menu
search
Salud Sociedad Argentina de Pediatría | Ciudad de Santa Fe |

Aumentan los casos de escarlatina: cuáles son sus síntomas y cómo prevenirla

Los casos de escarlatina aumentaron en los últimos meses entre los chicos de 2 a 6 años. Cómo prevenir la enfermedad que se caracteriza por un singular sarpullido y qué tratamiento aplicar.

Los casos de escarlatina aumentaron en los últimos meses en los consultorios pediátricos de la ciudad de Santa Fe. “Este año los casos de escarlatina aumentaron, a diferencia de épocas anteriores en las que convivía con otros gérmenes como la gripe o el adenovirus”, explicó a AIRE la médica Nora Racigh, integrante del Comité de pediatría ambulatoria de la Sociedad Argentina de pediatría filial Santa Fe. La especialista recalcó que no hay que alarmarse, ya que es una enfermedad que tiene tratamiento y recomendó acudir al médico en caso de sospechas. “En esta época es donde mayor circulación se encuentra”, aclaró la pediatra.

El Ministerio de Salud de la provincia descartó que la enfermedad haya generado un brote. "La escarlatina está presente todos los años, pero no es un número que nos alerte para nada", sostuvo Jorge Prieto, secretario de Salud de la provincia. En tanto, desde el hospital de Niños Orlando Alassia, aseguraron que el número de cuadros que se atienden son habituales para la época del año y que en muchas ocasiones el cuadro de escarlatina puede confundirse con influenza B.

La escarlatina es una enfermedad endémica que se transmite a través de las vías aéreas y se origina a través de la bacteria del Streptococcus del grupo A. Dichas bacterias, a veces producen una toxina que causa un sarpullido escarlata, que le da el nombre a la enfermedad.

Día del pediatra: ¿por qué se festeja el 20 de octubre?
El tratamiento de la escarlatina tiene una duración de diez días y debe cumplirse de manera correcta. Después de 24 horas de la primera toma del antibiótico, disminuye la transmisión y a las 48 horas ya no habría contagio.

El tratamiento de la escarlatina tiene una duración de diez días y debe cumplirse de manera correcta. Después de 24 horas de la primera toma del antibiótico, disminuye la transmisión y a las 48 horas ya no habría contagio.

La escarlatina se transmite a través de las vías superiores, lo que la lleva a ser altamente contagiosa y transmisible entre los chicos en edad escolar, en especial en el grupo que va de los 2 a 6 años."Se ve en chicos en edad escolar desde los 2 a 6 años, pero se ha visto en muchos preadolescentes y adolescentes también", afirmó la pediatra.

Los síntomas más generales son fiebre muy alta y dolor de garganta, seguidas de sarpullido. “Estos síntomas ponen al chico en un estado de compromiso por el dolor de garganta. A los días de la fiebre, brota con un sarpullido bastante uniforme que pica y con el paso de los días, la piel se descama”, detalló Racigh.

El sarpullido aparece dentro de las primeras 48 horas y puede coexistir con la fiebre, a diferencia de otras enfermedades virales en las que se produce primero la fiebre para luego dar paso el sarpullido. "Lo importante es identificar el cuadro para empezar el tratamiento y evitar el contagio. Los casos aumentaron porque está siendo transmisible entre los niños en los colegios", aseguró Racigh.

Cuáles son los síntomas de la escarlatina

  • Fiebre alta.
  • Dolor de garganta.
  • Sarpullido.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.

Cómo detectar la escarlatina

Para detectar la presencia de la enfermedad se realiza un hisopado faríngeo a través de un test rápido o por medio de un cultivo de 48 horas. En caso de que el resultado arroje la presencia de la bacteria, comienza el tratamiento con penicilina oral durante diez días. “Hay que identificarlo, porque si la enfermedad evoluciona y no se hace el tratamiento, el niño puede tener sus complicaciones a nivel renal o de articulaciones. Por eso es importante detectarlo y tratarlo”, recomendó la médica pediatra.

El tratamiento tiene una duración de diez días y debe cumplirse de manera correcta. Después de 24 horas de la primera toma del antibiótico, disminuye la transmisión y a las 48 horas ya no habría contagio. “Si el niño tiene la enfermedad, pero ya cumplió bien sus 48 horas de tratamiento, ya deja de contagiar”, finalizó la entrevistada.