lunes 28 de septiembre de 2020
Gritos de la Tierra | Turismo | Naturaleza | pandemia

Jaaukanigás, una maravilla natural del norte de Santa Fe que busca una oportunidad en el "nuevo turismo" post pandemia

Presentaron estrategias que apuntan a consolidar el noreste de la provincia como un destino interno que potencia el contacto con la naturaleza. Se espera un proceso de "desglobalización" del turismo en los próximos años.

Repensar el vínculo humano con la naturaleza es uno de los imperativos que deja la pandemia de coronavirus, originada por un encuentro entre especies que nunca debiera haber ocurrido de no haber sido por plagas humanas como la deforestación, el tráfico ilegal de fauna y la destrucción de la biodiversidad. Con esa oportunidad sobre la mesa, el turismo sustentable en estrecha conexión con el ambiente aparece como una ventana única para acercarnos a lo que la Tierra ofrece.

Santa Fe tiene un paisaje único para ofrecer: el Jaaukanigás, un Humedal de rango internacional que alberga una cantidad enorme de especies de fauna y flora nativa ubicado en el extremo noreste de la provincia, y cuyo ingreso principal es a través de la localidad de Villa Ocampo.

Humedales Jaaukanigas.jpg
Los humedales del norte de Santa Fe representan un ecosistema a explorar.

Los humedales del norte de Santa Fe representan un ecosistema a explorar.

En este escenario, el área de Turismo del gobierno santafesino junto a referentes de la región Jaaukanigás presentaron el documento “Una mirada sobre el nuevo turismo: estrategias para su desarrollo sostenible y permanente en la región Jaaukanigás”.

“Como región turística del Sitio Ramsar Jaaukanigás planteamos desde un inicio un modelo de desarrollo sustentable donde los objetivos económicos sean coherentes con los sociales y medioambientales contribuyendo al logro de una mejor calidad de vida de sus habitantes”, señala el trabajo.

Un nuevo enfoque turístico

Como muchas otras actividades económicas y productivas, el turismo ha sufrido también una parálisis total. Este escenario, impensado hasta hace pocos meses, obligó a autoridades y representantes del sector a “revalorizar los objetivos y las estrategias a implementar para seguir posicionando al Humedal y a toda la región como un destino turístico permanente, sustentable” que pueda constituirse en uno de los pilares del sistema productivo del noreste provincial.

Esta tendencia a “desglobalizar” los viajes permitirá un mayor desarrollo del turismo interno donde habrá que tener en cuenta dos factores centrales: el tiempo libre y la capacidad económica del turista.

“El nuevo escenario pos-pandemia tendrá variaciones importantes considerando el comportamiento del turista que, seguramente, elegirá como destinos a lugares más cercanos geográficamente y, preferentemente, dentro de su propio territorio” explica el trabajo, que puntualiza que el gasto turístico argentino se realiza en un 80% dentro del país a través de viajes de cercanía de pocos días.

Editada - humedal 1.jpg
Jaaukanigás es un humedal que ocupa un área de más de 420.000 hectáreas. Es el hogar de una rica biodiversidad y tiene un enorme potencial para el turismo sustentable.

Jaaukanigás es un humedal que ocupa un área de más de 420.000 hectáreas. Es el hogar de una rica biodiversidad y tiene un enorme potencial para el turismo sustentable.

Esta tendencia a “desglobalizar” los viajes permitirá un mayor desarrollo del turismo interno donde habrá que tener en cuenta dos factores centrales: el tiempo libre y la capacidad económica del turista, hoy en crisis “como consecuencia del confinamiento y las medidas restrictivas y preventivas y por la fuerte caída en el nivel de ingresos y la consecuente capacidad de ahorro de la gran mayoría de los potenciales turistas”.

Encuentro con la naturaleza

Además de los factores económicos y restrictivos que limitarán los viajes al exterior y como resultado de algunas de las enseñanzas sobre el origen de la pandemia, el turismo en contacto cercano con la naturaleza tiene la chance de instalarse en las preferencias de los viajeros.

“Habrá una revalorización y un mayor respeto de la naturaleza potenciando el concepto de ecoturismo con bases éticas relacionadas con la protección, la conservación y el cuidado del medio ambiente considerado como un patrimonio natural y cultural”, señalaron las autoridades y los referentes del sector.

El turismo en contacto cercano con la naturaleza tiene la chance de instalarse en las preferencias de los viajeros.

En este contexto, el sitio Ramsar Jaaukanigás aparece como un destino privilegiado para quienes busquen “un contacto amigable con la naturaleza, que redefina el valor de la vida humana en relación con el cuidado del medio ambiente y el desarrollo de una conducta responsable que posibilite una convivencia armónica entre el hombre y su hábitat que prevenga nuevas formas de amenazas a la salud humana y fenómenos que dañan o perturban a la naturaleza y a sus leyes”.

Una reactivación con sello verde

La idea central del plan estratégico es darle una impronta sustentable a la región, identificándola más que nunca con paisajes naturales vírgenes que ofrecen experiencias muy diferentes a las del tradicional turismo de masas.

“Debemos visibilizar más que nunca las potencialidades de nuestro sitio Ramsar y acentuar la presencia y difusión que ha tenido a nivel regional, provincial y nacional con la realización de foros y eventos, planificando y desarrollando acciones con todos los integrantes de la cadena de valor del turismo, entendido como una actividad que puede generar, de manera inmediata y efectiva, recursos para la recuperación de un importante sector de la actividad productiva local y regional”, explicaron.

La idea central del plan estratégico es darle una impronta sustentable a la región, identificándola más que nunca con paisajes naturales vírgenes.

Para eso, la propuesta incluye rediseñar un plan ecoturístico que promueva las redes colaborativas con distintos actores de la sociedad y facilite el acceso a líneas de financiamiento a pymes y emprendedores; el establecimiento de precios de referencia para mayor control y equidad para evitar abusos que afecten al turista y el desarrollo de políticas tributarias comunales, municipales y provinciales diferenciadas.

Para eso es clave impulsar la creación de empleos verdes y poder certificar a empresas y emprendedores. Finalmente, se destaca la importancia de elaborar un protocolo turístico para la región Jaaukanigás acorde con los lineamientos establecidos en el marco de la pandemia “que permitirán acentuar los principios éticos de cuidado de la vida humana, la preservación y conservación del medio ambiente y una convivencia amigable del hombre con su entorno”.

Dejá tu comentario