menu
search
Policiales Drogas | procesamiento | Paraguay

Confirman procesamiento contra expolicía de la URI por vínculos con una organización narco de Paraguay

Se trata de "Tripa" Celer, condenado a cinco años de prisión por haber realizado un falso allanamiento en una vivienda del barrio Barranquitas en 2019. Ahora la Justicia federal lo investiga por haber planeado la llegada de un cargamento de drogas a Santa Fe.

La Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario dejó firme el procesamiento que pesa sobre Adrián “Tripa” Celer, un expolicía de Santa Fe que fue condenado en 2019 por haber realizado un falso allanamiento en una propiedad del barrio Barranquitas para secuestrar “drogas, armas y dinero”.

La reciente resolución, que lleva la firma de los jueces Elida Vidal y Aníbal Pineda, es por una causa que instruyó el fiscal Walter Rodríguez y que develó cómo Celer habría pautado al menos traficar estupefacientes y un arma de fuego cuya procedencia era una de una organización narcocriminal radicada en Paraguay.

El fallo no solo ratifica los cargos atribuidos al exagente sino que también lo deja al borde de que el fiscal formule la elevación a juicio y sea juzgados en el Tribunal Oral Federal como presunto autor del delito de “confabulación”, una figura penal que sanciona a quienes realicen actos preparatorios para ejecutar un delito.

Leer más ► Llaman a indagatoria a un policía que mejicaneaba narcos

walter rodriguez.jpg
Walter Rodríguez, fiscal federal que investiga a Celer por confabulación

Walter Rodríguez, fiscal federal que investiga a Celer por confabulación

Celer cumple actualmente una condena de cinco años de prisión efectiva que fue resuelta en la Justicia provincial tras cerrar un juicio abreviado por medio de su abogado, Enrique Muller, con el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Ezequiel Hernández. Aquella sentencia, dictada en mayo del 2019, además condenó a otros tres uniformados que prestaban servicios en la policía provincial: Cristian Basilio Gutiérrez; Leonardo Abel Velázquez; y Exequiel Sebastián Romero.

Todos fueron condenados de haber ingresado ilegalmente el 6 de noviembre del 2017 a un domicilio de Iturraspe y Terraplén, en horas de la madrugada. Allí, redujeron al único ocupante y por medio de amenazas le pidieron la entrega de dinero, armas y drogas. La turbia situación fue denunciada por vecinos que llamaron al 911 y un grupo de agentes del Comando llegaron a la propiedad y deschavaron a los policías que realizaban el falso allanamiento.

Por esa causa, los investigadores le secuestraron el teléfono a Celer, el cual fue una llave para para abrir y destapar una trama narco que vincula el transporte de drogas y armas provenientes del exterior.

Auto de Adrian Celer.jpg
El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

Chats reveladores

El procesamiento tiene como eje un total de 13 chats que se encontraban en el Samsung GSM GT-I9192 Galaxy S4 Mini Duos de Celer y que develaron, a través de la mensajería de Whatsapp, el intercambio de mensajes con el contacto “Gordo Pascuala”, quien fue identificado presuntamente como Jorge Luis D., y el cual se encontraría radicado en Paraguay pero que sería oriundo de Santa Fe.

En este sentido, la resolución apunta a que el exuniformado llevó a cabo un plan ilícito con "Pascuala" consistente en el tráfico de estupefacientes en su modalidad de comercialización ya que a lo largo de los chats investigados se detectó que planificó transportar desde Paraguay un cargamento de estupefacientes y también un arma de guerra.

Leer más ► "Tripa" Celer: la historia del primer expolicía que será juzgado en Santa Fe por enriquecimiento ilícito

Por ese cargamento, Celer debió realizar un giro el 11 de octubre del 2017 por un monto de $19.100 desde un local de la empresa Western Union, ubicado en la ruta nacional 168. El mismo tuvo como destinataria una mujer que reside en la localidad de Luque, a pocos kilómetros de la ciudad de Asunción.

En tanto, Celer fue acusado como quien ayudó a la organización narco paraguaya a poder eludir controles policiales de los camiones que tenían destino la ciudad de Santa Fe. Es que el 20 de octubre del 2017, un mensaje de Celer advirtió a Pascuala sobre la existencia de una "orden federal" que tenía como fin interceptar un camión de patente del Paraguay y así registrar el conteiner.