viernes 3 de abril de 2020
Política | Casa Rosada | Santa Fe | Omar Perotti

Los 100 primeros días de Perotti vistos desde la Casa Rosada

En Balcarce 50 esperaban más del gobernador santafesino en el inicio de su gestión. Pero confían en que el liderazgo que asumió frente a la crisis del coronavirus le dé un nuevo espaldarazo.

Omar Perotti es considerado un aliado clave de Alberto Fernández. Gobernador de una de las provincias más populosas y ricas del país, pero por sobre todo por su condición de "peronista no kirchnerista", Perotti es visto como alguien políticamente confiable en la Casa Rosada. De todas maneras, en el entorno del presidente esperaban mucho más del gobernador santafesino, en términos de gestión, que lo que demostró en sus primeros 100 días al frente de la Casa Gris. La sensación que predomina en el círculo que rodea a Fernández es que Perotti, pese a haber protagonizado un triunfo contundente el año pasado y desalojado al socialismo tras 12 años en el poder, perdió potencia al iniciar la gestión por no haber calibrado a tiempo la complejidad de los problemas heredados, sobre todo el de la inseguridad.

"Pensábamos que Omar 'la iba a romper' no bien asumiese la gestión. Pero ya pasaron más de tres meses y el funcionamiento de la administración se muestra trabado en algunas áreas. Ni siquiera consiguió aprobar todavía en la Legislatura la ley de Necesidad y Urgencia que está pendiente desde diciembre", observan desde la Casa Rosada.

Omar Perotti y Alberto Fernández_marca.jpg
Omar Perotti asistió a la asunción de Alberto Fernández, y el presidente le devolvió la gentileza al día siguiente.

Omar Perotti asistió a la asunción de Alberto Fernández, y el presidente le devolvió la gentileza al día siguiente.

De todas maneras, la confianza del Presidente en Perotti sigue intacta. No le soltará la mano a su aliado y tuvo gestos con él que muchos gobernadores (incluso del peronismo) envidiarían. Por caso, a fines de enero pasado, en medio de las tensiones gremiales por el atraso en el pago de los sueldos, el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, acordó con Perotti el desembolso de un anticipo de coparticipación de $2500 millones. Un alivio temporario para las arcas provinciales. Además, el presupuesto nacional destinado a Santa Fe (que tuvo un aumento de $200 millones) marca un buen ritmo de ejecución, por encima del promedio de otras provincias.

El gesto más elocuente de sintonía entre Fernández y Perotti se evidenció frente al problema de la inseguridad en la provincia, donde la ola de delitos se cobró casi medio centenar de víctimas en los dos primeros meses de gestión del gobernador. Fernández, que no suele viajar demasiado al interior del país, aterrizó a fines de febrero pasado en Rosario con el solo propósito de apuntalar a su aliado político. Allí se comprometió públicamente a "solucionar los problemas que el narcotráfico y el crimen organizado han creado". Pocos días después, al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso, el Presidente cristalizó ese compromiso con anuncios concretos destinados a la provincia de Perotti.

Leer más ► "Argentina no tiene espacio para el narcotráfico y el crimen organizado", dijo Fernández en el acto en Rosario

"Vamos a impulsar un fortalecimiento de toda la actuación de la Justicia Federal Penal en las zonas más críticas donde el crimen organizado ha logrado desarrollarse a través del narcotráfico, especialmente en la zona de influencia Rosario y Santa Fe", enfatizó el mandatario en la Asamblea Legislativa, mientras Perotti lo escuchaba en primera fila. Fernández agregó que se crearán una nueva sala y una Secretaría de Narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. También propuso la creación de un Juzgado Federal, una fiscalía y una defensoría federal en la ciudad de San Lorenzo, abocada a temas de lavado de dinero, trata de personas y narcotráfico.

Fernández en la asunción de Omar Perotti -MTH-1200_marca.jpg
El 11 de diciembre, Fernández llegó a Santa Fe para acompañar a Omar Perotti en su acto de asunción.

El 11 de diciembre, Fernández llegó a Santa Fe para acompañar a Omar Perotti en su acto de asunción.

Leer más ► Santa Fe, la provincia que Alberto Fernández enfocó en su discurso ante el Congreso de la Nación

El espaldarazo público del presidente al gobernador de Santa Fe fue claro y elocuente. Perotti sabe devolver el gesto con muestras de apoyo permanentes a la gestión central. Frente a la emergencia que desató el brote del coronavirus en el país, el mandatario santafesino mantiene línea directa con la Casa Rosada y, al igual que Fernández a nivel nacional, decidió ponerse al frente del operativo de prevención que impuso a nivel local. Subsumió todas las actividades de su gobierno al combate contra el coronavirus y se ubicó en el centro del escenario en la toma de decisiones. Este renovado protagonismo del gobernador le permitió, incluso, descongelar la relación con su antecesor en el cargo, el socialista Miguel Lifschitz, con quien alcanzaría en las próximas horas un acuerdo para destrabar la ley de Necesidad en la Legislatura.

Las crisis son, a menudo, sinónimo de oportunidad. En la Casa Rosada confían en que el liderazgo asumido por Perotti en estos tiempos de emergencia le permitirá repuntar no sólo su gestión, sino también su imagen. "Esperamos que así sea: Perotti es nuestra principal carta en la provincia", deslizan.

Dejá tu comentario