martes 23 de noviembre de 2021
Ocio bicarbonato de sodio |

Usos del bicarbonato para la salud de la piel

El bicarbonato de sodio es un ingrediente que puede servir para que la piel tenga un aspecto saludable y prevenir su envejecimiento.

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más útiles que puedes encontrar en el mercado. Este es beneficioso tanto para la salud como para el bienestar de nuestra piel. Y es que tiene propiedades muy positivas para mantener equilibrado nuestro pH. El bicarbonato también es utilizado como un medicamento, que puedes adquirir en cualquier farmacia o supermercado, y es que últimamente también se ha popularizado el consumo directo de este ácido debido sus múltiples beneficios. Entre otros muchos usos, el bicarbonato es perfecto para incorporar a nuestra rutina de piel diaria.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sin título.png
El bicarbonato de sodio es un ingrediente que puede servir para que la piel tenga un aspecto saludable y prevenir su envejecimiento.

El bicarbonato de sodio es un ingrediente que puede servir para que la piel tenga un aspecto saludable y prevenir su envejecimiento.

Eso sí, al ser un ácido debemos tener cuidado con no excedernos en su uso. Ya que este puede perjudicarnos más que ayudarnos a paliar ciertos tipos de afecciones. En este artículo, vamos a hablar de los beneficios del bicarbonato para mantener la salud de la piel de manera natural y sin aplicar ningún tipo de químico en nuestro rostro.

Usos del bicarbonato para la salud de la piel del rostro

Debido a su textura y a sus propiedades antioxidantes, el bicarbonato tiene una gran cantidad de usos que son perfectos para detener el envejecimiento celular cutáneo y para eliminar las toxinas y la suciedad.

Desodorante

Si en algún momento quieres utilizar un desodorante elaborado de forma casera y natural, lo puedes hacer mezclando un poco de bicarbonato con aceite de almendras. Esta combinación sirve como neutralizador de olores y te ayudará a sentirte limpio y durante más tiempo. Además, servirá como tratamiento para evitar el exceso de sudoración de tus axilas.

Sin título.png
Bicarbonato

Bicarbonato

Exfoliante

Por la textura del bicarbonato de sodio, es perfecto para eliminar las células muertas y limpiar la piel de forma saludable y a fondo. Para preparar la combinación, solo tienes que mezclar un poco de bicarbonato con agua, aguacate y yogur. Todo ello hará que puedas retirar eficazmente las toxinas de tu piel.

Blanqueador

El bicarbonato de sodio es perfecto para blanquear la zona de las rodillas, las axilas y los codos. Y es que tiene propiedades que hacen que la piel comience a aclararse de manera regular y sana. Solo tenes que mezclar el bicarbonato con un poco de agua, hasta formar una pasta que puedas aplicar en la piel y dejarla actuar durante algunos minutos.

Suavizar las manos

Si tienes tus manos continuamente en contacto con materiales o sustancias químicas que dañan tu piel, lo mejor es que te las laves durante algún tiempo con agua con bicarbonato. Además, lo puedes mezclar con miel para que potencie sus propiedades beneficiosas y aplícalas en tus manos de manera uniforme así como en las uñas.

Leer más► El bicarbonato de sodio podría ayudar a tratar la artritis

Sin título.png
Tiene propiedades muy positivas para mantener equilibrado nuestro pH.

Tiene propiedades muy positivas para mantener equilibrado nuestro pH.

Bicarbonato y limón, dos ingredientes que ayudan a cuidar el organismo

El bicarbonato y el limón son dos ingredientes que tienen una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo. Es por ello que al mezclarlos, vamos a tener una combinación ideal para cuidar nuestro organismo. Esta mezcla nos hace sentir bien, limpia el organismo, previene algunas enfermedades, reduce inflamaciones, elimina toxinas y nos ayuda a perder peso de manera saludable.

Además, según el portal mejorconsalud, el bicarbonato y el limón sirven como tratamiento curativo por ejemplo para curar los riñones. Tan solo tenemos que incorporar a nuestra rutina diaria un vaso de agua con bicarbonato todos los días. De esta manera, vamos a conseguir que nuestro riñones filtren mejor la sangre, ayudando a que la orina llegue a la vejiga con menos impurezas que puedan causarnos infecciones.