viernes 15 de enero de 2021
Policiales | arma de fuego | Ciudadela |

Lo agarraron tirando un revólver al techo y quedó preso

El juez Patrizi impuso la prisión preventiva a un muchacho que fue descubierto cuando se descartaba de un arma de fuego en barrio Ciudadela. Tenía un yeso en una pierna y se movilizaba con muletas.

Un muchacho de 22 años quedó detenido al ser agarrado in fraganti cuando tiraba un revólver al techo de una casa en barrio Ciudadela Norte, en plena siesta santafesina. La fiscal María Lucila Nuzzo le atribuyó dos hechos similares, uno de ellos de fines de 2018, y solicitó que permanezca en prisión preventiva.

El juez Jorge Patrizi dio lugar al pedido fiscal por considerar que existe riesgo de fuga ante una pena de cumplimiento efectivo. El joven fue imputado como autor de los delitos de portación indebida de arma de fuego de uso civil y portación indebida de arma de fuego de guerra.

Lucila Nuzzo fiscal.jpg
La fiscal a cargo de la investigación.

La fiscal a cargo de la investigación.

En la misma zona

“Chinito” Alegre fue detenido dos veces armado, y en la misma zona de barrio Ciudadela Norte. La primera de ellas fue el 3 de diciembre de 2018, aproximadamente a las 21.45 en zona de calle Juan Díaz de Solís y Pasaje Pedro Vega. “Chinito” iba acompañado por otro muchacho de identidad desconocida y llevaba un arma de fuego tipo escopeta recortada, calibre 36 conteniendo en el interior de su recámara un cartucho del mismo calibre de color rojo intacto. Como se trataba de un arma de fuego catalogadas como “de uso civil” y se trata de un delito excarcelable, “Chinito” recuperó la libertad.

Embed

La segunda detención fue tiempo después, pero a escasos 200 metros del primer hecho. El jueves 7 de enero de 2021, a las 14:30 aproximadamente, personal policial que se encontraba patrullando el barrio Ciudadela Norte divisó a “Chinito” en la intersección de las calles Ricardo Aldao y Lamadrid. La situación llamó la atención de los uniformados ya que el muchacho se movilizaba con muletas por tener una pierna enyesada y estaba arrojando un elemento al techo de una vivienda.

Cuando el personal policial constató que lo que había arrojado al techo era un revólver calibre 38, que contenía en el tambor cuatro municiones del mismo calibre -dos percutadas y dos intactas, notificaron de la aprehensión a la fiscal en turno Lucila Nuzzo quien dispuso que permanezca detenido para ser imputado. En las últimas horas el juez Patrizi dictó la prisión preventiva.

Embed

Dejá tu comentario