viernes 20 de mayo de 2022
MUNDO | México | Puebla |

El escalofriante caso del cadáver de un bebé robado y arrojado en un basurero de una cárcel en México

La familia del niño denuncia que falleció en el hospital a los tres meses y después fue extraído de un cementerio de la capital para ingresar muerto en una prisión en Puebla. Las autoridades no han explicado todavía qué buscaban hacer con el cuerpo.

El cadáver de un bebé mexicano que apareció en una cárcel del estado de Puebla, en el centro del país, fue robado de un panteón de Ciudad de México, informó el fiscal general de Puebla, Gilberto Higuera Bernal. Tras el hallazgo del bebé de tres meses, el 10 de enero pasado, en la basura del Centro Penitenciario de Puebla, la Fiscalía General del Estado contactó a los padres que denunciaron la exhumación ilegal del cuerpo de su hijo en la capital mexicana.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

"El resultado obtenido de la prueba genética el día de hoy, es que existe correspondencia entre el cuerpo del menor hallado en el contenedor de basura del Centro Penitenciario de Puebla y el de las dos personas entrevistadas, es decir, los que se ostentaron como padre y madre", declaró en un vídeo el fiscal.

"Esto es, el menor inhumado y luego exhumado en la Ciudad de México es el mismo que fue encontrado en el Centro Penitenciario de Puebla", enfatizó.

El fiscal también avisó que "ya se ha identificado a la persona que depositó el cuerpo del menor en el contenedor de basura del Centro Penitenciario".

El caso ha sacudido a México desde la semana pasada, cuando la asociación civil Reinserta denunció el hallazgo del bebé en el penal.

Investigan accesos al penal de Puebla tras hallazgo del bebé muerto - En Punto

Según explicó la ONG, un interno que trabajaba en los contenedores de material de plástico reciclable, conocido como PET, encontró el cuerpo del bebé cubierto con cal y dentro de una bolsa.

El hecho también ha levantado polémica porque la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se negó a investigar el caso, mientras que el gobernador de Puebla, el oficialista Miguel Barbosa, advirtió a periodistas y activistas de que "tengan cuidado" al indagar la historia.

El fiscal de Puebla no aclaró aún cuáles fueron las motivaciones detrás del crimen aunque ahondó en que la autopsia arrojó que el bebé "conservaba todos sus órganos en su lugar y que presentaba una herida quirúrgica de 7 centímetros con sus puntos de sutura originales".

"Nuestra investigación se encuentra en la fase final, por lo que en breve determinaremos las responsabilidades que en materia penal puedan atribuirse a quienes transportaron el cuerpo del menor en territorio del estado de Puebla", prometió.

FUENTE: EFE

Temas