viernes 22 de enero de 2021
Policiales | Anses | Rosario | Deuda

Condenan a la Anses a pagar una multa millonaria por no depositar una cuota alimentaria de dos niños

Un juez de Familia de Rosario condenó a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) a pagar 1.339.321,68 pesos en concepto de multa por no retener durante más de dos años la cuota alimentaria que le correspondía pagar a un hombre por sus dos hijos menores de edad.

Un mujer de 50 años oriunda de Arroyo Seco en situación de extrema vulnerabilidad social sufrió durante siete años en carne propia, por ella y sus hijos, los laberintos de la burocracia administrativa del Estado.

Pero a pesar de los sinsabores y el daño irreparable, hace pocos días le ganó un juicio a la Anses, condenado por no retener ni depositar la cuota alimentaria que debía pasarle su ex concubino a sus hijos, hoy adolescentes de 13 y 17 años.

Todo comenzó en 2013 cuando la damnificada inició el juicio de alimentos en el juzgado de Familia Nº 5 de Rosario contra quien había sido su pareja. Pasaron unos meses y en febrero de 2014 el juez fijó una cuota de 16.000 pesos (cifras actualizadas) para los dos niños.

De inmediato se intimó al hombre a cumplir. Pero jamás pagó a pesar de que también cobraba las asignaciones por hijo que otorga el Estado. Como prueba, la abogada Natalia Álvarez, en representación de la mujer, acompañó en el expediente todos los extractos de la cuenta en la cual debía depositarse el dinero y donde el saldo siempre fue negativo.

Una y otra vez la abogada se plantó ante el juzgado para advertir y documentar la flagrante vulneración de los derechos de los niños a contar con esa ayuda para su alimentación, salud, y educación. Como en muchos casos, la tramitación judicial fue extensa y agobiante.

Padres.jpg
Como en muchos casos, la tramitación judicial fue extensa y agobiante.

Como en muchos casos, la tramitación judicial fue extensa y agobiante.

En una de las tantas visitas a Tribunales la mamá confesó una situación desesperante. Narró que por falta de trabajo y dinero para cubrir las necesidades de los niños, uno de ellos un día se desmayó en horario escolar porque no se alimentaba adecuadamente.

La demandante siempre acompañó las constancias donde acreditó que no le habían depositado el dinero. Entonces el 18 de junio del año pasado su abogada pidió que se le apliquen sanciones económicas y multas al Anses por las reiteradas faltas en las que incurrió desde diciembre de 2018.

Es que el Tribunal de Familia ya había fijado el monto de la cuota a favor de los adolescentes, incluso trabó un embargo al hombre por 23.400 pesos surgidos de una indemnización que percibió luego de sufrir un accidente de tránsito.

Las notificaciones de las órdenes judiciales ingresaron una y otra vez al Anses, pero nunca se canalizaron. En octubre de 2018 otro oficio le ordenó retener la asignación por hijo que percibía el demandado. Tampoco se hizo efectiva. Y tampoco se redireccionó ese aporte social a la mamá, efectivamente a cargo de los niños.

Inoperantes

Las múltiples presentaciones ante los responsables del departamento jurídico de Anses jamás tuvieron respuesta. Es así que la mamá decidió hacer un nuevo reclamo por toda la deuda de cuota acumulada a julio de 2020. Se determinó que a sus hijos le correspondía percibir 335.275,56 pesos.

En junio de 2019 el juzgado intimó al Anses para que pague esa deuda en un plazo de cinco días. Como no lo hizo, a pedido de la abogada Alvarez el juez ordenó aplicarle la multa por cada día de incumplimiento (equivalente a una unidad jus).

La resolución fue notificada al Anses en septiembre de 2019. Parece increíble, pero tampoco cumplió, jamás se allanó a las órdenes judiciales.

Como agravante, la Defensora General que representó a los adolescentes dictaminó que el demandado debía ser incorporado al Registro de Deudores Alimentarios Morosos de Santa Fe. Es que a julio de 2020 la cuenta del Banco Municipal donde se debía acreditar el dinero para sus hijos registraba cero peso de saldo. Nada.

Leer más ► Otorgan un subsidio de 15.000 pesos a familiares de fallecidos por coronavirus

El juez de trámite, Ricardo Dutto, hizo un repaso del ineficiente rol del Anses, y finalmente decidió ponerle un corte a semejante arbitrariedad. Hace dos semanas dictó una sentencia que sienta un precedente, e incluso puede acarrear consecuencias graves sobre el desempeño de dos funcionarios de la delegación Rosario del Anses, ubicada en Sarmiento y Rioja.

Tras una serie de valoraciones sobre la importancia de la cuota alimentaria en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, y la grave vulneración de sus derechos, el juez condenó al Anses pagar una multa de 1.330.000 pesos por los reiterados y crónicos incumplimientos, además de actualizar la deuda y regularizar la retención de la ayuda.

“La cuota alimentaria no es un simple crédito comercial o civil, se trata de una acreencia de naturaleza asistencial, por lo tanto su postergación implica relegar necesidades básicas y elementales que diariamente requieren ser cubiertas, sobre todo cuanto se trata de niños”, expresó Dutto en su fallo.

En relación al rol del empleador, en este caso el Anses por el demandado es jubilado, explica que “es solidariamente responsable del pago de la deuda alimentaria. No cumplió la orden judicial de depositar la suma que debió descontar a su dependiente”.

El juez condenó al Anses pagar una multa de 1.330.000 pesos por los reiterados y crónicos incumplimientos, además de actualizar la deuda y regularizar la retención de la ayuda.

El magistrado dejó en claro que los niños perjudicados por el gravísimo error administrativo deben percibir la deuda a contar de diciembre de 2018 y hasta julio de 2020, sumados los alimentos y asignaciones familiares.

“Es evidente que los funcionarios responsables de la retención de la cuota no han cumplido con el mandato judicial, y en consecuencia perpetraron una grave violación a los Derechos Humanos consagrados por la Convención sobre los Derechos del Niño”, se explaya el funcionario en otro tramo de la sentencia.

“Estuvimos mucho tiempo insistiendo ante el juzgado, presentando múltiples escritos para que dicte una resolución ante esta situación irregular que afectaba directamente a los niños. El fallo es importante porque además incluye a los contadores del Anses y al padre en el registro de Deudores Alimentarios”, expresó Álvarez a Aire Digital, la abogada que asesoró a la madre.

“La cuota alimentaria no es un simple crédito comercial o civil, se trata de una acreencia de naturaleza asistencial, por lo tanto su postergación implica relegar necesidades básicas y elementales que diariamente requieren ser cubiertas, sobre todo cuanto se trata de niños”, expresó Dutto en su fallo. “La cuota alimentaria no es un simple crédito comercial o civil, se trata de una acreencia de naturaleza asistencial, por lo tanto su postergación implica relegar necesidades básicas y elementales que diariamente requieren ser cubiertas, sobre todo cuanto se trata de niños”, expresó Dutto en su fallo.

El juez resolvió que se pague los alimentos, lo que se efectiviza por embargo sobre la cuenta oficial del Banco de la Nación Argentina a nombre del Anses. Además, el organismo deberá hacer frente a la sanción conminatoria pecuniaria de 1.339.321,68, también por embargo a la cuenta bancaria, suma que luego deberá depositarse a favor de los niños en el Banco Municipal de Rosario.

Consecuencia penal

Dos contadores del Anses, Franco C. y Arndold W., responsables de la la Unidad de Atención Integral de la sede centro Rosario (el primero de hasta diciembre de 2019 y el segundo todavía en funciones) tampoco salieron indemnes del proceso.

El juez Dutto ofició a la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe para que se los inscriba en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos. Y lo más grave, notificó al Juzgado Federal para que los investiguen por la posible comisión de los delitos de desobediencia a una orden judicial e incumplimiento de los deberes de funcionario público.