viernes 26 de noviembre de 2021
Ocio Yoga | Salud |

3 posturas de Yoga fáciles y que relajan

Te ayudará a 'desconectar' de los problemas del trabajo y te ayudará a trabajar la respiración, la concentración y atención plena para descansar tu mente.

Si te has planteado comenzar a practicar yoga, este es el mejor momento. Te ayudará a relajarte y, con el tiempo, a tomar mayor perspectiva y a ser más capaz de manejar tus emociones, algo necesario en situaciones como las que estamos viviendo en la actualidad. La pandemia ha hecho que problemas como la ansiedad, la depresión y estrésse disparen colocando la salud mental en el punto de mira. Según los datos de un estudio realizado por Urban Sports Club el pasado año, un 57% de los encuestados tuvo problemas de salud mental, de los cuales el 27% experimentó problemas relacionados con estrés y un 23% sufrió efectos negativos en su bienestar mental, como estados de ánimo depresivos o sentimientos de soledad o aislamiento. A pesar de ser datos muy negativos, desde Urban Sports Club afirman que esta situación “ha servido para colocar la salud mental al nivel de la física, algo que se debería haber hecho desde hace muchos años”. Hay casos graves que necesitan atención especializada. Sin embargo, si tu malestar es leve, puedes mejorar poniendo en práctica técnicas de relajación como el yoga.

image.png
Posturas de Yoga fáciles y que relajan

Posturas de Yoga fáciles y que relajan

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

¿Qué posturas podés practicar?

En cuanto a las posturas que podemos hacer si no tenemos una secuencia aprendida o práctica regular, se destaca el saludo al sol es un ejercicio dinámico (o vinyasa) de 12 posturas realizadas como un solo ejercicio continuo en el que se combina el movimiento con la respiración. Muy útil como ejercicio de cardio, sobre todo si efectúan varias repeticiones. Otras sanas que se recomiendan para fortalecer y trabajar el equilibrio o la flexibilidad son:

Postura del árbol (piernas y brazos):

Sin título.png
Postura del árbol

Postura del árbol

  • Enraízate al suelo: de pie, desde la postura de la montaña, enraízate al suelo con tus pies, toma consciencia del lugar en el que te encuentras y respira.
  • Deja que tu peso vaya a una pierna: poco a poco ve llevando todo tu peso al pie derechoy mantén presente, de nuevo, el enraizamiento del pie que permanece en el suelo.
  • Eleva el pie y colócalo sobre la ingle contraria: la pierna que está en el suelo se mantiene firme; poco a poco ve doblando tu rodilla izquierda y apoya el pie en la ingle contraria.

Parivrtta trikonasana' o triángulo extendido en torsión (piernas y brazos):

Sin título.png
Triángulo extendido en torsión

Triángulo extendido en torsión

  • Siéntate en la esterilla con las piernas separadas y las plantas de los pies en paralelo.
  • Coloca el pie del lado hacia el que vayas a hacer la postura (por ejemplo, derecho) mirando al frente, y el de detrás (izquierdo) no lo muevas.
  • Inhala, fija bien los pies en el suelo y, desde ahí, gira tu cadera hacia la pierna de delante (derecha).
  • Exhala y lleva tu tronco hacia delante, desde las caderas, situando tu brazo izquierdo justo al lado del tobillo derecho, mientras el brazo izquierdo apunta hacia el cielo. Si no llegas, puedes colocarte un bloque en suelo o flexionar la pierna de delante.
  • Una vez aquí, mantén la postura unas 5 respiraciones, aproximadamente.

Postura de la cobra (brazos, hombros y glúteos):

Sin título.png
Postura de la cobra

Postura de la cobra

Leer más► Practicar yoga es beneficioso para la salud de los mayores

  • Túmbate boca abajo con las piernas estiradas y los pies juntos, apoyando los empeines en la esterilla.
  • Coloca las manos a ambos lados del cuerpo, justo debajo de los hombros, con las palmas firmes en el suelo y los dedos apuntando hacia delante. La frente está apoyada en el suelo.
  • Al inhalar, levanta ligeramente la cabeza y el pecho; este está abierto y los brazos queden ligeramente flexionados.
  • Coloca los hombros lejos de las orejas y los codos pegados al cuerpo, nunca separados. Los empeines, los muslos y la pelvis se mantienen apoyados en el suelo y las piernas están firmes.
  • Mantén la posición durante varias respiraciones, inhala y exhala profundamente.

Temas