Cambio climático: el implacable aumento de la temperatura en Chile

Según la Dirección Meteorológica de Chile, el alza de la temperatura media en Santiago es de 0,14 °C por década. A nivel país, las máximas aumentaron 0,11 °C, mientras que las mínimas 0,10 °C.


En 2016, la temperatura media promedio del país fue de 14,1 °C, superior a los 13,5 °C registrados como promedio entre los años 1981 y 2010.
¿Causas? Aunque parte del alza se puede explicar por la variabilidad climática natural del país, los especialistas no dudan en responsabilizar a otro culpable: el cambio climático, temática que cobra relevancia en el marco de la celebración del Día de la Tierra, que se conmemora mañana.

Ricardo Vásquez, meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) señala que los llamados gases de efecto invernadero (GEI) se expanden en todo el globo por la circulación general de la atmósfera, se introducen en el océano y afectan a todo el mundo. “Estos gases modifican la temperatura, la acidez del océano, la cobertura de los glaciares y un sinfín de consecuencias climáticas”.

Claudia Villarroel, jefa de la Oficina de Cambio Climático de la Dirección Meteorológica de Chile, dice que el país ha experimentado un aumento continuo de la temperatura media por década. En los últimos diez años, el promedio ha sido de 16,2 °C en Santiago (15,4 °C en el historial general), casi 0,8 °C más que el promedio de referencia.

En regiones, la temperatura máxima promedio ha registrado un aumento de 0,11 °C por década y la mínima, de 0,10 °C por década.

En temperaturas máximas, entre las ciudades con mayores alzas destacan Arica, Curicó y Temuco, mientras que en la mínima, dentro de las alzas más representativas se encuentra Arica, Iquique y Calama.

Vásquez dice que el aumento se ve en todo el país, tanto en las temperaturas mínimas como máximas. “En el norte ha descendido durante el día, principalmente en la costa”.
Cristián Muñoz, fundador de Breves de Energía y académico de la U. Católica, indica que en Chile, por ejemplo, en 2017, la temperatura media era de 13,4 °C, es decir, 0,61 °C por sobre el promedio climatológico 1961-1990.

Juan Pablo Boisier, investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) de la U. de Chile, señala que el aumento se ve “sobre todo tierra adentro, en la depresión intermedia y en zonas cordilleranas”.

El pronóstico futuro no es bueno: Muñoz dice que se estima que el alza de temperatura en todo el territorio nacional fluctúe entre 0,5 °C para la zona sur y 1,5 °C para la zona norte grande y altiplánica hacia el año 2030. “En ese mismo periodo se proyectan disminuciones de precipitación entre 5% y 15% en la zona centro- sur”, manifiesta.

Dióxido tóxico

Uno de los mayores responsables del alza de temperatura es la concentración de CO2. Según datos del observatorio de Mauna Loa, la emisión de CO2 es un problema real y concreto. Es más, en los últimos cuatro años, el nivel que ha registrado establece los mayores índices desde que realizan mediciones en 1960.
El último informe entregado en la COP24 señalaba que las emisiones de CO2 aumentaron más de 2% en el último año.

“El cambio climático es una consecuencia del aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera, lo cual genera un aumento de temperaturas a nivel planetario; pero no solamente un ‘calentamiento global’, sino que incluye otras alteraciones, como el cambio en regímenes de precipitaciones, modificaciones en la circulación atmosférica, en las temperaturas y corrientes de los océanos, derretimiento de la criósfera (glaciares, polos), entre otros”, explica Sara Larraín, directora ejecutiva del Programa Chile Sustentable.
Boisier afirma que lo que ocurre en Chile, es similar a lo que sucede en gran parte del globo. “Coincide con los efectos que uno espera de gases invernaderos, y otras forzantes climáticas de origen antrópico (humano)”.

Muñoz señala que los modelos predicen que un aumento progresivo de la temperatura promedio del planeta traerá cambios importantes en el clima. “El aumento en la frecuencia y severidad de las olas de calor y frío en los últimos años coincide con el patrón que predicen los modelos”.
La jefa de la Oficina de Cambio Climático de la DMC establece que “los efectos en Chile son preocupantes. El aumento de olas de calor implica mayor posibilidad de incendios forestales, de incremento en el viento e incluso efectos en la salud humana”.

Fuente: La Tercera

NOTICIAS DESTACADAS