jueves 27 de febrero de 2020
Ocio |

Cómo conseguir el hierro que necesitas con verduras y evitar la anemia

Alimentos ricos en hierro para prevenir la anemia ferropénica, uno de los déficits nutricionales más comunes hoy en día sobre todo en mujeres

La anemia ferropénica o déficit de hierro es una de las deficiencias nutricionales más comunes hoy en día. Si descuidamos el consumo de alimentos ricos en hierro y no ingerimos la cantidad que necesita nuestro cuerpo empezamos a sentirnos cansados y sin energía suficiente para llegar bien al final del día.

El hierro que llega a nuestro cuerpo a través de los alimentos puede ser de dos tipos, el de origen animal, ligado a proteínas que se conoce como hierro hemo y cuya tasa de absorción por parte de nuestro organismo puede llegar hasta el 35% y el hierro procedente de vegetales, conocido como hierro no hemo, cuya absorción es ligeramente inferior llegando como mucho al 10%, es por eso que los vegetarianos deben prestar especial atención a este nutriente.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL HIERRO Y LA ANEMIA

El metabolismo del hierro en el cuerpo es casi un circuito cerrado. El hierro absorbido pasa a formar parte de los hematíes, que tienen una vida media de unos 120 días y, cuando se destruyen, el hierro se libera y se vuelve a usar. Las necesidades de hierro dependen de las pérdidas naturales del mismo por el epitelio intestinal, la piel y las heces.

¿CÓMO PUEDO COMPENSAR LAS PÉRDIDAS DE HIERRO?

A estas pérdidas que todos tenemos, las mujeres en edad fértil tienen que añadir las que se producen durante la menstruación. Además, están las pérdidas por hemorragias internas (úlceras) o externas (accidentes). En previsión de situaciones especiales, el organismo almacena pequeñas cantidades de hierro, principalmente en el hígado, en forma de ferritina.

Para compensar las pérdidas o satisfacer las demandas, se libera hierro de las reservas almacenadas y se aumenta la absorción intestinal. Esto ocurre, por ejemplo, en el embarazo, la lactancia y el crecimiento. Si estos mecanismos de compensación son insuficientes, aparece la anemia.