menu
search
Internacionales Ucrania |

El 30% de la infraestructura ucraniana ya fue destruido por tropas rusas, admite Kiev

Los ataques de Rusia representan una pérdida superior a los 100.000 millones de dólares para Ucrania en infraestructura, que tardará como mínimo dos años en recuperarse.

Al menos 30% de la infraestructura de Ucrania resultó dañada o destruida por los ataques de las tropas rusas, lo que representa una pérdida superior a los 100.000 millones de dólares que tardará como mínimo dos años en recuperarse, dijo el Gobierno ucraniano.

La estimación fue hecha por el ministro de Infraestructura, Oleksandr Kurbakov, de acuerdo con un reporte de la agencia de noticias ucraniana Ukrinform. "Casi todos los componentes de nuestra infraestructura de transporte se han visto afectados de una forma u otra", admitió el funcionario.

zelenski 46546
El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la ciudad de Járkov.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la ciudad de Járkov.

Kurbakov señaló también que "más de 300 puentes en rutas nacionales fueron destruidos o dañados, más de 8.000 kilómetros de rutas necesitan reparación y decenas de puentes ferroviarios fueron volados".

Además, en una entrevista con el diario francés Le Monde reproducida parcialmente por la agencia de noticias rusa Sputnik, Kurbakov dijo que, para exportar granos, Ucrania intenta aumentar sus capacidades materiales y técnicas a través de la comunicación ferroviaria con Polonia y Moldavia y el puerto de Izmail en el Danubio.

Ucrania denunció una "destrucción catastrófica" en una zona de Lugansk

El ejército ruso está provocando una "destrucción catastrófica" en Lisichansk, la localidad vecina de Severodonetsk, en el este de Ucrania, afirmó este martes el gobernador de la región de Lugansk, Serguei Gaidai.

Hay "combates en la zona industrial de Severodonetsk y una destrucción catastrófica en Lisichansk", informó Gaidai en un mensaje en la red social Telegram, en el que afirmó que "las últimas 24 horas fueron difíciles" para las fuerzas ucranianas.

El funcionario informó que siguen los ataques contra los tres puentes que unen las dos localidades, separadas por el río Donetsk, pese a que ya están destruidos, lo que ha dejado aislada a Severodonetsk del resto de los territorios controlados por Ucrania.

Severodonetsk 2 ucrania.jpg
Imágenes desde el espacio de la devastación en Severodonetsk tras los ataques de las tropas rusas.

Imágenes desde el espacio de la devastación en Severodonetsk tras los ataques de las tropas rusas.

"Los rusos quieren conquistar totalmente la región de Lugansk" para el 26 de junio, dijo el gobernador, que aseguró que no lo lograrán, recogió la agencia de noticias AFP.

Mientras tanto, las autoridades prorrusas de la autoproclamada República de Lugansk aseguraron anoche que unos 20 civiles salieron de la planta química de Azot, en Severodonetsk.

El representante de Lugansk en Moscú, Rodion Miroshnik, explicó que las personas evacuadas fueron puestas a salvo, mientras que la salida del resto de los civiles y la deposición de las armas por parte de los militares ucranianos se complica por el constante bombardeo de la ciudad, informó la agencia de noticias TASS.

"Los rusos quieren conquistar totalmente la región de Lugansk" para el 26 de junio, dijo el gobernador, que aseguró que no lo lograrán.

"A medida que las fuerzas aliadas se mueven por el territorio de Azot, los civiles, que han permanecido en los refugios de la planta durante las últimas semanas, comienzan a abandonar los refugios", agregó Miroshnik en Telegram.

Las autoridades prorrusas acusan a los "mercenarios extranjeros" de estar bloqueando el proceso de negociación y la rendición de los militares ucranianos atrincherados en la planta química de Azot, en la ciudad de Severodonetsk, reportó Europa Press.

Severodonetsk, último bastión de Ucrania en Lugansk, se ha tornado como el escenario más activo de las hostilidades en las últimas semanas.

Las fuerzas de Kiev se han recluido en la planta de Azot, una maniobra que recuerda a la que llevó a cabo finalmente sin éxito en la sureña Mariúpol, donde se parapetaron en las instalaciones de la fábrica siderúrgica de Azovstal.

FUENTE: TELAM

Temas