menu
search
Internacionales Brasil | Jair Bolsonaro | inflación

Cómo hizo Brasil para domar la inflación y bajar los impuestos

Desde San Pablo, el consultor Gustavo Segré destacó que en julio la economía brasileña tuvo deflación y una fuerte reducción en el precio de los combustibles. El plan del presidente Jair Bolsonaro y el ministro Paulo Guedes.

La economía brasileña también sufre las secuelas de la pandemia y las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania, que aceleró la inflación global, pero a pesar de este escenario logró bajar los precios durante julio con una deflación del 0,68%. La proyección de la inflación para todo el 2022 es del 7,11%, una cifra que es inferior al índice argentino de un solo mes (7,4% en julio).

En una entrevista con AIRE, el consultor económico Gustavo Segré explicó las medidas que tomó Brasil para contener los precios. “Hay una fuerte reducción del gasto público. El comienzo de la gestión de Bolsonaro se cortó la pauta publicitaria y se anularon 40.000 contratos de personas que trabajaban en la administración pública. Los que se jubilan, además, no son reemplazados”, contó el analista en una entrevista con Facundo González y Andrés Yossen en el programa CREO.

Gustavo-Segre-AIRE.jpeg
El consultor económico Gustavo Segré habló con AIRE desde San Pablo.

El consultor económico Gustavo Segré habló con AIRE desde San Pablo.

El objetivo del gobierno brasileño -insistió Segré- fue apuntar al superávit fiscal y como ahora es más lo que se recauda que lo que se gasta en el sector público pudieron bajar los impuestos al sector industrial, los aranceles y un 15% la carga tributaria en los combustibles.

“Esta última medida es muy importante porque la caída del precio de la nafta y el gasoil reduce el costo logístico y el precio de venta de los productos. Al incrementarse el consumo, los locales contratan más empleados y también crece la recaudación, lo que permite bajar los impuestos en un círculo virtuoso que gestiona alguien que sabe de economía, como el ministro Paulo Guedes”, destacó Segré.

- ¿En la Argentina hay posibilidades de bajar la inflación?, preguntó Yossen.

- En este contexto, imposible. A la economía de un país yo la equiparo con un auto de rally: tenés un navegador y un piloto. En Brasil, el navegador es Bolsonaro y el piloto Paulo Guedes. En la Argentina, el navegador debería ser Alberto Fernández, pero es Cristina y al piloto lo cambiaron tres veces. Guzmán se bajó porque veía que tenía delante un paredón en la ruta y él que ahora se subió no tiene carnet de piloto, no sabe de economía.

La entrevista completa con Gustavo Segré en AIRE.