jueves 13 de enero de 2022
Policiales Agencia de Investigación Criminal | Santo Tomé | asalto

Los ladrones muertos en el asalto de Santo Tomé tenían gorras y tapabocas con logos policiales

El caso ocurrió el viernes en horas de la tarde cuando un grupo de por lo menos tres delincuentes irrumpió en un tradicional local de venta quesos.

La causa que investiga el asalto a una distribuidora de quesos de Santo Tomé, cuyo desenlace terminó con dos ladrones muertos en un enfrentamiento con policías, no solo estableció que se trató de un violento robo sino que quienes intentaron cometerlo podrían ser parte de una banda de “falsos policías”.

Así lo evidencian las prendas y accesorios de vestir que fueron secuestradas durante el peritaje que llevó a cabo personal de criminalística de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) dentro y fuera del local en donde ocurrió el suceso, en Belgrano al 2000, cerca de las cinco de la tarde.

Según versiones policiales, los ladrones tenían en su poder un Handy negro sin ninguna inscripción, cuatro bolsos (que se presumen eran para colocar el botín) dos gorras de las cuales una tiene un escudo policía y dos tapabocas de los cuales uno también llevaba la insignia de la fuerza de seguridad provincial.

Leer más ► Santo Tomé: un intento de robo terminó con dos ladrones muertos

En cuanto al peritaje balístico, el equipo técnico encontró en el lugar 13 vainas servidas y otros cuatro proyectiles (tres de 9 milímetros y otro de 32). Del lugar, además los peritos secuestraron una pistola calibre 9 milímetros marca Taurus con al menos siete cartuchos, un revolver calibre 32 y una escopeta calibre 12.

Otro de los hallazgos fue el de una suma aproximada de $36.600 cuyos billetes se encontraban manchados con sangre, al igual que tres relojes que tenían en su poder los delincuentes muertos.

Ladrones muerto por asalto a distribuidora santo tom.jpg
Por el procedimiento se hizo presente el jefe de la Unidad Regional I.

Por el procedimiento se hizo presente el jefe de la Unidad Regional I.

En cuanto a la identidad de los asaltantes, uno de ellos fue identificado en la morgue judicial del hospital José María Cullen como Emanuel Ríos. En tanto, aún no pudo ser determinado quien sería el otro delincuente muerto en el enfrentamiento.

Las actuaciones del caso fueron remitidas al fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Martín Torres y al de Violencia Institucional, Ezequiel Hernández. Ambos dispusieron que los cuerpos sean examinados en la Morgue Judicial y a su vez que sean relevadas las cámaras del interior de la distribuidora como así también de la zona.

Sobre la mecánica del hecho, se estableció que los ladrones ingresaron armados y mantuvieron privados de la libertad a por lo menos cinco personas que estaban dentro de la distribuidora.

Santo Tome.jpg
Policía retuvieron a uno de los ladrones que luego fue llevado al Cullen en donde falleció.

Policía retuvieron a uno de los ladrones que luego fue llevado al Cullen en donde falleció.

Sin embargo, la situación fue advertida a la Central del 911 por lo que rápidamente llegaron al lugar agentes policiales del Comando Radioeléctrico. Cuando los uniformados llegaron y vieron a los delincuentes uno de ellos gritó “alto policía”. La frase dio origen a un intenso enfrentamiento que terminó con dos de los tres ladrones muertos.

“En principio las versiones son coincidentes en que los ladrones estaban armados y que dispararon contra los policías”, explicó al respecto una fuente ligada a la investigación y que fue consultada por AIRE.