martes 11 de agosto de 2020
Ocio | Salud | Yoga |

8 formas naturales de reducir la presión arterial sin medicamentos

La tensión arterial es un problema muy común que puede causar enfermedades letales. Estas son algunas maneras de combatirla sin recurrir a medicamentos

La tensión o presión arterial alta se ha convertido en un problema a escala internacional. El número de casos sigue ascendiendo a nivel mundial, y si bien hay personas naturalmente predispuestas a sufrir esta condición, el estilo de vida también es un factor muy importante.

Uno de los grandes riesgos de la presión alta es que nos hacen más vulnerables a otras condiciones cardiovasculares, como infarto de miocardio o ictus cerebral.

Si eres hipertenso, lo mejor que puedes hacer es asistir a un médico especialista y seguir sus indicaciones al pie de la letra. Adicionalmente, hay algunas prácticas que puedes asumir en el día a día para complementar el tratamiento.

De igual forma, estas medidas actúan como métodos preventivos, y pueden reducir las probabilidades de que una persona sana sufra de hipertensión en el futuro, sin necesidad de tomar medicamentos.

  • Ejercicio físico regular

Siempre volvemos a esto, y con razón. El ejercicio físico es una excelente medicina para fortalecer el corazón y reducir la presión arterial. No requiere de demasiado tiempo: se estima que solo 150 minutos de ejercicio moderado a la semana son suficientes para fortalecer el corazón.

  • Consumir menos sodio

El consumo excesivo de sodio está científicamente relacionado con la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas. No está completamente claro el alcance de su influencia, pero los expertos como LaBioguía, aconsejan limitar su consumo.

  • Mantener un peso moderado

Esto está relacionado con el ejercicio. Los pacientes con sobrepeso y obesidad son más vulnerables a las enfermedades relacionadas con la tensión arterial, así como diabetes y enfermedades cardiovasculares en general. Mantenerse dentro del rango ideal de peso es lo más sano para el cuerpo.

  • Reducir el estrés

El estrés constante que no se maneja correctamente está directamente relacionado con el incremento de la presión arterial, y todos los trastornos que eso implica. Aprender a manejar el estrés es clave para una buena salud cardiovascular. Algunas prácticas útiles para reducirlo son el yoga, los masajes terapéuticos y los ejercicios de respiración.

  • Evitar el consumo de alcohol

El alcohol es un factor de riesgo directo en el 16% de los casos de presión arterial alta a nivel mundial. Por si fuera poco, reduce la eficacia de los medicamentos para la hipertensión. Lo ideal sería eliminar su consumo por completo, pero al menos debe reducirse su ingesta al mínimo posible.

  • No fumar

No solo es uno de los mayores factores de riesgo del cáncer de pulmón, sino que además deteriora la salud cardiovascular. Las toxinas del cigarrillo debilitan los vasos sanguíneos y afectan a la presión arterial. En general, evitar el cigarrillo es una de las mejores decisiones de salud que cualquier persona puede tomar.

  • Consumir potasio

El potasio elimina el exceso del sodio en el organismo y reduce la presión arterial. Algunos de los alimentos ricos en potasio son las verduras de hoja verde, los tomates, los melones, los plátanos, el aguacate, los frutos secos y las legumbres.

  • Limitar el consumo de cafeína

Algunas investigaciones indican que el consumo de cafeína tiene un efecto negativo a corto plazo para las personas con presión alta, por lo que se desaconseja su consumo en estos casos. Pero en personas sanas, no está claro su efecto y no hay datos suficientes para limitar o prohibir su consumo.

Temas