sábado 11 de julio de 2020
Policiales | Legislatura | Rosario | Carlos Del Frade

Piden la suspensión por seis meses para el fiscal regional de Rosario

Este miércoles el diputado Carlos Del Frade puso a disposición de la Comisión Bicameral la acusación por mal desempeño contra Patricio Serjal, actualmente bajo la lupa por archivar una causa contra un empresario al cual después le compró dos automóviles.

El diputado provincial del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, presentó este miércoles ante la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura de Santa Fe el pedido de suspensión para el fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal, por mal desempeño de sus funciones. El mismo se encuentra bajo la lupa del poder legislativo luego de disponer el archivo de una causa contra un concesionario rosarino al cual después le compró dos automóviles.

En su acusación, el legislador de la cámara baja solicitó a los integrantes de la Bicameral la suspensión de Serjal por el término de seis meses, los cuales serán contados a partir de la fecha de notificación del resultado de la votación de la sesión conjunta de la Honorable Legislatura Provincial de Santa Fe.

El pedido del diputado también solicitó que el funcionario a cargo de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial, del Ministerio Público de la Acusación, transite la suspensión sin goce de sueldo.

Leer másPara Del Frade, el fiscal regional de Rosario tiene que ser suspendido

El manto de sospecha sobre Serjal se originó luego de que el funcionario judicial cerró una causa por estafa y administración fraudulenta contra un grupo de personas que fueron denunciadas de haber pergeñado un plan para vaciar una concesionaria. Casualmente, a un mes de disponer el archivo de esa denuncia por una supuesta “inexistencia de delito”, el fiscal regional compró en esa entidad dos automóviles Toyota Corolla y Ethios entre junio y julio de 2019.

Aquel archivo fue apelado por los abogados querellantes, Walter Stramazzo y Gustavo Peirone, y con posterioridad el fiscal general, Jorge Baclini, advirtió la situación por lo que ordenó que se reabra la investigación. Serjal por su parte, pidió apartarse de la causa y ello motivó a que su superior (Baclini) informe la situación a la Comisión Bicameral de la Legislatura tras considerar que su subordinado pudo haber cometido “mal desempeño de sus funciones”.

Del Frade Legislatura 1 _16x9_marca.jpg
Carlos del Frade, diputado provincial por el Frente Social y Popular

Carlos del Frade, diputado provincial por el Frente Social y Popular

La irregular situación salió a la luz en noviembre del año pasado y quedó sujeta a revisión de los integrantes de la Comisión Bicameral que se encuentra presidida por el senador, Raúl Gramajo. A siete meses del destape, el diputado Del Frade -constituido como acusador- consideró que el jefe de los fiscales de Rosario “antepuso sus intereses privados al bien público y sacó provecho de circunstancias emparentadas a su tarea como funcionario público”.

Leer másEl fiscal regional de Rosario negó el "estado de suspicacia" en su contra

Según el legislador, Serjal “especuló con la posibilidad de que la causa se archivara definitivamente y, de esa manera, evitar dar cuenta de sus negocios privados, incompatibles con el decoro, la transparencia y la ética que deben gobernar su obrar”. Por esa razón Del Frade remarcó que el funcionario judicial tuvo una “clara conducta antiética”.

De hecho, el diputado señaló en su dictamen que la “conducta correcta” que tendría que haber adoptado Serjal en su momento era la “no involucrarse en negocios económicos de tamaña envergadura con una persona a la que había favorecido recientemente con un acto de su función”.

“Especuló con la posibilidad de que la causa se archivara definitivamente y, de esa manera, evitar dar cuenta de sus negocios privados", sostuvo el legislador

“Especuló con la posibilidad de que la causa se archivara definitivamente y, de esa manera, evitar dar cuenta de sus negocios privados", sostuvo el legislador

Del Frade resaltó además que el fiscal regional agravó más su conducta al “no informar en tiempo y forma” a Baclini de la operación comercial que había realizado. “Ni solicitó su apartamiento sino hasta que el Fiscal General ordenó la reapertura de la investigación, lo que hace que esa solicitud de apartamiento resulte inoportuna y extemporánea”, indicó.

“Se trata a todas luces de un obrar que quebranta las bases más elementales de la honestidad y austeridad con la que debe ejercerse la función pública”, remarcó el diputado provincial.

Este jueves por la mañana, Del Frade habló con Luis Mino en Aire de Santa Fe para ampliar el tema.

Dejá tu comentario