¿Te gustó The End of the Fucking World y The Good Place? esta serie es para vos

Imagina levantarte por la mañana y vivir el mismo día una y otra vez. Pueden cambiar algunas situaciones, algunos detalles, pero todo te lleva al mismo inicio, algo así como si tuvieras un deja vu eterno.


Si te digo que nunca lo vimos en pantalla grande o en televisión, es mentira. Solo por nombrar algunos ejemplos, este argumento nos recuerda a la película de Harold Ramis que protagonizó Bill Murray, El día de la Marmota, la reciente Feliz día de tu muerte, o incluso a Black Mirror, en el épico episodio «White Bear».

La nueva serie de Netflix, Russian Doll, va por este mismo lado, aunque lo hace de manera mucho más ingeniosa y efectiva.

Un poco de humor, algo de drama, algo de misterio, una combinación que, al principio, podrá parecer ambiciosa pero que sin dudas no tiene ningún desperdicio.

Como se acerca el fin de semana, qué mejor que pispear esta serie recién salidita del horno. Te contamos SIN ningún tipo de spoiler, de qué va Russian Doll y, de paso, te damos buenas razones para que te hagas una buena maratón.

Razón 1: la historia

Atrapada en mismo loop

Nadia Vulvokov acaba de cumplir 36 años. También acaba de separarse y su gato ha desaparecido. Su amiga Maxine le organiza una fiesta de cumpleaños en su apartamento de la ciudad de Nueva York. Un poco fastidiada por el ambiente y el ruido, Nadia parece no pasarla muy bien, hasta que de manera inesperada y, en circunstancias extrañas, encontrará la muerte.

Leer más►Pablo Echarri se suma al boicot contra Jorge Lanata por su miniserie sobre la corrupción K: “Me desuscribiría de Netflix”

Lo más increíble vendrá luego. Porque, al amanecer, volverá a aparecer en la misma fiesta sin ningún tipo de rasguño. Así una y otra vez, tratará de descubrir qué es lo sucede realmente en su vida y encontrar así las respuestas que expliquen por qué está atrapada en ese loop infinito.

Razón 2: la mujer como protagonista

Hora de romper con los estereotipos

Russian Doll rompe con cualquier tipo prejuicio y pone en primer plano a una mujer. Una mujer que no era arquetipo de lo «bien visto» hace unos años. Nadia es ingeniera en software, una profesión, por cierto, monopolizada por hombres. No le interesa formar una familia. Es independiente, espontánea y vive sola. Su historia no hace más que mostrarnos que cada vez más mujeres eligen este camino, sin importar, lo que pretextos arcaicos señalen.

Razón 3: las creadores

Mujeres, comediantes y escritoras

Natasha Lyonne, quien además es la protagonista, Amy Poehler y Lesley Headland son las creadores. Ambas vienen del ámbito de la comedia. Poehler y Lyonne como actrices y Hadland como directora y dramaturga. Un grupo de talentosas mujeres que demuestran su experiencia en el género. Ese conocimiento previo, quizás, es lo que hace de esta serie un producto interesante. Combina a la perfección una serie de gags humorísticos con una mirada profunda y emotiva de la vida como pocos realizadores hubieran podido.

Asimismo, este trío nos demuestra que las mujeres están más presentes que nunca como escritoras en el ambiente del cine y de la televisión. Sin dudas, Russian Doll llega en el indicado para triunfar.

Razón 4: si te gustó algo de esto…

The Good Place y The Fuck*** of the End of World

Dos exponentes de lo que es una comedia bien hecha. Cada una con sus diferencias, The good place, apuntando más a lo fantástico o a lo irrisorio, y The Fuck*** of the End of World, al humor negro y a la ironía, ambas lograron captar al público gracias a un guión bien desarrollado sobre la muerte.

Porque sí, hoy la muerte sigue siendo un tema tabú. Entonces, ¿cómo abordarla con respeto aunque tratando desmitificarla al mismo tiempo? Bueno, las dos series lo hacen posible y, aunque tomen con humor algunas circunstancias, la reflexión es un hecho.

¿Lo novedoso Russian Doll? Simple. Toma los mejores aspectos de ambas series y los reversiona. Lo cierto es que no podría haberlo hecho mejor. Es entretenida, atractiva, emotiva y, en algunos momentos, reflexiva.

Razón 5: el elenco

¿Qué decir de Natasha Lyonne? Ya la habíamos visto en Orange Is the New Black como Nicky Nichols y, si bien, nos había sorprendido con su actuación, el personaje que construye en Russian Doll es verdaderamente extraordinario.

Una interpretación que nos presenta a una persona escéptica y despreocupada, al principio, pero que con el correr de los episodios sufre una transformación poco esperada. El resto del elenco, con personajes histrionicos y locuaces, acompañan la intensidad del relato cómodamente.

Razón 6: duración

Ni más ni menos

¿Cuántas series hemos visto con infinidad de argumentos que giran en un sinsentido capítulo tras capítulo? Como sucede con la mayoría de las comedias, el promedio de los episodios de Russian Doll es de 25 minutos divididos en 8 partes.

Los suficientes para comprender la historia y convencernos con un final épico. No es chiste si te digo que puedes terminarla en apenas unas horitas. No puedes despegarte de la silla.

Leer más►¿Alguien usa tu cuenta de Netflix sin permiso? Así podés saberlo

Bueno, ya te dimos 6 buenas razones para te pongas a ver Russian Doll, hoy mismo. Pero si por algunas de esas cosas de la vida aún no te convencimos: ¡mira el trailer, amigo!

 

Fuente: www.vix.com

NOTICIAS DESTACADAS