menu
search
Política Javier Milei | Obra pública | Cámara Argentina de la Construcción - Delegación Santa Fe

Si se frenan las obras públicas, en Santa Fe corren riesgo casi 40 mil puestos de trabajo

A nivel nacional, el número asciende a 500 mil trabajadores. Desde la Cámara Argentina de la Construcción Santa Fe esperan reunirse pronto con autoridades del nuevo ministerio de Infraestructura para tener más precisiones sobre como se va a seguir a partir del 10 de diciembre.

La presidenta de la Cámara de la Construcción de Santa Fe, Verónica Eizmendi, manifestó que corren riesgo casi 40 mil puestos de trabajo en la provincia luego de que Javier Milei anunciara que “la obra pública se termina” a partir de que comience su mandato el 10 de diciembre. Además, mostró su preocupación "por las obras públicas en ejecución" con participación de fondos nacionales que hay en el territorio provincial.

"Hay mucha preocupación en todas las delegaciones de la Cámara de Construcción por las declaraciones que han hecho, aunque ya sabíamos cómo iba a ser la política de Milei antes de la votación. El problema más importante para nosotros ahora es saber qué va a pasar con las obras en ejecución", indicó Eizmendi en diálogo con el programa "Ahora Vengo".

Y agregó: “Hay casi 40 mil trabajadores en la provincia de Santa Fe y son 500 mil en el país. Esos son trabajadores específicamente de la construcción. Es un sector que pone en movimiento una cadena de distintas actividades como el comercio, servicios, profesionales que no están considerados en este número”.

Embed

La empresaria aseguró que "hay muchas contradicciones" entre los dichos de los diferentes referentes del espacio de Javier Milei que generan incertidumbre en el sector. "Guillermo Ferraro dijo que se iban a respetar los contratos. El ministro del interior dijo que primero se iba a asignar recursos a la parte social y con lo que quedaba se iba a ir pagando lo que se pudiera. Y Milei dice directamente que no hay plata y no va a pagar", explicó.

En la provincia de Santa Fe hay muchas obras públicas financiadas con plata que viene desde Nación y ya tenían problemas desde hace algunos meses. "En el último tiempo, las obras financiadas por Nación estaban muy ralentizadas en la provincia de Santa Fe, casi a un mínimo de ejecución, porque los fondos no estaban llegando. Pienso y tengo esperanza de que los contratos en ejecución se continúen", expresó Eizmendi.

Ruta34.jpeg
En la provincia de Santa Fe hay muchas obras públicas financiadas con plata que viene desde Nación.

En la provincia de Santa Fe hay muchas obras públicas financiadas con plata que viene desde Nación.

Ante esta situación, la Cámara de la Construcción ya solicitó una reunión con Guillermo Ferraro, quien será el nuevo ministro de Infraestructura, para tener más precisiones de cara al futuro. "Nos dijeron que se estaban poniendo al día con toda la situación del sector, que la semana tendrían un diagnóstico y ahí nos reuniríamos. Así que cada delegación está juntando información para llevar un informe de la situación de las obras que son muy distintas y muy diversas en todo el país", explicó.

Las declaraciones de Javier Milei sobre la obra pública

La polémica comenzó cuando el libertario reiteró sus opiniones acerca del gasto que representa la obra pública en la Argentina. “El Estado tiene que honrar sus compromisos, eso quiere decir que va a pagar la deuda, con ajuste sobre las partidas del Estado, por ejemplo, en obra pública”, aseguró.

Milei presidente 3.jpg
Javier Milei dijo que “la obra pública se termina” a partir de que comience su mandato el 10 de diciembre.

Javier Milei dijo que “la obra pública se termina” a partir de que comience su mandato el 10 de diciembre.

En una entrevista que realizó en las últimas horas, Milei volvió a hablar sobre el lugar que pretende darle en su gestión. “La obra pública se termina, no tenemos plata. Tenemos déficit fiscal de 15 puntos del PBI, es el más grande de la historia. Si no hacemos nada, terminamos en una hiperinflación”, advirtió.

“Hay que recortar en las partidas que la política roba: por ejemplo, la obra pública”, decretó, y amplió: “Van a tener que ser hechas por iniciativa privada. Hay que licitarla para que la haga el sector privado. Y si nadie quiere hacerla, significa que esa obra no tenía sentido desde el punto de vista económico y alguien va a tener que explicar por qué hicieron una obra que nadie quería hacer”.