que los mosquitos se pueden reproducir en cualquier lugar que acumule agua y no esté expuesto directamente al sol: "Por ejemplo: una pileta, de lona o de material, que esté clorada, bien cuidada y a pleno sol, no es un problema. Pero una pileta en un lugar donde le da sombra y no sin un mantenimiento con cloro, puede ser fácilmente un criadero de mosquitos".

"Cuantos más mosquitos tengamos, más casos de dengue podemos tener. Por eso es tan importante controlar la población de mosquitos. Si viene una persona desde afuera con la enfermedad y no tenemos mosquitos que le piquen, es probable que la enfermedad no se propague, en cambio si hay muchos mosquitos, ese puede ser el inicio de un brote", puntualizó.

operativo municipalidad dengue prevención pileta 003 _9x16.jpg
Una pileta ubicada a la sombra y con falta de tratamiento de cloro puede convertirse en un lugar apto para la proliferación del mosquito que transmite el dengue.

Una pileta ubicada a la sombra y con falta de tratamiento de cloro puede convertirse en un lugar apto para la proliferación del mosquito que transmite el dengue.

Situación actual y prevención para viajeros

Cudós confirmó que actualmente no hay ningún caso activo de dengue en la provincia y explicó que habitualmente los primeros casos suelen surgir a fines de enero, cuando la gente que se va de vacaciones comienza a regresar de sus viajes. Por eso remarcó que "es ahora cuando hay que trabajar fuerte para controlar la población de mosquitos y evitar que haya brotes más adelante" y anticipó que "el trabajo tiene que continuar al menos hasta junio inclusive".

A las personas que viajan a países o provincias donde puede haber dengue, la especialista les recomendó utilizar repelente, ropa clara y telas mosquiteras a la hora de dormir para evitar picaduras. También es recomendable no usar perfumes, ya que las fragancias fuertes atraen a los mosquitos. "Si vuelven de viaje y tienen algún síntoma, es importante consultar rápidamente al médico, así procedemos al aislamiento y a fumigar en cercanías del domicilio y evitamos que surja un brote", pidió.

Aeropuerto Fisherton 1.jpeg
Los turistas que viajen a países donde hay circulación habitual de dengue tienen que prestar especial atención a las medidas de prevención y si al volver presentan síntomas, consultar al médico inmediatamente.

Los turistas que viajen a países donde hay circulación habitual de dengue tienen que prestar especial atención a las medidas de prevención y si al volver presentan síntomas, consultar al médico inmediatamente.

Desarrollo y posibles complicaciones del cuadro de dengue

La directora de Epidemiología detalló que la incubación de la enfermedad (el período entre la picadura del mosquito y la aparición de los síntomas) puede durar hasta 14 días. A partir del día 14, lo más común es que el paciente tenga fiebre durante tiene entre tres y cinco días, con un máximo de siete días. Si después de ese lapso la fiebre continúa, puede deberse a otra enfermedad y en ese caso lo recomendable es volver a consultar al médico.

Los síntomas del dengue incluyen fiebre alta, dolor de cabeza y de articulaciones, malestar general y dolor detrás de los ojos. Ante estos indicios, es importante realizar una rápida consulta médica. Si la persona volvió de viaje en los últimos días, debe comunicarlo durante la consulta.

Respecto a la circulación del virus, Cudos precisó que el paciente puede transmitir el virus durante los dos días previos y los cinco posteriores al inicio de la fiebre: "Si en ese lapso es picado por un mosquito, ese mosquito puede transmitir el virus a otras personas", se explayó.

Leer más ► Habló la santafesina que se curó de VIH naturalmente: "Quisiera ser la esperanza"

Si bien el dengue es una enfermedad con baja tasa de mortalidad, el cuadro se puede complicar en el caso de las embarazadas, en quienes puede llegar a provocar un parto antes de tiempo, por lo que son pacientes que tienen que estar muy controladas. Al respecto, la entrevistada recordó que "las embarazadas pueden y deben usar repelente: no hay ninguna contraindicación sino todo lo contrario, su uso es beneficioso para la prevención", aclaró.

En los pacientes de edad avanzada o con patologías cardiacas de base, la complicación puede desencadenarse a partir de la fiebre alta que el dengue provoca: "La fiebre alta fuerza y exige al metabolismo y al corazón. En esos casos puede llegar a desarrollarse una insuficiencia cardiaca por las condiciones que genera al cuerpo el cuadro de dengue", detalló la especialista.

Aedes Aegypti mosquito dengue AFP PHOTO - MARCO GARRO.jpg
El paciente puede transmitir el virus del dengue durante los dos días previos y los cinco posteriores al inicio de la fiebre:

El paciente puede transmitir el virus del dengue durante los dos días previos y los cinco posteriores al inicio de la fiebre: "Si en ese lapso es picado por un mosquito, ese mosquito puede transmitir el virus a otras personas", explicó Cudos.

Uso de repelentes

En la entrevista, la especialista indicó también que todos los repelentes son recomendables, más allá de su presentación: son eficaces tanto en aerosol como en loción o en crema. "Lo importante es usarlos correctamente y reaplicarlos cuando corresponda", advirtió. Para ser efectivo, un repelente debe contener un compuesto llamado N,N-Dietil-meta-toluamida, conocido más comúnmente por su abreviatura, DEET. La duración de su efecto depende de la concentración de este compuesto: "Los que tienen DEET al 25% (por ejemplo, el OFF de color verde) duran hasta 8 horas; los que tienen DEET al 15% (como el OFF de color anaranjado) duran hasta 6 horas", ejemplificó Cudos y agregó que "la duración depende también de las actividades a realizar: si la persona transpira por actividad física o se mete en el agua, debe renovar el repelente luego de hacerlo".

En cuanto a la utilización de repelentes en niños, la entrevistada aclaró que tanto la Sociedad Argentina de Pediatría como la Academia Americana de Pediatría (de Estados Unidos) ha establecido que este producto se puede aplicar a partir de los seis meses, "pero siempre evitando que toque la cara y las manitos, porque pueden llevárselas a la boca", indicó. También indicó que no es recomendable aplicar el repelente en los niños inmediatamente antes de dormir: "Para esos casos es mejor usar una tableta antimosquitos (la clásica "pastilla fuyi") o espiral y tela mosquitera para protegerlos", recomendó.

Por último, explicó que los repelentes que no contienen DEET, por ejemplo algunos productos naturales basados en citronella, son mucho menos efectivos y su aplicación debe renovarse cada media hora.

aplicación de repelente mosquitos dengue _9x16.jpg
Todos los repelentes son recomendables, tanto en aerosol como en loción o en crema.

Todos los repelentes son recomendables, tanto en aerosol como en loción o en crema. "Lo importante es usarlos correctamente y reaplicarlos cuando corresponda", afirmó Cudos.

Prevención: cómo evitar la reproducción de mosquitos y sus picaduras

• Tirar los objetos que no se usen y puedan acumular agua. Colocar boca abajo recipientes que se utilizan diariamente como baldes, palanganas, latas, frascos o botellas.

• Tapar herméticamente los tanques y recipientes que contengan agua y mantener limpias las canaletas y desagües.

• Cambiar el agua de floreros, peceras y bebederos de animales y limpiarlos cada tres días, tanto en las viviendas como en los cementerios. Mantener los patios y jardines ordenados y desmalezados.

• Mantener limpias, cloradas o vacías las piletas fuera de la temporada de verano.

• Usar repelentes que contengan entre 15% y 30% de DEET y reaplicarlo periódicamente. Al exponerse al sol, se debe colocar primero el protector solar, dejar absorber 15 minutos y luego aplicar el repelente.

• Usar ropa clara que cubra todo el cuerpo.

• Dormir en espacios con protección para mosquitos (dotados de mosquiteros, tules, aire acondicionado, ventilador, aparatos eléctricos con pastillas, entre otros).

• Utilizar insecticidas en el interior de las viviendas como espirales, tabletas termoevaporables o aerosoles.

Dejá tu comentario