menu
search
Policiales | armas | Matías Edery | Rosario

Entrega de armas: uno de los investigados es hermano de la jefa de policía de la provincia

La justicia provincial investiga la entrega de armas que estaban bajo custodia, a cambio de una moto. Hay un policía quedó en prisión preventiva. Otro de los investigados es el hermano de la jefa de la policía santafesina, Emilce Chimenti.

Un policía de la ciudad de Rosario está detenido bajo prisión preventiva tras ser imputado por entregar 10 armas y 107 munciones que estaban bajo custodia judicial a un joven que se las cambió por una moto. Las armas fueron secuestradas el miércoles de la semana pasada, durante un allanamiento a un "aguantadero" del noroeste rosarino y en el que fueron detenidos un joven de 20 años y su madre de 45. Entre los uniformados investigados se encuentra un hermano de la jefa de la policía provincia, Emilce Chimenti.

El fiscal que ordenó ese allanamiento, Matías Edery, descubrió que las armas incautadas eran las mismas que ya habían sido secuestradas en anteriores procedimientos por balaceras y abuso de armas, y que debían estar a resguardo en la sección Balística de la Policía de Rosario. En medios del sur provincial, el fiscal explicó que “este policía trabaja en la División Criminalística, una sección de la que depende Balística. Nosotros les sacamos los teléfonos a todo el personal, porque consideramos que todos pertenecen a la misma área de la policía. Entre ellos, está el hermano de la señora Chimenti. No trabaja directamente en Balística, pero las responsabilidades administrativas pueden ser de cualquiera, por eso investigamos”.

“Entiendo el impacto público de esta situación, pero no hay una sospecha directa sobre esa persona, sino que se investiga a todo el personal que pudo tener alguna responsabilidad en el cuidado de esas armas”, agregó Edery.

Matías Edery fiscal medidas.jpg
El fiscal que ordenó ese allanamiento, Matías Edery, descubrió que las armas incautadas eran las mismas que ya habían sido secuestradas en anteriores procedimientos por balaceras y abuso de armas.

El fiscal que ordenó ese allanamiento, Matías Edery, descubrió que las armas incautadas eran las mismas que ya habían sido secuestradas en anteriores procedimientos por balaceras y abuso de armas.

El hallazgo del "arsenal" se produjo en un contexto de recrudecimiento de la violencia letal en esta ciudad santafesina, en la que se produjeron más de 90 homicidios en lo que va del año.

El fiscal Matías Edery acusó al policía Juan Carlos Belotti (21) de entregar 10 armas y 107 municiones que estaban en la sección Balística de la Unidad Regional II (URII) a un joven de 20 años identificado como Omar Lautaro Greco. Por su parte, este chico, que tenía las armas en un "aguantadero" ubicado en Garzón al 900 bis de Rosario, fue imputado con prisión preventiva por 90 días el viernes pasado, recordaron voceros judiciales.

Según la investigación de Edery, el policía sustrajo las armas secuestradas en diferentes procedimientos y se las dio a Greco a cambio "de un motorodado", informó este martes el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Belotti fue imputado por los delitos de peculado, en concurso con sustracción de evidencia y entrega de armas de fuego en 11 hechos, detallaron las fuentes. En tanto, el juez penal Héctor Núñez Cartelle admitió este martes la acusación y dictó prisión preventiva por el plazo de 90 días para el empleado policial que se desempeña en la sección Balística de la URII.

Las armas habían sido secuestradas en un procedimiento solicitado por el fiscal de la Agencia de Criminalidad Organizada, David Carizza, quien luego advirtió que se trataba de elementos que debían estar bajo resguardo judicial porque constituían evidencia de causas en trámite. En el lugar donde se secuestraron las armas, la policía también encontró frascos con cogollos de marihuana y quedó demorada la madre del joven, quien no fue acusada por la tenencia de las armas.