martes 27 de octubre de 2020
Política | Viviendas |

Tras años de lucha y resistencia, urbanizarán el barrio Playa Norte

Se trata de un convenio entre los gobiernos nacional, provincial y municipal con las organizaciones sociales que trabajan hace años con los vecinos los barrios Playa Norte, Bajo Judiciales y Gral. Paz.

En los próximos días se firmará un convenio para permitirá realizar un abordaje integral en un sector del norte de la ciudad de Santa Fe que fue históricamente postergado por los sucesivos gobiernos.

Se trata de un convenio entre los gobiernos nacional, provincial y municipal con las organizaciones sociales que trabajan hace años con los vecinos los barrios Playa Norte, Bajo Judiciales y Gral. Paz.

Es un convenio macro en que se trabajarán tres ejes fundamentales: la regularización dominial de los terrenos, la cuestión social de las familias y la infraestructura necesaria para el desarrollo del barrio.

El sector a abordar está delimitado por polígono limitado al Este por la Laguna Setúbal, al Oeste por la avenida Gral. Paz hasta callejón Funes, al Norte por el Humedal de la laguna Setúbal y al Sur por calle/terraplén French.

La firma del convenio es fruto de años de lucha, de reclamos y de resistencia a violentos intentos de desalojo por parte de las autoridades.

Las organizaciones que participan del desarrollo integral del barrio son Trama, Manzanas Solidarias y Canoa.

Playa Norte6.jpg
Es un convenio macro en que se trabajarán tres ejes fundamentales: la regularización dominial de los terrenos, la cuestión social de las familias y la infraestructura necesaria para el desarrollo del barrio.

Es un convenio macro en que se trabajarán tres ejes fundamentales: la regularización dominial de los terrenos, la cuestión social de las familias y la infraestructura necesaria para el desarrollo del barrio.

Las organizaciones recordaron que “nuestra historia se remonta hace ya 15 años, en la cual se configuró una identidad de lucha inclaudicable por los derechos, encabezada por los vecinos del barrio”. En ese sentido, resaltaron que “hemos hecho frente a medidas políticas dirigidas exclusivamente a la expulsión de los barrios del NE, frente a diversos actores de poder que operaban en misma sintonía, frente al discurso socio-jurídico-político que pretendía considerar a los habitantes como usurpadores de tierras en vez de sujetos de derecho. Sostuvimos un grito constante: el derecho al hábitat popular se protege, se respeta y se materializa”.

Leer más ► Vecinos de barrio La Vieja Tablada se reunieron con funcionarios municipales por posibles desalojos

Durante todos estos años de trabajo social se realizaron innumerables intervenciones como asambleas participativas, fiestas barriales, limpieza de microbasurales, jornadas de capacitación en derechos y género, resistencia a desalojos forzosos y lucha por el agua.

En 2018, con la sanción de la ley 27.453, el barrio Playa Norte fue censado y registrado como Barrio Popular, a la par de 4.416 barrios populares de la Argentina. Esta ley vino a reconocer el derecho a la integración-socio urbana como eje principal, aunque no único.

En diálogo con Aire Digital, Nicolás Taverna, integrante de la organización Trama, Derecho en Movimiento, explicó que el convenio se encuentra en el marco de la implementación de la ley nacional de Integración socio urbano para regularización dominial.

Playa Norte.jpg
En 2018, con la sanción de la ley 27.453, el barrio Playa Norte fue censado y registrado como Barrio Popular, a la par de 4.416 barrios populares de la Argentina. Esta ley vino a reconocer el derecho a la integración-socio urbana como eje principal, aunque no único.

En 2018, con la sanción de la ley 27.453, el barrio Playa Norte fue censado y registrado como Barrio Popular, a la par de 4.416 barrios populares de la Argentina. Esta ley vino a reconocer el derecho a la integración-socio urbana como eje principal, aunque no único.

“Implementamos cuatro mesas de trabajo: una para analizar temas generales, abordajes de trabajo; y las otras tres basadas en tres ejes fundamentales: la parte jurídica, que tiene que ver con la regularización dominial, cuyo objetivo es que cada familia tenga la titularidad del inmueble; el eje social que es la intervención de las organizaciones en el territorio; y el eje urbano, que es sobre la apertura de calles, la limitación de los lotes y la mejora de la infraestructura”, detalló Taverna.

El integrante de Trama destacó que “el proyecto no es un convenio cerrado, con una bajada de línea del Estado, sino que se trabaja desde la producción social del hábitat, es decir, que se requiere de la participación de todos los actores. Los vecinos deben participar de las decisiones que se toman. Se tienen que tener en cuenta las miradas de los vecinos.

“Este acto de firma de convenio no sólo es darle la formalidad necesaria a un trabajo que se viene llevando adelante. Para quienes sufrieron y sufren la desidia estatal, la violencia, la falta de servicios, el no poder habitar su barrio sin temor a la expulsión, significa ser reconocidas como sujetas de derechos. Y con esto, un futuro prometedor y lleno de esperanzas, donde la vida sea más digna”, concluyeron las organizaciones.

Vale indicar que la firma del convenio estaba prevista para este lunes al mediodía, pero por problemas de agenda de las autoridades fue pospuesta. En un principio, la rúbrica se concretaría el miércoles.

Temas