menu
search
Policiales Cayastá | Cajero automático |

Cayastá: madre e hija condenadas por usar una tarjeta de débito ajena y extraer efectivo de un cajero automático

El acuerdo se concretó en tribunales y fue luego de una audiencia en donde ambas mujeres aceptaron su culpabilidad tras un juicio abreviado realizado ante el juez Jorge Patrizi. ¿Cómo hicieron para ingresar a la cuenta bancaria?

Una mujer y su hija, ambas oriundas de Cayastá, departamento Garay, aceptaron este lunes una condena de prisión condicional por haber extraído ilegítimamente dinero en efectivo de un cajero automático con una tarjeta de débito que era propiedad de otra persona. Se trata de Andrea T. (28) y Adriana T. (48), quienes por medio de un juicio abreviado asumieron su responsabilidad penal y pusieron fin a la causa en la que se encontraban imputadas.

La reciente medida judicial se dio en una audiencia que tuvo lugar en tribunales y fue encabezada por el juez penal Jorge Patrizi, el cual se homologó un acuerdo al que arribó la defensa de las acusadas, a cargo de la abogada del Servicio Público de la Defensa Penal, Mónica Echaniz, con la fiscal de la Unidad de Flagrancia, Rosana Peresín.

Tanto la madre como la hija aceptaron un año de condena como coautoras de “hurto simple” y “defraudación especial”, por lo que cumplirán la sentencia, una vez que salga la sentencia, fuera de la prisión. No obstante, deberán presentarse una vez por mes ante el Patronato de los Liberados, según determinó el acuerdo suscripto por las partes.

Cajero automatico_MG_4201_MTH_1200.jpg
La operación comercial se llevó unas horas después en la sucursal del Banco de Santa Fe.

La operación comercial se llevó unas horas después en la sucursal del Banco de Santa Fe.

La condena aceptada fue a base de un hecho policial ocurrido el 23 de julio del 2019 y que tuvo lugar en la comuna de Cayastá, a 80 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe. Aquel día, según estableció la investigación, las imputadas –cerca de las 9– sustrajeron de una carnicería de esa localidad, una bolsa con 6 mil pesos y una tarjeta de débito del Nuevo Banco de Santa Fe, con su correspondiente clave, la cual era propiedad de un hombre oriundo de la localidad costera.

Unas horas después, a las 17.36, Andrea T. (28) y Adriana T. fueron juntas hasta un cajero del banco Santa Fe del pueblo –calle Doctor Romano– y solicitaron un préstamo automático por $10.000 y luego realizaron tres extracciones más de efectivo: dos por la suma de $4.000 y una tercera por $900.

El dueño de la tarjeta denunció luego la situación ante la Policía, situación que derivó en la apertura de una causa judicial en la Fiscalía del Ministerio Público de la Acusación, la cual quedó a cargo de Peresín y que terminó con la madre e hija descubiertas luego de una investigación realizada.