lunes 6 de julio de 2020
Noticias virales del mundo | Noticias virales del mundo | Estados Unidos |

Nena se cayó en la pileta y su mamá y el abuelo intentaron salvarla: se ahogaron los tres

El trágico suceso tuvo lugar en una vivienda de Nueva Jersey, Estados Unidos. Ninguna de las víctimas sabía nadar. La criatura de 8 años se había arrojado en la parte honda de la piscina.

La madre y el abuelo de una nena de ocho años murieron ahogados en una pileta al intentar rescatar a la pequeña, quien también falleció. Ninguno de los tres miembros de esta familia de Nueva Jersey, Estados Unidos, sabía nadar. El trágico hecho ocurrió el último lunes en la piscina, que estaba recientemente arreglada e instalada, ubicada sobre la superficie del patio trasero de la vivienda, en el municipio de East Brunswick. De acuerdo con los vecinos, la menor -identificada como Sacchi Patel- se tiró a la parte más honda, con 2.1 metros de profundidad.

Una tía de la menor, que también estaba en el lugar, observó que la pequeña pedía ayuda desde el agua. Como ella no sabía nadar, no pudo evitar la tragedia. El abuelo, de 62 años, y la madre de la menor, de 33, se tiraron rápidamente al agua para intentar salvarla. Pero lamentablemente quedaron sin vida en el intento.

Según se dio a conocer, la tía que presenció la terrible experiencia llegó a agarrar a la nena del agua. Sin embargo, no fue lo suficientemente pronto como para salvarle la vida.

Las tres víctimas fatales vivían en la casa de Clearview Road. La familia compró la vivienda allí en abril por unos 400 mil euros. Un vecino que había conversado con el abuelo antes del suceso contó que la familia había arreglado la pileta recientemente, y que ese lunes era probablemente la primera vez que la usaban.

Fueron los vecinos quienes alertaron a la Policía sobre la situación, porque escucharon gritos de auxilio. Por su parte, el teniente Fran Sutter lamentó que no pudieron hacer nada por estas tres personas cuando llegaron a la vivienda. Sacaron los cuerpos de la piscina y trataron de reanimarlos sin éxito.

FUENTE: Crónica