viernes 28 de febrero de 2020
Ocio | Yoga |

Celebrar cada nuevo día saludando al sol

Si quieres enfrentar la jornada con entusiasmo, alegría y serenidad, prueba realizar esta secuencia de yoga cada mañana

La forma en la que empiezas el día puede determinar cómo será el resto de tu jornada. Crear una rutina matutina te ayudará a empezar el día en conexión contigo mismo para alcanzar tus objetivos y cumplir tus sueños. La práctica de yoga, por buscar la unión entre el cuerpo, la mente y el espíritu, es una gran aliada para comenzar tus días de forma positiva. El saludo al sol o surya namaskar en sánscrito, la lengua sagrada de la India, es un secuencia clave para el yoga y una excelente opción para empezar tus mañanas.

saludo al sol.jpg

Samashiti

De pie, con los pies juntos, reparte bien el peso entre ambos.

Junta las palmas en el centro del pecho y relaja los hombros.

Exhala profundamente.

Urdvha Hastasana

Inhala y levanta los brazos por encima de la cabeza.

Arquea la espalda ligeramente y mantén activas las piernas.

Lleva la mirada hacia arriba.

Uttasana

Al exhalar, inclínate hacia delante y abajo.

Acerca el tronco y la cabeza a las piernas y lleva las manos a los lados de los pies.

Ashwa Sanchalanasana

Inhala llevando la pierna derecha hacia atrás.

Apoya la rodilla en el suelo y mira adelante.

Kumbhakasana

Retén el aliento y lleva la pierna izquierda hacia atrás.

Alinea la espalda, de modo que de los hombros a los talones va una línea recta.

Mantén los brazos perpendiculares al suelo y mira hacia abajo.

Ashtanga Namaskra

Al exhalar, baja al suelo las rodillas, el pecho entre las manos y la barbilla.

Mantén las caderas un poco elevadas.

Urdhva Mukha Svanasana

Inspira y levanta el pecho hacia la postura de la cobra.

Mantén los hombros lejos de las orejas.

Lleva el pecho suavemente hacia delante.

Adho mukha svanasana

Exhala y levanta las caderas hasta formar con tu cuerpo una "V" invertida, lo que se conoce como postura del perro boca abajo.

Si puedes, mantén los talones en el suelo y mete la cabeza entre los hombros.

Ashwa Sanchalanasana

Mientras inspiras, da de nuevo un paso hacia delante con el pie derecho hasta colocarlo entre las dos manos.

Mira hacia delante.

Empuja las caderas hacia el suelo.

Uttasana

Espira y junta los pies delante.

Mantén las palmas en el suelo y acerca el pecho y la cabeza a las piernas.

Urdvha Hastasana

Inhala y lleva los brazos hacia delante, arriba y atrás.

Activa las piernas y abre el pecho.

Intenta llevar los brazos a los lados de las orejas.

Samashiti

Exhala llevando las manos al centro del pecho y vuelve a la postura de oración con la que iniciaste la secuencia.

Relájate y observa cómo han cambiado las sensaciones que te llegan del cuerpo.

Puedes repetir todo el saludo varias veces.

Temas