viernes 23 de octubre de 2020
Policiales | Twitter | Rosario | Judiciales

Rosario: el excomisario Lentini está al borde de ser querellado por injurias en las redes sociales

Claudio Rubén Lentini, cuya fama se la ganó por haber quedado filmado cuando coimeaba a un transportista cordobés, se escondió tres años detrás de cuentas de Twitter para difamar a periodistas, políticos y funcionarios judiciales.

@veníquete atiendo, @susanaaltamirano, @susanaStewart, o @rosarioinsegura. Esas eran algunas de las cuentas de la red social Twitter en las cuales se posteaba todo tipo de comentarios injuriosos contra periodistas y medios de comunicación de Rosario, abogados, funcionarios del Poder Judicial y del Ejecutivo.

En esa bitácora virtual también se despotricaba contra las políticas públicas, principalmente en materia de seguridad, y hasta se publicaron fotos de cadáveres víctimas de homicidios violentos apenas ocurrían los hechos, entre otros datos sensibles que se deben mantener en reserva en las investigaciones.

Hace pocos días se determinó que detrás de esos perfiles se escondía Claudio Rubén Lentini, de 61 años. Se trata de un ex comisario que tuvo trascendencia pública en 2011, y no precisamente por su lucha contra el crimen o atrapar delincuentes, sino por ultrajar y mancillar el rol que ostentaba cuando fue filmado mientras pedía coimas a un transportista de la provincia de Córdoba para devolverle un camión que le habían robado.

Detrás de un pajarito

Algunas personas que el ex comisario atacaba en la red social del pajarito se hartaron de permanentes hostigamientos, y en 2017 realizaron una presentación ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA) para determinar la titularidad de las cuentas donde aparecían mencionados.

Es que Lentini además publicaba patentes de autos, claves tributarias o las multas de tránsito que correspondía a abogados, policías, políticos, periodistas, empresarios, empleados judiciales y personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

Lentini Rosario Insegura amenazas.jpg
Así está en la actualidad la cuenta @RosarioInsegura.

Así está en la actualidad la cuenta @RosarioInsegura.

Los posteos en @veníquete atiendo, @susanaaltamirano, @susanaStewart, o @rosarioinsegura tenía tan poca entidad y rigurosidad que los comentarios y retweets quedaban circunscritos al interés de unos pocos seguidores y seguidos, y a un círculo de personas más o menos atentas a chispazos del mundo judicial o policial. Pero generaban preocupación porque hacía público algunos datos personales y profesionales.

Una de esas desagradables publicaciones se dio el día que asesinaron de un disparo en la cabeza al ex concejal y pastor Eduardo Trasante. Apenas ocurrido el hecho, Lentini viralizó una foto del cuerpo de la víctima dentro de su casa. Eso demuestra que tenía contactos con algunos agentes de la Policía que estuvieron en el lugar del hecho.

Ensañamiento

Una funcionaria judicial que se desempeña en la Agencia de Investigación Criminal (AIC) del MPA también fue blanco de los arteros ataques en la red social, lo cual preocupó a las autoridades y aceleró las medidas para hallar al autor de los comentarios. En una de las cuentas de Twitter Lentini viralizó una foto de Carla B., la empleada del MPA, que ya había sido hostigada. La imagen fue extraída de la cuenta oficial de Twitter de la mujer y acompañada por frases como: "no saben con quién se metieron", "algunos quieren ver a sus familiares muertos" o "ya te voy a enganchar traidor, ya saben a quién apuntó".

A esa situación se hilvanó algo más grave, cuando Carla denunció un hecho ocurrido el domingo 9 de febrero. Ese día estaba trabajando en el Centro de Justicia Penal de Virasoro y Mitre, y en un momento se cruzó a un bar para comprar café. Al regresar escuchó detonaciones parecidas a disparos de arma de fuego.

Alarmada le pidió al personal de custodia que constate si se trataba de una balacera contra el edificio, sobre todo por los antecedentes de atentados. Pero los agentes le confirmaron que no eran disparos, y asociaron las explosiones al caño de escape de alguna moto que circulaba por la zona.

Lo más inquietante para Carla fue lo que se publicó un par de horas después en la cuenta

@VeníQueTeAtiendo. "10.30 de hoy desde un Corsa gris dos masculinos efectúan disparos intimidatorios en la esquina de Sarmiento y Rueda. El personal policial cuerpo a tierra. Si alguien quiere chequear. Saludos".

Lentini placa.jpg

La empleada del MPA tuvo la firme sospecha de que el ex comisario estaba esa mañana en inmediaciones del CJP y fue quien realizó la publicación tras haberla reconocido. Es que por esos días Lentini la tenía como blanco favorito de sus escraches. La investigación tomó otro impulso en manos del fiscal Mariano Ríos, de la Unidad de Investigación y Juicio

Ese episodio es parte de la investigación, que ya había acumulado la presentación y declaración testimonial en Fiscalía de al menos tres damnificados. Y lo que terminó por desenmascarar a Lentini fueron los informes, pericias técnicas y entrecruzamiento de datos sobre las cuentas.

Desenmascarado

Así se solicitó información a Twitter International Company sobre las cuentas @rosarioinsegura y @suStewartAlta, las cuentas de correo electrónico asociadas y desde dónde habían sido creadas. Se constató además las IP de las computadoras utilizadas y los IMEI de los teléfonos celulares, cuyas empresas también aportaron datos de la titularidad de líneas. Y todo condujo directamente a Lentini.

Entonces el fiscal Ríos solicitó autorización al juez Florentino Malaponte para allanar un departamento de pasillo ubicado en calle Paraguay al 2500, barrio cercano al Parque Independencia. Los efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) irrumpieron en el lugar y encontraron al ex comisario con una hija de 28 años.

Lentini cuadernos.jpg
Los cuadernos que fueron encontrados en la casa de Lentini.

Los cuadernos que fueron encontrados en la casa de Lentini.

Por todos los rincones de la casa había cuadernos, anotadores y libretas manuscritas con nombres de personas, algunos conocidos públicamente, teléfonos celulares, pendrives, computadoras de escritorio, tablets.

Lentini volantes.jpg
En el allanamiento en su vivienda, Lentini tenía volantes en los cuales se ofrecía un servicio

En el allanamiento en su vivienda, Lentini tenía volantes en los cuales se ofrecía un servicio

También hallaron volantes con inscripciones donde se promocionaba una especie de agencia privada de vigilancia o servicios de espionaje. Además secuestraron seis teléfonos, una tablet, una computadora, 37 municiones calibre 38 Special en una caja que debía contener 50 proyectiles.

De la fiscal regional a Poroto Cubero

En uno de los cuadernos figuraba el nombre de la actual fiscal regional, María Eugenia Iribarren. También se pudieron leer los nombres del ex jugador de fútbol Fabián Poroto Cubero, de los periodistas Alejandro Fantino y Luis Novaresio entremezclados con otros trabajadores de prensa rosarinos con los cuales solía ensañarse. De todos tenía las claves de identificación tributaria.

Cubero.jpg
Lentini tenía información del jugador de fútbol,

Lentini tenía información del jugador de fútbol, "Poroto" Cubero.

También se incautaron 226.300 pesos que Lentini dijo que se trataba de ahorros, una parte correspondía a la indemnización de un juicio que su esposa le había ganado a la Empresa Provincial de la Energía (EPE). El fiscal ordenó que el dinero no sea parte del secuestro.

De las pericias y la información que se extraiga de los dispositivos tecnológicos que usaba Lentini se podrá establecer si cometió delitos de amenazas, o sólo quedan en las calumnias o injurias, que se tramita por un procedimiento de querella si es que los damnificados así lo deciden. Cuando el caso tomó estado público, fueron varias las personas que hicieron fila para querellar al ex comisario, según pudo saber Aire de Santa Fe.

Por eso serán determinantes esas medidas para avanzar o no con la apertura de un legajo penal. También hay algunos indicios que llevarían a suponer que el desquiciado ex comisario tenía una cartera de clientes a quienes les cobraba "abonos", y a pedido o por encargo, desparramaba los agravios a diestra y siniestra.

La cámara oculta de 2011

El ex comisario Lentini quedó bajo la mirada de los medios, incluso a nivel nacional, tras una cámara oculta que difundió en agosto de 2011 el programa ADN en el Canal 10 de Córdoba. La filmación fue captada el 21 de julio de 2011 por un transportista cordobés a quien Lentini, que en ese momento era jefe de la comisaría 32ª, le pidió una coima de 6.000 pesos para devolverle su camión robado.

Lentini.jpg
Lentini, de 61 años, tenía en su casa múltiples anotaciones con nombres de  personas a las cuales hostigaba en redes sociales.

Lentini, de 61 años, tenía en su casa múltiples anotaciones con nombres de personas a las cuales hostigaba en redes sociales.

En ese trato espurio Lentini le dijo al camionero: "¿En cuánto cerrás? Dale, aprovechá que hoy estoy bueno por el Día del Amigo". El transportista desembolsó 2.500 pesos para recuperar el rodado.

El comisario afrontó una causa judicial que estuvo en manos del juez de Instrucción Javier Beltramone. El expediente llegó a sentencia en 2016, cuando la jueza María Isabel Más Varela lo condenó a 3 años de prisión en suspenso por los delitos de concusión e incumplimiento de deberes de funcionario público, y lo inhabilitó por cinco años para ejercer cargos públicos.

El ex funcionario policial apeló esa condena, y en mayo de 2017 la Cámara Penal de Rosario le redujo la pena a dos años y ocho meses de prisión, pero mantuvo la inhabilitación especial para ejercer cargos públicos y judiciales.