domingo 20 de septiembre de 2020
Policiales | Asuntos Internos | Rosario | Marcelo Sain

Denuncian que Asuntos Internos usó fondos reservados para defender a policías que encubrieron un homicidio

PRIMERO EN AIRE | En 2014, Franco Casco fue torturado y asesinado por policías de Rosario. Según la denuncia presentada por el ministro de Seguridad, Marcelo Sain, con "fondos reservados" de Asuntos Internos se pagó a un abogado para que defendiera a los acusados.

El 6 de octubre de 2014, Franco Casco, un joven de 20 años, dejó la casa de una tía en Rosario y caminó hacia la estación de trenes para regresar a la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde vivía con su familia. Sin embargo, en el camino agentes de la policía lo interceptaron y lo llevaron a la comisaría séptima.

Allí lo encerraron en un calabozo conocido como "La Jaulita". Hubo golpes, gritos y luego un silencio absoluto. El 30 de octubre -24 días después-, Prefectura encontró el cuerpo de Franco Casco flotando en el río Paraná.

En las últimas horas, el ministro de Seguridad de la Provincia, Marcelo Sain, presentó una denuncia ante la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, en la que afirma que con "fondos reservados" de Asuntos Internos, se le pagó durante casi un año a un abogado particular para que defendiera a los cinco policías acusados de encubrir el secuestro y asesinato del joven Casco.

Lo llamativo es que la función de Asuntos Internos no apunta a defender a policías acusados, sino todo lo contrario.

Lo llamativo es que la función de Asuntos Internos no apunta a defender a policías acusados, sino todo lo contrario: investigar las irregularidades que los policías pueden cometer en el ejercicio de sus funciones.

En un informe oficial de Asuntos Internos, se especifica en la parte referida al rubro “Gastos Reservados” lo siguiente: "El aumento de la partida a partir de octubre de 2017 y hasta septiembre de 2018, se debió a que $ 78.000 -mensuales- eran destinados al pago de honorarios de abogados del personal perteneciente a esta Unidad Especial que se encontraba involucrado en el caso 'Casco' de la ciudad de Rosario. Esto se dio a partir de una orden del secretario de Control” de la Provincia de Santa Fe.

La mirada sobre dos exfuncionarios

Sain pide a la Justicia que investigue al director de Asuntos Internos de aquel momento, Luis Alberto Sosa, y también a su superior político, David Reniero, que se desempeñaba como secretario de Control de Fuerzas de Seguridad del Ministerio de Seguridad.

En la denuncia se plantea la posibilidad de que ambos funcionarios incurrieran en el delito de "peculado", que básicamente significa el hecho de desviar fondos públicos que debían ser administrados. En este caso, sería utilizar dinero del Estado para pagar a abogados particulares.

Pero esto no es todo. El abogado contratado fue José Manuel Alcacer. Según la denuncia, este mismo abogado había trabajado poco antes como asistente técnico en Asuntos Internos. De esta manera, contaba con información privilegiada sobre el accionar de los cinco policías que él estaba defendiendo.

Este mismo abogado había trabajado poco antes como asistente técnico en Asuntos Internos. De esta manera, contaba con información privilegiada sobre el accionar de los cinco policías que él estaba defendiendo.

Por este motivo, Sain también denunció al abogado Alcacer, por la presunta violación de la Ley Provincial de Etica Pública. Si bien el abogado había dejado de prestar servicios en Asuntos Internos en octubre de 2015, la ley lo inhabilita a representar a funcionarios públicos durante dos años.

El "perfil de los defendidos"

En su denuncia, el ministro Marcelo Sain dedica un apartado especial a describir "el perfil de los defendidos que caracteriza el desempeño de la actividad profesional de José Manuel Alcacer y de su socio Lucas Peirone, quien también se desempeñó como asesor político de la Secretaría de Control del Ministerio de Seguridad de la Provincia".

Sain remarca que mientras era asesor del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, el abogado Alcacer defendía a Gabriel Zilli, médico oncólogo de la ciudad de Rosario que fuera detenido, imputado y procesado en la causa popularmente conocida como “Narcoarroz”.-

También fue defensor de Luis Alberto Paz, procesado como jefe de una asociación ilícita dedicada a la venta de drogas y lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Al defendido de Alcacer se lo vinculó a una banda transnacional que tenía previsto introducir en el país de Portugal, a través de Guinea Bissau, cargamentos de cocaína camuflados en arroz, en una red con conexiones con el cartel colombiano “Norte del Valle”.-

También fue defensor de Luis Alberto Paz, procesado como jefe de una asociación ilícita dedicada a la venta de drogas y lavado de dinero proveniente del narcotráfico, cuando era socio en su estudio jurídico del abogado Lucas Peirone.

A su vez, Sain plantea que Peirone es el abogado de Esteban Lindor Alvarado, cabecilla de una de las organizaciones narcocriminales más importantes de la región.

Dejá tu comentario