miércoles 25 de noviembre de 2020
Ocio | Plantas | Niños |

6 plantas tóxicas para los bebés y los niños que no hay que tener en casa

Hay algunas plantas tóxicas, que pueden causar serios problemas de salud, por lo que hay que evitarlas si hay niños en casa.

Tener un balcón lleno de plantas o alguna de interior para decorar el living, le da vida y color a nuestras viviendas. Pero hay algunas plantas tóxicas, que debemos evitar tener en casa, porque representan un verdadero peligro.

Si tenemos un bebé, chicos pequeños o hasta una mascota, tenemos que elegir las plantas con sumo cuidado, porque pueden llegar a ser perjudiciales para la salud. Además de que sean vistosas, y de valorar los requerimientos de luz y sol, debemos contemplar el nivel de toxicidad de algunas especies.

image.png

Leer más►"Desde el sofá" recomienda tres sagas imperdibles que no te podés perder

Éstas son las 6 plantas tóxicas que no hay que tener en casa cuando hay niños o mascotas:

Acebo: aunque es muy vistosa por sus bayas rojas, éstas son muy tóxicas, y sus hojas también. Si se ingieren, pueden causar náuseas, vómitos, somnolencia y convulsiones.

Azaleas: por muy hermosas que se vean sus flores, debemos evitarlas por las hojas, que son venenosas. Provocan estomatitis, vómitos, diarrea e incluso convulsiones y coma.

Ciclamen: Llamada violeta de los Alpes, es una de las plantas tóxicas más peligrosas. Su ingestión puede causar peligrosas provocar convulsiones.

Jazmín: aunque es una de las favoritas por sus aromáticas flores, hay que tener en cuenta que toda la planta es venenosa. Los síntomas que provoca van desde la falta de coordinación de movimientos, alteraciones visuales y sequedad de boca hasta la dificultad para tragar y respirar.

Lirio de los valles: aunque es utilizada en medicina, por su capacidad diurética y contra la insuficiencia cardíaca, es muy tóxica y provoca vómitos y diarrea.

Muérdago: aunque es muy decorativo y muy buscado en la época navideña, contiene una toxina llamada Foratoxina, que puede causar visión borrosa, náuseas, dolor abdominal, diarrea, cambios en la presión arterial, e incluso la muerte.

Es bueno recordar también que los fertilizantes, abrillantadores de hojas e insecticidas y plaguicidas son también muy peligrosos y su uso debe ser controlado por los adultos. No deben quedar a mano de los niños, y hay que mantenerlos alejados cuando se rocíen las plantas.

Las mascotas suelen lamer las hojas, y si contienen algún químico pueden intoxicarse fácilmente. En caso de ingestión accidental, se debe recurrir inmediatamente al centro toxicológico más cercano.

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano recomiendan cinco sagas imperdibles que no te podés perder

Embed

Temas