Paraguay y una cruzada contra la hipersexualización infantil

Un llamado a “evitar producir, reproducir y compartir desnudos o semidesnudos” de menores en redes sociales.


“Así me espera mi pequeña sexy novia”. Esta frase en su Instagram, acompañada con la foto de una bebé semidesnuda en una cama, hizo estallar la polémica en Paraguay.

El protagonista es el comunicador Carlos Ortellado, quien con el objetivo de promocionar una marca de colchones dejó en exposición en redes sociales a su pequeña hija de 10 meses, algo que rápidamente tuvo un sinfín de respuestas.

“Hermosa la foto pero muy feo el escrito… no es ella tu sexi novia… es tu pequeña bebé… una niña preciosa y en este mundo loco creo que debemos ser cuidadosos”, le respondieron, por ejemplo, en redes.

No es la primera vez que Ortellado es criticado por una foto en redes. Hace unos meses, también con el fin de promocionar una marca de colchones, subió una imagen  de su esposa –con la entrepierna tapada con un corazón-  durmiendo con sus hijos. Esto también generó repudio y fue interpretado por muchos como violación de la intimidad de su mujer.

“Evitemos la hipersexualizacion”

Pero fue tal el ruido que generó la publicación de Orellado sobre su pequeña hija que hasta el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (Minna) emitió un comunicado exhortando a la ciudadanía a “evitar producir, reproducir y compartir desnudos o semidesnudos” de menores a través de las redes sociales con el fin de cuidar la integridad de quienes quedan expuestos.

El caso llegó a manos del organismo estatal luego de haber sido reportado a través de una línea telefónica para alertar sobre este tipo de situaciones o casos de abuso sexual y “fue derivado a las instancias de investigación correspondientes, a fin de que se realicen las acciones pertinentes ante la publicación”.

“El MINNA recuerda que la responsabilidad de la exposición de los NNA (Por Niños, Niñas y Adolescentes) es exclusiva responsabilidad del adulto, que dependiendo de las características puede ser un hecho punible”, indica.

“La hipersexualización infantil; que define los estándares de belleza según el deseo sexual y la acentuación de rasgos sexuales,supone una imposición de una sexualidad adulta a las niñas, que no están en la etapa para este papel (…)”, concluye.

 

De esta manera, el caso vinculado a este mediático paraguayo se ha transformado en “sonido de alerta” ante una situación que genera sensibilidad y que tiene que ver con la manera en que los menores son expuestos a través de las redes sociales, algo que que invita a reflexionar sobre el tema.

Fuente: es.aleteia.org

NOTICIAS DESTACADAS