miércoles 26 de febrero de 2020
MUNDO |

La conmovedora historia de Isabella, la bebé que pesaba 340 gramos al nacer y logró sobrevivir

La beba nació en junio del año pasado a los seis meses de gestación debido a que su mamá padecía preeclampsia

Isabella Evans nació en Gran Bretaña en la semana 24 de embarazo y tenía un 5% de posibilidades de sobrevivir. Al nacer, la bebé pesaba 340 gramos, menos que una lata de gaseosa, y tenía las manos más pequeñas que una moneda. Ahora, ella y sus padres, Kym Brown y Ryan Evans, pudieron volver a su casa.

La madre de la pequeña quedó embarazada en diciembre de 2018, y tenía fecha de parto para el 29 de septiembre. Sin embargo, tres meses antes descubrió que tenía preeclampsia, una afección que puede ser fatal tanto para la madre como para el bebé, cuando sus tobillos empezaron a hincharse.

El milagro de la bebé Isabella

Entonces decidió ir a su hospital local en Gloucester, donde le realizaron un escaneo a las 21 semanas que mostró que Isabella había dejado de crecer. El personal de médicos tenía la esperanza de que el embarazo pudiera continuar durante quince días más, por lo que trasladaron a Kym al Southmead Hospital en Bristol como precaución.

isabella-bebé.jpg

Cuando el ritmo cardíaco de la bebé comenzó a disminuir, los médicos realizaron una cesárea y finalmente nació el 14 de junio. Los médicos pusieron a la bebé dentro de un plástico de burbujas para mantenerla caliente, y en una incubadora para ayudarla a respirar. Su madre aseguró que muchas veces pudieron haberla perdido, “pero ella nunca dejó de pelear”.

Según Mitre, la pequeña logró salir adelante después de dos operaciones intestinales, y una cirugía láser en los ojos. Ahora pesa casi 6 kilos, el tamaño de un bebé sano. Su mamá añadió: “Está gateando y comenzando a ponerse de pie, y tiene un gran apetito. Su favorito es un sándwich de queso y palta. Ella es muy feliz y tiene una sonrisa para todos los que conoce. Es increíble lo lejos que ha llegado”.