sábado 26 de septiembre de 2020
MUNDO | Facebook |

Una maestra hizo un experimento para demostrar el poder que tiene lavarse las manos y el resultado fue sorprendente

Una maestra de Idaho, decidió hacer para mostrar a sus alumnos la importancia de lavarse las manos adecuadamente

A veces un buen ejemplo es mejor que mil palabras, especialmente cuando se trata de explicar algo a los niños. Eso es exactamente lo que Jaralee Metcalf, una maestra de Idaho, decidió hacer para mostrar a sus alumnos la importancia de lavarse las manos adecuadamente. ¡Y ahora todo el mundo sigue su ejemplo!

Al comienzo del invierno, cuando acababa de comenzar la temporada de gripe, Jaralee Metcalf, una especialista en comportamiento de la Escuela Primaria de Idaho Falls, compartió que estaba cansada de estar siempre enferma. Aunque la propagación de bacterias era inevitable, ella quería mostrarles a los niños por qué necesitaban lavarse las manos para matar los gérmenes.

1. Después de limpiar la laptop

2. Fresco y sin tocar

3. Manos sucias

4. Jabón y agua

5. Con gel desinfectante

Para explicar cómo se propagan las bacterias y por qué es importante lavarse las manos bien y con frecuencia, a Jaralee se le ocurrió una simple actividad en el aula con sus alumnos: les pidió a varios niños con varios niveles de limpieza de manos que tocaran 5 piezas de pan blanco que fueron tomados del mismo empaque, al mismo tiempo. Luego, pusieron el pan en bolsas de plástico individuales para observar lo que sucedería en el transcurso de un mes.

Pasos del proyecto

panes.jpg

La primera pieza se frotó en todas las computadoras portátiles del aula. La segunda fue una pieza de control, no se tocó, se colocó inmediatamente en la bolsa de plástico y se etiquetó como “Fresco y sin tocar”. La tercera rebanada de pan fue tocada por toda la clase usando las manos sin lavar. Para la pieza número 4, la entera clase se lavó las manos con agua tibia y con jabón, después de lo cual tocaron la rebanada. Y para la rebanada de pan número 5, la clase se limpió las manos con gel desinfectante y tocó la pieza de pan.

Una cosa interesante es que la prueba número 5, “la cual fue tocada por las manos limpiadas con el gel desinfectante”, también resultó tener muchas bacterias. Así que este es un ejemplo claro de que el desinfectante de manos no puede reemplazar el lavado adecuado con agua y jabón. Jaralee compartió los resultados del proyecto en su página de Facebook para decirles a los padres que enseñen a sus hijos a lavarse bien las manos y este simple proyecto se extendió de inmediato a otras escuelas y familias.

Temas