menu
search
Policiales Santa Fe | Juan Ignacio Suris | preso

Preso vip de la Policía Federal de Santa Fe: inician una causa contra el financista Juan Suris

Estuvo alojado en la PFA santafesina y gozó de múltiples beneficios luego de presuntamente coimear un subjefe de la repartición.

El narco financista, Juan Ignacio Suris, sumó una nueva causa en su contra por haber coimeado a un subjefe de la Policía Federal para lograr tener una estadía vip en la sede de la ciudad de Santa Fe.

Desde recibir visitas a toda hora, alojarse en el casino de la policía y no en un calabozo y hasta comer asados y hacer pedidos en Mc Donalds, con un subcomisarío de la repartición, fueron alguno de los privilegios que tuvo Suris en su paso en la PFA.

Por el caso, fue citado a indagatoria por el juez federal Aurelio Cuello Murúa, tras un pedido realizado por el fiscal Walter Rodríguez que inició una investigación a partir de una denuncia anónima que destapó el lujoso y trato diferenciado que tenía en la dependencia el financista condenado en la Justicia federal de Bahía Blanca.

LEER MÁS ► Detectan que un financista ligado al valijero Leonardo Fariña era un preso vip en la Policía Federal de Santa Fe

Policía Federal Santa Fe condena2.jpg
Frente de la Policía Federal de la ciudad de Santa Fe. 

Frente de la Policía Federal de la ciudad de Santa Fe.

Actualmente alojado en la cárcel de Ezeiza, Suris fue citado a indagatoria por dos delitos: el cohecho activo, ya que la Fiscalía entiende que abonó dinero para ser favorecido en el lugar de detención; y encubrimiento por haber tomado conocimiento, por parte del subjefe Benítez, de una serie de allanamientos que tenían como objetivo quebrar una banda narcocriminal de barrio Las Lomas, cuyo cabecilla aparece en una foto difundida en Facebook con Suris.

Por el caso además fue detenido el entonces subjefe de la PFA, Leonardo Benítez, acusado de múltiples delitos cometidos durante la estadía de Suris en la delegación.

Como en un hotel

Los cargos contra Juan Suris surgieron a partir de la causa que se inició por una denuncia que llegó a la Fiscalía Federal N°2 y que destapó los beneficios que recibía el recluso en la Policía Federal de calle San Martín 338 tras su detención en noviembre pasado en la ciudad de Esperanza.

Aquella detención fue ordenada por el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca para cumplir una condena por comercio de estupefacientes, entre 2011 y 2013, y montar una usina de facturas truchas para evadir el pago de impuestos a la Afip.

Juan Suris Leonardo Fariña Policia Federal Santa Fe.jpg

En ese momento, Suris fue provisoriamente alojado en la sede de la PFA de Santa Fe hasta que saliera el pase al Servicio Penitenciario. Sin embargo, ese trámite nunca se concretó por parte de las autoridades de la repartición.

Desde entonces, estuvo alojado en la dependencia federal y se la pasaba en el despacho del subjefe Leonardo Benitez, según indicaron testigos que declararon en la causa. “Estaba horas en la oficina con Benítez, tomando café y tomando mate, comiendo picadas, asado y pedidos de McDonald”, dijeron.

De hecho, por la lujosa estadía, los agentes de la PFA se referían hacia él como el “inquilino”, “tercer jefe” o “tercer comandante”.

Allanamientos sobre la mesa

La imputación contra Suris recae además en que el preso vip supo enterarse de doce ordenes de allanamientos que había dispuesto el Juzgado Federal N°1 de Santa Fe en el marco de una causa que impulsó el fiscal Gustavo Onel y que investigaba una organización narco criminal que operaba en el barrio Las Lomas de la ciudad de Santa Fe.

LEER MÁS ► Allanaron la Policía Federal de Santa Fe: investigan a un exsubjefe pasado a disponibilidad

El recluso, según estableció la causa, se enteró de los allanamientos ya que se encontraba en el despacho del subjefe Leonardo Benítez quien a viva voz comentaba sobre los lugares que debían ser requisados por la propia Policía Federal. Entre los lugares a allanar, la Justicia había ordenar el domicilio de un hombre que justamente tiempo atrás se había sacado una foto con Suris y la cual se difundió por la red social Facebook.

Llamativamente, los allanamientos dieron resultados negativos pese a que esa causa tenía avanzada la hipótesis de que la organización traficaba drogas a grandes escalas.