menu
search
Ocio calor | Temperatura | verano

Hacele frente al calor: 2 trucos imperdibles que harán que tu ventilador tire aire frío

Para enfrentar las altísimas temperaturas de este verano, te dejamos dos ingeniosos métodos que convertirán tu ventilador en una fuente de aire frío, ofreciendo un alivio a estos días de calor.

El verano se presenta más desafiante que nunca, con temperaturas que escalan a nuevos máximos. Los ventiladores, presentes en muchos hogares, surgen como una solución accesible al calor ante la imposibilidad de optar por el aire acondicionado, ya sea por preferencias personales o por el elevado costo.

Sin embargo, estos dispositivos no pueden reducir la temperatura ambiente como lo hace un aire acondicionado. Por ello, te mostramos cómo maximizar su eficacia con trucos sencillos y accesibles.

LEER MÁS ► Chau mosquitos: las mejores plantas que sirven como repelente van a proteger tu casa este verano

El truco del hielo y sal para maximizar la frescura de tu ventilador

El método del hielo y la sal representa una de las soluciones más accesibles y fáciles de aplicar para transformar tu ventilador en una fuente de aire frío durante los picos de calor.

Este truco no requiere de inversiones adicionales ni de complicados artilugios; simplemente necesitas un recipiente metálico, hielo y sal gruesa, elementos básicos que probablemente ya dispongas en tu hogar.

El proceso es sencillo: combina en el recipiente el hielo con la sal gruesa y colócalo frente al ventilador, orientando el flujo de aire hacia el espacio que deseas enfriar. La reacción de la sal acelerando el derretimiento del hielo produce un enfriamiento del aire circundante.

A medida que el ventilador distribuye este aire más frío, notarás una mejora significativa en la temperatura de tu espacio, proporcionando un alivio considerable frente al intenso calor veraniego.

ola de calor golpe de calor prevención freepik _9x16.jpg
Ante las altas temperaturas, se recomienda incrementar la ingesta de líquidos y evitar la exposición solar en horarios de mayor radiación.

Ante las altas temperaturas, se recomienda incrementar la ingesta de líquidos y evitar la exposición solar en horarios de mayor radiación.

El truco de las botellas de gaseosa

Este ingenioso truco, popularizado en internet, te permite aprovechar el aire frío generado por tu ventilador con solo usar un par de botellas vacías de refresco o agua mineral y algo de hielo. No es necesario que sean botellas grandes; lo importante es su reutilización para enfriar el ambiente.

Para poner en práctica esta técnica y aumentar la sensación de frescor en los días calurosos, solo sigue estos pasos:

  • Utiliza un cúter o unas tijeras para cortar una abertura en la base de cada botella y perfora varios agujeros en la parte inferior para asegurar una buena ventilación.
  • Asegura las botellas en la parte trasera del ventilador, una a cada lado, utilizando cuerdas o alambres. La parte con los agujeros debe quedar hacia abajo, así como el pico de la botella.
  • A medida que el hielo se derrita dentro de las botellas, el aire que pasa a través se enfriará. Simplemente abre el tapón de la botella para dejar que el agua derretida se acumule en un recipiente colocado debajo.

Implementando este método, conseguirás un alivio refrescante que te ayudará a combatir el calor de manera efectiva y económica.

LEER MÁS ► Alimentación en verano: 8 alimentos para mantenerse hidratados

Recomendaciones ante el calor y las altas temperaturas

Frente a las altas temperaturas, es crucial adoptar medidas de cuidado personal y familiar. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aconseja incrementar la ingesta de líquidos, evitar la exposición solar en horarios de mayor radiación, y optar por comidas ligeras.

Es fundamental estar atentos a los síntomas de golpe de calor, especialmente en grupos vulnerables como niños, niñas y personas mayores, y buscar asistencia médica ante cualquier señal de alarma.

Estos trucos y recomendaciones no solo ofrecen soluciones prácticas para sobrellevar el calor, sino que también promueven un enfoque proactivo y consciente hacia el bienestar en el hogar, demostrando que con un poco de ingenio es posible encontrar alivio incluso en los días más calurosos.