jueves 2 de julio de 2020
Policiales | Aire de Santa Fe | asalto | detenido

Asalto a una rotisería terminó con un delincuente herido y una venganza contra el dueño del local

La violenta secuencia ocurrió en la noche del sábado y terminó con los hijos del propietario del local golpeados y encerrados en una habitación de una casa de barrio San Pantaleón.

Un asalto a una rotisería del barrio Barranquitas terminó el sábado por la noche con uno de los delincuentes herido tras tirotearse con un policía y con una violenta entradera en la casa del propietario del comercio cuyas víctimas fueron dos niños de 14 y 10 años.

La secuencia comenzó cerca de las 22, cuando dos delincuentes arribaron al local “Riquisimo” ubicado en Fray Cayetano Rodríguez al 3700. A mano armada le robaron a clientes y luego huyeron. Sin embargo, un agente policial, que se encontraba de civil, advirtió la situación y dio la voz de alto. Poco les importó a los ladrones ya que continuaron su escape.

La huida de uno de los delincuentes concluyó en la cortada Perú y su intersección con Juan Díaz de Solís tras ser impactado por dos balazos en las zonas del glúteo y también del muslo izquierdo. El mismo quedó inmovilizado y fue aprehendido por agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT) que le secuestraron de sus prendas un revolver color gris y un teléfono celular de las víctimas del robo a la rotisería.

Robo Rotisería 2.jpg
El dueño del local fue testigo y los allegados de los ladrones hicieron represalias contra su familia.

El dueño del local fue testigo y los allegados de los ladrones hicieron represalias contra su familia.

El ladrón fue trasladado al hospital José María Cullen donde fue asistido y quedó a disposición de la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, María Lucila Nuzzo, que dispuso que permanezca detenido. En tanto, el agente policial que disparó, fue identificado por la otra fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Ana Laura Gioria y luego quedó en libertad.

El calvario

La tensa situación no concluyó en barrio Barranquitas. Es que a raíz de que el ladrón terminó herido, vecinos y allegados del mismo creyeron que había muerto por lo que se dirigieron hasta la casa del dueño de la rotisería ubicada en barrio San Pantaleón.

Según pudo saber Aire Digital, a la vivienda habrían llegado un total de cinco personas que tras romper el portón de ingreso golpearon a los hijos del dueño de la casa y después los encerraron en una habitación. Seguidamente, se robaron un televisor y dinero en efectivo.

Leer másHomicidio: acribillaron a balazos a un joven en Villa Hipódromo

Los gritos de los niños los escuchó su tía, que reside al lado de la casa, y llamó a la Central del 911 para informar la situación. Inmediatamente llegó al lugar personal policial que encontró in fraganti a dos delincuentes: uno menor de edad y el otro mayor. En el caso de este último, también quedó a disposición de la fiscal Nuzzo que dispuso que permanezca en calidad de detenido para la formación de una causa.

En primera persona

El dueño de la rotisería habló este domingo a través del móvil de Aire de Santa Fe y contó sobre la “noche de terror” que le tocó vivir. “El policía estaba ahí y dio la voz de alto cuando se generó esa situación con esos clientes que le robaron. Se dio la persecución y terminó todo en una balacera en Barranquitas”, recordó el hombre que pidió que su identidad no sea develada por miedo a sufrir nuevas represalias.

“Cuando fui a declarar, alrededor de la 1, me llaman de mi casa porque los delincuentes me habían roto el portón e ingresaron a mi domicilio donde estaban mis hijos. Yo tengo una nena de 14 y otro de 10, al cual golpearon brutalmente mientras le preguntaban si era el hijo del dueño de la rotisería porque yo supuestamente había matado a alguien”, destacó el comerciante al móvil de Julian Brochero.

“Los encerraron en una pieza y empezaron a llevarse todas las cosas de valor", dijo el dueño de la casa.

“Los encerraron en una pieza y empezaron a llevarse todas las cosas de valor", dijo el dueño de la casa.

“Los encerraron en una pieza y empezaron a llevarse todas las cosas de valor. Se robaron televisores pero mi hermana, que vive al lado, escuchó y le dio aviso al 911 y la Policía llegó rapidísimo y recuperamos todo”, agregó.

El dueño de la rotisería remarcó además que “no tuvo nada que ver” con la balacera que terminó con el delincuente herido. “Solo fui un testigo”, dijo sobre el robo y pidió a la Justicia que la represalia que vivieron sus hijos “no quede impune”. “Fue como una película de terror”, sentenció.

Audio - El relato del dueño del local

Dejá tu comentario