domingo 23 de febrero de 2020
Ocio |

Yogurt Casero: una receta sencilla ideal para el verano

Uno de los lácteos infaltables para las comidas del día definitivamente es el yogurt, y hacerlo en casa es más simple de lo que uno se podría imaginar

El yogurt es un producto lácteo obtenido mediante la fermentación de la leche. Si bien se puede obtener a partir de cualquier tipo de leche, actualmente predomina la leche de vaca como materia prima.

Según los historiadores, el origen del yogurtse sitúa en Turquía pero también existen quienes lo ubican en la península balcánica, Bulgaria o Asia Central. Se dice que se descubrió casi por casualidad ya que los pueblos nómadas transportaban la leche fresca que obtenían de los animales en sacos generalmente de piel de cabra. De esta manera, el calor y el contacto de la leche con la piel de cabra propiciaba la multiplicación de las bacterias ácidas que fermentaban la leche, y así se generaba una especie de yogurt.

Beneficios del Yogurt.jpg

Ingredientes:

– 1 lt. de leche

-1 yogurt natural pequeño

Preparación:

Colocar la leche en una olla a fuego medio y revolver constantemente. De esta manera, esperar a que la temperatura de la leche suba a 80ºC, es decir un poco antes que hierva. En caso de no tener un termómetro para medir la temperatura, prestar atención hasta que se empiecen a formar pequeña burbuja y ni bien empiecen, sacar la olla del fuego.

Mezclar un cucharón de esta leche con el pote de yogurt natural y revolver bien hasta unir. Luego, llevar esta mezcla de yogurt y leche a la olla donde este el resto de la leche previamente calentada, y revolver.

Colocar toda la mezcla de leche y yogurt en un frasco grande, preferentemente que sea de un material que pierda poco el frío como vidrio o metal. Envolver el recipiente con una frazada o una toalla y colocar un repasador limpio en la parte de arriba. Es fundamental no tapar el frasco con tapa.

Dejar reposar el yogurt casero en un lugar cerrado como el horno apagado, microondas, caja, cualquier cosa. Una vez allí conservarlo entre seis y doce horas así (a las seis horas ya estará listo pero cuanto más tiempo se deja, mejor es su textura).