viernes 26 de febrero de 2021
Policiales Patricio Serjal | Rosario | Toyota

Serjal, acorralado por más causas de corrupción en su contra y encerrado en una fuerte depresión

El exfiscal regional de Rosario enfrenta otras dos investigaciones por corrupción que pueden complicar su futuro judicial. Una es el caso de la contaminación en la Petroquímica Bermúdez y la otra la compra de dos autos Toyota a una concesionaria que favoreció con el archivo de la causa. Su estado de salud se deterioró en la cárcel. Bajó más de 18 kilos, afectado por una fuerte depresión.

Dentro de diez días el exjefe de los fiscales de Rosario, Patricio Serjal, insistirá ante la jueza Eleonora Verón con su pedido de abandonar la cárcel de Piñero, donde está alojado desde el 11 de agosto pasado. Su defensa y los fiscales de la causa pidieron que una junta médica analice el estado de salud –tanto psíquico como físico- del exfuncionario, que –según fuentes judiciales- bajó más de 18 kilos de peso y se encuentra atravesando un estado depresivo.

Más allá de lo que se resolverá en la audiencia, si se prorroga la prisión preventiva que vence el 2 de febrero o le otorgan al exfuncionario la detención domiciliaria, Serjal enfrenta otras dos causas vinculadas a casos de corrupción, por fuera de la investigación en la que está acusado de integrar una asociación ilícita en la que cobró sobornos de parte del empresario de juego clandestino Leonardo Peiti, también imputado pero en libertad.

Una causa que complica a Serjal es la de Petroquímica Bermúdez, donde se presume que el exfiscal regional participó de un acuerdo judicial con directivos de la empresa de Sergio Tasselli y con un abogado de la Fiscalía de Estado.

serjal antes de la audiencia imputativa _JJG 05_marca _9x16_marca.jpg
A Serjal se le siguen sumando causas por corrupción mientras era el jefe de los fiscales de la ciudad de Rosario.

A Serjal se le siguen sumando causas por corrupción mientras era el jefe de los fiscales de la ciudad de Rosario.

Este lunes el fiscal Luis Schiappa Pietra pedirá a la jueza de Cámara Georgina Depetris que avale el llamado a audiencia imputativa de Serjal, de Máximo Tasselli, hermano de Sergio, su socio Matías Gallego, y del abogado de Fiscalía de Estado, Gustavo Luzzini. Este trámite debía realizarse el 23 de diciembre pasado, pero el juez de San Lorenzo, Eugenio Romanini, anuló las imputaciones al considerar que los Tasselli ya habían sido juzgados cuando se archivó la causa, por pedido del exfiscal que está preso por cobrar sobornos. Schiappa Pietra y Edery apelaron la medida y la jueza Depetris avaló el reclamo, por lo que ahora está previsto que la imputación pueda llevarse a adelante.

En esa causa se presume que el acuerdo de “remediación” que se firmó en 2018 y servía para sanear Petroquímica Bermúdez, que estaba cerrada desde 2013 con sustancias altamente tóxicas, nunca se cumplió y sólo sirvió para favorecer a los empresarios para evitar complicaciones penales.

Grave contaminación y los dos Toyota

Las pericias indican que de ese predio que Tasselli -actualmente procesado en la causa de los cuadernos de las coimas- adquirió en 1998 y cerró en 2013, como otra decena de empresas que compró en los 90, desaparecieron 850 tubos de gas de cloro de una tonelada cada uno, una sustancia altamente tóxica, según el acta 197 del Ministerio de Medio Ambiente que consta en la causa, a la que accedió Aire de Santa Fe. El escape de gas de tan solo uno de esos tambores provocaría la evacuación de las poblaciones de ciudades cercanas, como Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria y el norte de Rosario, señala uno de los informes.

Además del cloro gaseoso, se detectaron otras sustancias altamente tóxicas que contaminaron las napas freáticas por los escapes permanentes de residuos, como cloroformo, benceno, mercurio y lindano (conocido como Gammexane), un insecticida que se fabricó en ese predio. "El peligro es que no se sabe si las napas de los barrios vecinos están contaminadas con estas sustancias, altamente cancerígenas", señaló un exfuncionario que investigó el caso.

matías edery luis schiappa pietra.jpg
Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra avanzan con distintas investigaciones que tienen a Serjal en la mira.

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra avanzan con distintas investigaciones que tienen a Serjal en la mira.

Los fiscales Schiappa Pietra y Matías Edery, que encabezan la Unidad de Crimen Organizado, empezaron a relevar las causas que había cerrado Serjal. Se encontraron con que el 8 de marzo de 2019 el fiscal de San Lorenzo, Juan Carlos Ledesma, había pedido el archivo de la causa de Petroquímica Bermúdez en una audiencia ante el juez Juan José Tutau. "Es la instrucción de mi superior", dijo. Ese superior podría ser Serjal.

La otra causa que podría sumarse a las espaldas de Serjal es la de la compra de dos autos Toyota a una concesionaria, cuyo dueño fue favorecido por una decisión del exfiscal que pidió el archivo del legajo

La otra causa que podría sumarse a las espaldas de Serjal es la de la compra de dos autos Toyota a una concesionaria, cuyo dueño fue favorecido por una decisión del exfiscal que pidió el archivo del legajo. Fue el primer caso que puso en la mira de la Legislatura a Serjal. La raíz de la sospecha es una causa judicial por delitos económicos que fue iniciada por Omar Santero, de carrocera Sudamericana, contra Rómulo González, actual titular de AutoRosario, que comercializa la marca Toyota. La causa fue favorable a González por una resolución con la firma de los fiscales de grado David Carizza y Natalia Benvenutto y fue después confirmada por Serjal. Un mes después de esta decisión, Serjal adquirió dos autos cero kilómetro en Auto Rosario.

En el casino de oficiales

Serjal está alojado en Piñero en el sector del casino de oficiales desde hace más de cinco meses. La detención la cumple en una oficina convertida en calabozo donde tiene una cama, un escritorio y un baño con inodoro y bidet. Tiene un lugar para caminar por una especie de pasillo. Está en ese lugar porque por su condición de exfiscal regional su vida hubiera corrido peligro si era enviado a un pabellón o a una celda de resguardo.

Ese espacio lo compartía hasta principios de diciembre con su exhombre de confianza, el exfiscal Gustavo Ponce Asahad, que tras declarar y confesar que cobró sobornos de Peiti, ahora está alojado en una dependencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el aeropuerto Malvinas Argentinas. Ponce Asahad pidió en esa audiencia que lo llevaran a otro lugar de detención porque había sufrido, según él, una amenaza. Nunca quedó claro ni se comprobó quién lo intimidó.

fiscal gustavo ponce asahad _ph Andrés Mancera _9x16.jpg
El exfiscal Gustavo Ponce Asahad está detenido en la sede de la Policía Aeroportuaria de Rosario.

El exfiscal Gustavo Ponce Asahad está detenido en la sede de la Policía Aeroportuaria de Rosario.

Serjal bajó unos 18 kilos desde que llegó a la cárcel de Piñero. Se sospecha que su debilitamiento físico se debe a que atraviesa un cuadro depresivo. Por eso su defensa pidió una junta médica, con el aval de los fiscales Schiappa Pietra y Edery. No se sabe aún si el diagnóstico que deberán emitir tres médicos que lo analizarán estará listo para antes de la audiencia en la que se definirá si se prorroga o no la prisión preventiva.

El viernes pasado Serjal pidió a través de su abogado que lo atienda su médico de cabecera, algo que se lo habrían autorizado las autoridades del penal. También solicitó permiso para que lo vaya a ver un pastor evangélico que trabaja desde hace mucho tiempo en ese penal. Serjal invocó el nombre de Oscar Sensini, principal referente de la iglesia Redil de Cristo, que realiza tareas pastorales en las cárceles desde hace mucho tiempo.

Serjal pidió a través de su abogado que lo atienda su médico de cabecera, algo que se lo habrían autorizado las autoridades del penal. También solicitó permiso para que lo vaya a ver un pastor evangélico.

El 12 de enero pasado, el abogado defensor de Armando Traferri, José Luis Vázquez, aseguró que una fuente del sistema penitenciario provincial le confirmó que los fiscales Edery y Schiappa Pietra realizaron el pasado 4 de enero una visita al lugar de detención donde está detenido Serjal. La reunión fue pedida por el exfiscal por su estado de salud, según señalaron fuentes de la fiscalía.

Vázquez presume que los fiscales, que según él estuvieron más de una hora, mantuvieron contacto con Serjal para convencerlo de que declare en la causa, como lo hizo Ponce Asahad a principios de diciembre. Fuentes de la causa negaron los dichos del abogado de Traferri.

Dejá tu comentario